2 de agosto de 2009

Viejos libros convertidos en pequeñas obras de arte

Su Blackwell es una mujer británica de 33 años que, a partir de libros viejos, crea originales esculturas de papel. El material que emplea lo encuentra en librerías de segunda mano que lleva a su estudio y, al que dedica meses de un trabajo ingenioso y pulcro dando origen a estas asombrosas figuras con las que organiza exposiciones, llegando a venderlas hasta por 6.000 euros. Los elementos con los que las construye son únicamente las hojas de los libros. Su inspiración surge a través de la lectura de sus páginas, bien por un párrafo, un título o incluso a veces, se basa en alguna de sus imágenes.
Su, que ya reciclaba objetos anticuados y ropa usada para darles "vida de nuevo", se decidió a trabajar con libros viejos como resultado de un viaje por el lejano oriente, donde descubrió que utilizaban papel para ceremonias espirituales. La visita a una librería en Tailandia, hizo que se encontrara con una novela marcada a lápiz, que adquirió, y que marcó para siempre su futuro artístico.






















¿Os atrevéis a aligerar vuestra biblioteca...?

Maat

http://www.sublackwell.co.uk/





13 comentarios:

Sundance dijo...

Nunca jamás, mis libros son sagrados!

Es impresionante el talento de esta mujer, pero prefiero que mis libros se queden como están.

Besos Maat!

norma dijo...

Es increíble lo que hace con los libros, es realmente asombroso. Ahora con mis libros y cuanto libro usado que caiga en mis manos es, si esta roto a repararlo si esta descosido a coser, pero cortarlo no podría, he levantado de la calle algún que otro libro desechado pues me apena que se desprendan de ellos.
Muy buena tu entrada, un beso.

El Desván de la Memoria dijo...

¡¡Qué maravilla!!
No sólo lo que consigue, sino el hecho de que se le ocurriera la genial idea.
Un abrazo, Maat, un descubrimiento muy interesante; aunque yo por ahora me conformaré con seguir leyéndolos, que no es poco.
Ramón

Annick dijo...

Me da un poco de rechazo ver lo que hace con los libros , aunque sean viejos . Pero hay que reconocer que el resultado es impresionante.

Besos desde Malaga.

HADALUNA dijo...

Yo no haría eso con mis libros, pero sin embargo me parece un arte lo que hace ésta mujer.

Gracias por compartirlo.

Besitos dulces.

JR dijo...

Realmente maravilloso, lastima romper los libros para hacerlo, pero arte al fin.
Yo soy tan celosa de mis libros.

Saludos que tengas una linda semana.

Neogeminis dijo...

GUAUUUUUUUU realmente son una belleza!!!..me duele un poco al idea de cortar libros (va contra mi natural instinto) pero realmente estas creaciones son obras de arte!.
Maravilloso!


Gracias por dárnoslo a conocer!
Un abrazo!

LUNA dijo...

El ingenio humano es infinito... Me parece una obra de arte maravillosa, además de una paciencia infinita.
Hay que ver a lo largo de la vida la cantidad de libros que llegas a acumular. Además mis hijos se han casado, pero no se han llevado los suyos.
Asi que cargo con una cantidad ingente de libros.
Le dije a mi marido si en en este traslado nos deshacíamos de las enciclopedia (donarlas) ya que con internet no hacen falta y me ha dicho que NNNNOOOOO. Asi que sigo acarreando cientos de libros.
Un besito Maat, un post interesantisimo.

Manolo Jiménez dijo...

Es un arte lo que hace esa mujer, y nunca se hizo una tortilla sin romper huevos pero... lejos de mi biblioteca, por favor.

Abrazos.

Trini dijo...

No, mis libros se queda tal como están. Esto sería como arañar mi alma o como quemar mis poemas.

Me gusta la obra de Su, pero no le cedería por nada mis libros:):)

Besos

XoseAntón dijo...

¡Jo!, qué pena me dan. Es como si me tumbara panza arriba y con mis tripas dibujara el arco iris(exagerado, sí; pero es el sentimiento espontáneo, tal cual surgió, sin pulir). Las imágenes son bellas, son arte; pero las palabras..., ¡ay!, las palabras.

Bikiños

Arwen dijo...

Me ha encantado lo que hace esta mujer con los libros usados, son obras de arte pero vaya espero que no utilize un gran libro para ello...besitossss cielo

Gaby Caro dijo...

Querida Maat,
Lindas obras de arte pero soy bibliotecaria, no podría jamás considerar a un libro como usado. Siempre podemos leerlo y releerlo, no?
Un abrazo!