31 de agosto de 2009

¿Qué sabes tú?


¿Qué sabes tú de lo que fue mi vida?

Ahora sólo ves estos últimos años
que son como la empuñadura de un cuchillo
clavados hasta el final en mi costado.

Arráncalo de golpe y un borbotón de sueños
salpicará tu rostro.

Podría dejarte ciega. Ten cuidado.

ÁNGEL GONZÁLEZ


29 de agosto de 2009

Vacaciones

Este año buscaba para nuestras vacaciones un lugar tranquilo donde encontrar descanso para cuerpo y mente. Hubo suerte. Gracias a un folleto de propaganda que me llegó por correo, conocí el lugar del que paso a hablaros. Se trata de una ciudad residencial en la que, principalmente, se oferta una forma muy concreta de vida para personas mayores de 55 años que deseen llevar una existencia activa e independiente. Dicho complejo se encuentra en plena promoción, gracias a lo cual, el precio de una semana de estancia en sus instalaciones era bastante asequible. Me costó lo mío convencer a mi esposo que debía vacar aunque sólo fuera una semana y la intervención de mi hijo hizo el resto.

Este pequeño paraíso tiene 6.500 metros cuadrados dedicados al bienestar, al ocio y a la diversión, en un entorno tranquilo y seguro.

Hay una zona común con los siguientes servicios: Centro Médico, Restaurantes, Supermercado, Quiosco, Sala de Exposiciones, Peluquería, Salón de actos -con una inmensa pantalla para disfrutar del mejor cine-, Spa & Fitnnes, un amplísimo Club Social con un mobiliario cómodo para ocupar el tiempo libre en juegos de mesa, Internet, o simplemente leyendo los libros que una sugerente Biblioteca dispone en tres idiomas, francés, inglés y español.

La zona de las viviendas se encuentra en un recinto cerrado, con entrada exclusiva para los residentes. Los controles de acceso funcionan mediante sistemas domóticos. Es una demarcación vigilada y controlada las 24 horas del día por medio de un circuito cerrado de televisión, con sistemas de alarmas de emergencia en las zonas comunes, por ejemplo, la espléndida piscina.

Hay un total de 397 apartamentos y bungalows con distintas modalidades: alquiler, compra o alquiler con opción a compra. Todos ellos son de estilo mediterráneo, de fácil acceso, y equipados de las más modernas instalaciones que imaginarse pueda. Centrándome en el que nosotros alquilamos os diré que tenía pulsadores de emergencia en el cuarto de baño, salón-estar y en la cabecera de la cama. Además de, Teléfono, Wifi, Aire acondicionado y detector de humos... El mobiliario es moderno y confortable.

Las viviendas son totalmente independientes y tienen una zona ajardinada propia. Concretamente la que nos asignaron a nosotros estaba rodeada de una presumida y olorosa Lavanda, acompañada de Romero, Ajedrea, Hiedra, Hibiscus, Latanas de varios colores (nuestra clásica "banderita española") y, un sin fin de las que no me dio tiempo a aprenderme sus nombres. Y eso que le puse interés pues, alguna mañana, coincidía con el jardinero mientras me paseaba por el recinto con mi cámara de fotos, intentando llevarme recuerdo de casi todo y, amablemente contestaba a mis preguntas. Según me dijo, un total de 10.000 plantas conviven a lo largo y ancho de toda la zona. Espectacular.

Al estar prohibida la circulación de coches por la zona, las calles posibilitan largos y sosegados paseos, a la vez que se goza de la vista de los coquetos detalles y cuidados rincones que abundan en el paisaje. Las noches tranquilas y, la contemplación del cielo estrellado y parpadeante, ha sido una de las circunstancias vivídas que con mayor satisfacción recuerdo.

Otra de las particularidades del lugar con la que me he divertido bastante, ha sido la presencia de un gran número de mariposas y libélulas que, con las primeras luces del sol volvían a revolotear en torno a las complacientes flores que las acogían generosamente. Es una lástima que la contaminación ambiental y el destrozo de su habitat, haga tan dificil su presencia en los jardines de nuestras ciudades. Un buen número de horas hemos dedicado a persegurilas para captar sus mejores imágenes. Las fotos más preciosas-lo reconozco- las ha conseguido mi esposo...

Realmente han sido unas buenas mini-vacaciones. Días que hemos dedicado a descansar, leer, pasear, nadar, conversar, ver pasar las nubes, escuchar el silencio, aguardar los primeros rayos del sol, despedir sus últimos destellos y, a disfrutar al máximo de una parte de la naturaleza que, por suerte, hemos tenido al alcance de nuestros sentidos. Espero que hayamos recargado "pilas" para una buena temporada....

Os dejo un video que he preparado con algunas de nuestras fotos del lugar. Deseo que os agrade...


video


Maat

25 de agosto de 2009

Dime

Dime por favor donde no estás
en qué lugar puedo no ser tu ausencia
dónde puedo vivir sin recordarte,

y dónde recordar, sin que me duela.


Dime por favor en que vacío,
no está tu sombra llenando los centros;
dónde mi soledad es ella misma,

y no el sentir que tú te encuentras lejos.

Dime por favor por qué camino,
podré yo caminar, sin ser tu huella;
dónde podré correr por no buscarte,
y dónde descansar de mi tristeza.

Dime por favor cuál es la noche,
que no tiene el color de tu mirada;
cuál es el sol, que tiene luz tan solo,
y no la sensación de que me llamas.

Dime por favor donde hay un mar,
que no susurre a mis oídos tus palabras.

Dime por favor en qué rincón,
nadie podrá ver mi tristeza;
dime cuál es el hueco de mi almohada,
que no tiene apoyada tu cabeza.

Dime por favor cuál es la noche,
en que vendrás, para velar tu sueño;
que no puedo vivir, porque te extraño;
y que no puedo morir, porque te quiero.

JORGE LUIS BORGES







23 de agosto de 2009

Bahara

Se llama Bahara, tiene poco más de un año de ¿vida? y se encuentra ingresada en la Unidad de Desnutrición del Hospital Indira Gandhi de Kabul. Ha tenido la desgracia de venir al mundo en Afganistán. En pleno siglo XXI, algunos de los niños que allí nacen no lo hacen para la vida. Su destino es la muerte.

Os dejo el enlace de la noticia. Es tarde y me voy a la cama. Aunque me temo que hoy, me va a costar conciliar el sueño...


http://www.lasprovincias.es/valencia/20090823/internacional/malnutricion-sobrecoge-afganistan-20090823.html


Maat

20 de agosto de 2009

Mariposa de la sierra


¿No eres tú, mariposa
el alma de estas tierras solitarias,
de sus barrancos hondos,
y de sus cumbres agrias?
Para que tú nacieras,
con su varita mágica
a las tormentas de la piedra, un día,
mandó callar un hada,
y encadenó los montes,
para que tú volaras.
Anaranjada y negra,
morenita y dorada,
mariposa montés, sobre el romero
plegadas las alillas, o, voltarias,
jugando con el sol, o sobre un rayo
de sol crucificadas.
¡Mariposa montés y campesina,
mariposa serrana,
nadie ha pintado tu color; tú vives
tu color y tus alas
en el aire, en el sol, sobre el romero,
tan libre, tan salada...!

ANTONIO MACHADO


(P.D. La imagen que acompaña este poema, es mi preferida de entre las casi 200 fotos que hemos tomado durante nuestras vacaciones. Me ha apetecido compartirla con vosotros.)

18 de agosto de 2009

Hogar, dulce hogar

Pues bien, como escribió Don Antonio Machado: Todo pasa y todo llega, pero lo nuestro es pasar...



Ya pasaron las mini-vacaciones que este año he tenido la suerte de poder disfrutar y ya arrastro dos días intentando poner un poco de orden en mi hogar.


No hace falta que os explique lo que supone una vuelta a casa después de unos días de ausencia. Las primeras que se han alegrado al verme han sido mis plantas. Alguna de ellas incluso aplaudió cuando sus pistilos observaron mi presencia. A pesar de quedarse sumergidas en cacharros con agua, las ha habido que ya daban muestras de deshidratación y esta ha sido mi labor prioritaria, recuperarlas. Una buena ducha, un cambio de impresiones y...al balcón de nuevo.


El paso siguiente ha sido deshacer maletas y poner lavadoras. Entre programa y programa me he dedicado a dar una batida general contra el polvo que ha osado invadir la casa durante mi partida. ¿Cómo es posible que entre tanto, estando todo cerrado? Pues entra. ¡Menos mal que pasar el mocho es una de mis aficiones caseras favoritas!; aunque ya he perdido la cuenta de los metros post-vacacionales que llevo recorridos con él... Pero lo peor de todo es desterrar esa capa de partículas que reposa descaradamente sobre los muebles. Eso si que me fastidia hacerlo (por decirlo de una forma más elegante). Pero lo hago. Para tan achuchada tarea, me suelo acompañar de la música de Maná -mi quitapenas particular- y así se me hace más llevadera y, de paso, oigo un poco en segundo plano los comentarios jocosos que me dirige mi esposo sobre los andacapadres llevados de vacaciones mientras "me ayuda" a deshacer el equipaje:


-En esta maleta hay ropa que ni te he visto puesta.


-¿Ves cómo podías haberte ahorrado el cargar con tanto trasto?


-Pero... ¿esto también vas a lavarlo? Si no has llegado a sacarlo de la maleta...


-¿Necesitabas todos los pares de zapatos que hay en esta bolsa?


Y...¿sabéis? Tiene toda la razón. Para nuestras pequeñas escapadas podían ser más ligeros nuestros bártulos. Mejor dicho, los míos. ¡A ver si para la próxima lo tengo en cuenta...!



Cuando me dispongo a ver lo que habita por el interior de mi nevera oigo las primeras notas de una de mis canciones favoritas de Maná. Siento la necesidad de olvidarme de todo y dedicarme únicamente a escuchar la voz de Fher...

Os invito a seguirme. Poneos cómodos. Yo ya lo estoy.





Maat


P.D. Se me olvidaba deciros que, me alegro mucho de encontraros de nuevo por aquí.



6 de agosto de 2009

Ojos de puente los míos



Ojos de puente los míos
por donde pasan las aguas
que van a dar al olvido.

Sobre mi frente de acero
mirando por las barandas
caminan mis pensmientos.

Mi nuca negra es el mar
donde se pierden los ríos
y mis sueños son las nubes
por y para las que vivo.

Ojos de puente los míos
por donde pasan las aguas
que van a dar al olvido.

MANUEL ALTOLAGUIRRE

4 de agosto de 2009

Los dos conejos


No debemos detenernos en cuestiones frívolas, olvidando el asunto principal.

Por entre unas matas,
seguido de perros
(no diré corría),
volaba un conejo.
De su madriguera
salió un compañero,
y le dijo: "Tente,
amigo, ¿qué es esto?"
"¿Qué ha de ser?-responde:
-sin aliento llego...
Dos pícaros galgos
me vienen siguiendo."
"Sí-replica el otro,
-por allí los veo...
pero no son galgos."
"Pues qué son?" "Podencos."
"¿Qué? ¿Podencos dices?"
"Sí, como mi abuelo."
"Galgos y muy galgos,
bien vistos los tengo."
"Son podencos: vaya,
que no entiendes de eso."
"Son galgos te digo."
"Digo que podencos."
En esta disputa,
llegando los perros,
pillan descuidados
a mis dos conejos.
Los que por cuestiones
de poco momento
dejan lo que importa
llévense este ejemplo.

TOMÁS DE IRIARTE

2 de agosto de 2009

Viejos libros convertidos en pequeñas obras de arte

Su Blackwell es una mujer británica de 33 años que, a partir de libros viejos, crea originales esculturas de papel. El material que emplea lo encuentra en librerías de segunda mano que lleva a su estudio y, al que dedica meses de un trabajo ingenioso y pulcro dando origen a estas asombrosas figuras con las que organiza exposiciones, llegando a venderlas hasta por 6.000 euros. Los elementos con los que las construye son únicamente las hojas de los libros. Su inspiración surge a través de la lectura de sus páginas, bien por un párrafo, un título o incluso a veces, se basa en alguna de sus imágenes.
Su, que ya reciclaba objetos anticuados y ropa usada para darles "vida de nuevo", se decidió a trabajar con libros viejos como resultado de un viaje por el lejano oriente, donde descubrió que utilizaban papel para ceremonias espirituales. La visita a una librería en Tailandia, hizo que se encontrara con una novela marcada a lápiz, que adquirió, y que marcó para siempre su futuro artístico.






















¿Os atrevéis a aligerar vuestra biblioteca...?

Maat

http://www.sublackwell.co.uk/





1 de agosto de 2009

Algún día


Algún día escribiré un poema
que no mencione el aire ni la noche;
un poema que omita los nombres de las flores,
que no tenga jazmines o magnolias.

Algún día te escribiré un poema sin pájaros
ni fuentes, un poema que eluda el mar
y que no mire a las estrellas.

Algún día te escribiré un poema que se limite a pasar
los dedos por tu piel
y que convierta en palabras tu mirada.

Sin comparaciones, sin metáforas, algún día escribiré
un poema que huela a ti,
un poema con el ritmo de tus pulsaciones,
con la intensidad estrujada de tu abrazo.

Algún día escribiré un poema, el canto de mi dicha.

DARÍO JARAMILLO AGUDELO