4 de agosto de 2009

Los dos conejos


No debemos detenernos en cuestiones frívolas, olvidando el asunto principal.

Por entre unas matas,
seguido de perros
(no diré corría),
volaba un conejo.
De su madriguera
salió un compañero,
y le dijo: "Tente,
amigo, ¿qué es esto?"
"¿Qué ha de ser?-responde:
-sin aliento llego...
Dos pícaros galgos
me vienen siguiendo."
"Sí-replica el otro,
-por allí los veo...
pero no son galgos."
"Pues qué son?" "Podencos."
"¿Qué? ¿Podencos dices?"
"Sí, como mi abuelo."
"Galgos y muy galgos,
bien vistos los tengo."
"Son podencos: vaya,
que no entiendes de eso."
"Son galgos te digo."
"Digo que podencos."
En esta disputa,
llegando los perros,
pillan descuidados
a mis dos conejos.
Los que por cuestiones
de poco momento
dejan lo que importa
llévense este ejemplo.

TOMÁS DE IRIARTE

8 comentarios:

HADALUNA dijo...

Jolines me sonaba esto de mis tiempos de colegio, cuando te hacían aprenderte estos poemillas de memoria....

Besitos dulces.

Adolfo Payés dijo...

Hermoso poema.. me gusto ..

Un gusto leerte

Saludos fraternos
Un abrazo

Sundance dijo...

Y qué razón tiene!
Cuantas veces los árboles no nos dejan ver el bosque.

Es verdad, Hadaluna, a mí también me recuerdan los que teníamos que aprendernos en el cole....qué tiempos!

Besotes!

SeaSirens dijo...

Me gusta recordar a grandes poetas. Son una línea de sabores abierta.
Gracias por compartirlo.

Un beso enorme y espero que ande todo bien guapísima!

norma dijo...

Las poesías de antes tenian rima y que bien hechas, con moraleja y todo.jeje
Un abrazo.

Neogeminis dijo...

jejejee...muy buena moraleja nos deja el texto!


un abrazo!

TriniReina dijo...

Las fábulas, más que nos pese en muchos casos, siempre llevan su cuota de verdad:):)

Hacía años que no leía esta.

Besos

Manolo Jiménez dijo...

Enorme recordatorio para estos tiempos que corren, donde ni son galgos ni son podencos... a elegir.

Abrazos.