18 de agosto de 2009

Hogar, dulce hogar

Pues bien, como escribió Don Antonio Machado: Todo pasa y todo llega, pero lo nuestro es pasar...



Ya pasaron las mini-vacaciones que este año he tenido la suerte de poder disfrutar y ya arrastro dos días intentando poner un poco de orden en mi hogar.


No hace falta que os explique lo que supone una vuelta a casa después de unos días de ausencia. Las primeras que se han alegrado al verme han sido mis plantas. Alguna de ellas incluso aplaudió cuando sus pistilos observaron mi presencia. A pesar de quedarse sumergidas en cacharros con agua, las ha habido que ya daban muestras de deshidratación y esta ha sido mi labor prioritaria, recuperarlas. Una buena ducha, un cambio de impresiones y...al balcón de nuevo.


El paso siguiente ha sido deshacer maletas y poner lavadoras. Entre programa y programa me he dedicado a dar una batida general contra el polvo que ha osado invadir la casa durante mi partida. ¿Cómo es posible que entre tanto, estando todo cerrado? Pues entra. ¡Menos mal que pasar el mocho es una de mis aficiones caseras favoritas!; aunque ya he perdido la cuenta de los metros post-vacacionales que llevo recorridos con él... Pero lo peor de todo es desterrar esa capa de partículas que reposa descaradamente sobre los muebles. Eso si que me fastidia hacerlo (por decirlo de una forma más elegante). Pero lo hago. Para tan achuchada tarea, me suelo acompañar de la música de Maná -mi quitapenas particular- y así se me hace más llevadera y, de paso, oigo un poco en segundo plano los comentarios jocosos que me dirige mi esposo sobre los andacapadres llevados de vacaciones mientras "me ayuda" a deshacer el equipaje:


-En esta maleta hay ropa que ni te he visto puesta.


-¿Ves cómo podías haberte ahorrado el cargar con tanto trasto?


-Pero... ¿esto también vas a lavarlo? Si no has llegado a sacarlo de la maleta...


-¿Necesitabas todos los pares de zapatos que hay en esta bolsa?


Y...¿sabéis? Tiene toda la razón. Para nuestras pequeñas escapadas podían ser más ligeros nuestros bártulos. Mejor dicho, los míos. ¡A ver si para la próxima lo tengo en cuenta...!



Cuando me dispongo a ver lo que habita por el interior de mi nevera oigo las primeras notas de una de mis canciones favoritas de Maná. Siento la necesidad de olvidarme de todo y dedicarme únicamente a escuchar la voz de Fher...

Os invito a seguirme. Poneos cómodos. Yo ya lo estoy.





Maat


P.D. Se me olvidaba deciros que, me alegro mucho de encontraros de nuevo por aquí.



16 comentarios:

Felisa Moreno dijo...

Bienvenida Maat,
Yo también odio regresar de las vacaciones, aunque si te soy sincera me estresa mar hacer las maletas que deshacerlas.

Un beso

P.d. a mí también me encanta Maná

Neogeminis dijo...

jejjeje...a todas nos pasa igual!...el regreso al hogar después del descanso implica sumergirnos en una vorágine de exceso de trabajo doméstico acumulado que hasta desalienta pensar en las próximas vacaciones!


jejeje

La imagen es más que adecuada!!!


un abrazo...y que "te sea leve"

El Desván de la Memoria dijo...

Bienvenida a la "realidad", Maat. Piensa que incluso deshacer y vaciar las maletas forma parte de las vacaciones, así se te hará más llevadero. O si no, también se pueden dejar sin abrir esperando las próximas...
Un abrazo,
Ramón

TriniReina dijo...

Yo también me alegro de verte de vuelta y feliz, por lo que te leo.

Tengo la manía de lavar todo lo que saco de la maleta, independientemente de que me lo haya puesto o no.
También, como tú, odio limpiar el polvo, aunque aprecio más al mocho:)

Besos y bienvenidas

HADALUNA dijo...

Jajaja..me he reido un ratito leyéndote.
No encontraste pelusas con vida propia que se desplazaban a voluntad???
Porque no se sabe por donde, si todo está cerrado, esas también entran cuando te vas de vacaciones.

Bienvenida a tu casita y un beso.

rosa_desastre dijo...

Ahora que has llegado somos mas para compartir la realidad. No es tan malo ser "la reina de la mopa" si se tiene en el corazón un equipaje tan especial como el tuyo.
Un beso

diego dijo...

Je je no hay niños que ayuden en las labores...

norma dijo...

Muy ilustrativa la imagen jaja. Pero mujer puedes hacerlo por etapas , no es necesario todo al momento. Las plantas sí, eso sí que es primordial. Tomatelo con calma jaja que ya vas a estar cansada de nuevo entonces las vacaciones para qué??jaja.
Disculpá mi ignorancia pero no se ¿que es mocho??
Te mando un beso.

Celia dijo...

Hola Maat.
Bienvenida a casa.
Me ha hecho mucha gracia ese diálogo, porque la verdad es que es así. Siempre volvemos a "picar", metiendo cosas de más en nuestro equipaje, y... para nada.
En fin, es la vida.
Un beso muy fuerte.
celia

Ardilla Roja dijo...

Hola Maat! Me alegra saber que estás de vuelta.

Yo todavía ando liada con la ropa del viaje. Espera que la planche y con este calor me da una pereza mortal.

Lo que cuentas de la ropa, yo también lo conozco. Siempre cargo más de la cuenta "por si acaso". Pienso... ¿y si llueve? ya ves, en Murcia y en agosto. Y si hace frío?. Me paso una semana con la maleta abierta mientras la preparo.
A la vuelta la hago en cinco minutos. Ni siquiera miro si la ropa está bien doblada porque al llegar, va directa a la lavadora.

En fin... ahora de vuelta al trabajo y a la rutina hasta que llegue navidad.

Un abrazo.

pd- yo también pongo música para acompañar toda "esa poesía" que conllevan las tareas del hogar.

maria jose moreno dijo...

Espero que hayas disfrutado de la vacaciones. Es verdad la vuelta siempre es terrible.
Un beso

Any dijo...

Ahhhh volver y tener que desarmar la valija y tener que lavar y tener que limpiar ... la casa se ha transformado en el lejano oeste con esos pelusones que pasan rodando ... ardua tarea!
Te gusta Maná? Mi preferida es Oye mi amor, Mariposa Traicionera tambien me gusta, bah, hay muchas que me gustan.
welcome home
abrazo

tag dijo...

Hola Maat

Precisamente el otro dia en el blog de Any comentabamos lo mismo.
El "por si acaso" nuestro, ella o mejor dicho su madre lo llama "por si las dudas"... y yo le contaba que siempre pongo en la maleta cosas que nunca uso, pero que pesan cuando tienes que arrastrar la maleta. Sobretodo en viajes de aeropuertos, trenes y demas.
Si vas en tu coche, bueno, son tan sufridos los pobres maleteros, jaja.
Bueno, no limpies mucho que hace muuuucho calor.Y de todas formas, se volverá a ensuciar todo de polvo enseguida.
La musica de Maná, preciosa y Vivir sin aire de mis preferidas.
Besitos de bienvenida.

tag dijo...

Ah!!!! Se me ha olvidado decirte que tengo un chiste con el mismo dibujo que tu has puesto, pero con movimiento.
Con tu permiso, si no te enfadas por copiarme lo pongo ahora mismo.
Besosssss

Maat dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios. Celebro que estemos "juntos" de nuevo.

Un montón de abrazos.

Maat

P.D. Norma, te envío un mail con foto y todo de nuestros queridos "mochos".

Maat dijo...

Tag, copia lo que desees. Mi blog es tuyo.

Un besote.

Maat