23 de agosto de 2009

Bahara

Se llama Bahara, tiene poco más de un año de ¿vida? y se encuentra ingresada en la Unidad de Desnutrición del Hospital Indira Gandhi de Kabul. Ha tenido la desgracia de venir al mundo en Afganistán. En pleno siglo XXI, algunos de los niños que allí nacen no lo hacen para la vida. Su destino es la muerte.

Os dejo el enlace de la noticia. Es tarde y me voy a la cama. Aunque me temo que hoy, me va a costar conciliar el sueño...


http://www.lasprovincias.es/valencia/20090823/internacional/malnutricion-sobrecoge-afganistan-20090823.html


Maat

7 comentarios:

Ardilla Roja dijo...

Hola Maat.

Esto es tremendo. Estas cosas me indignan tanto, que prefiero no hablar.

Mejor le preguntaba a "su santidad" como cabeza de la Iglesia católica que predica tanto la caridad, si no le da vergüenza.¿Aunque para qué? Bien se ve que no le da ninguna. Con lo que se gastan en productos de limpieza para mantener brillante su "humilde" casa, habría bastante para alimentar a un buen número de niños.
En fin...

Un abrazo Maat

TriniReina dijo...

No, vivir en esas condiciones no es vivir. La verdad es que la foto de Bahara, puede remover más corazones que muchas noticias.

Abrazos

Neogeminis dijo...

Lo más terrible, Maat, es que actualmente hay compuestos nutritivos de muy bajo costo y de fácil ingestión que evitarían la muerte de tantos pequeños!...con tan poco podríamos hacer tanto!!!!...sólo es cuestión de definir prioridades. Las guerras no lo son, muy el por el contrario.


Un abrazo.

Manolo Jiménez dijo...

¿Qué comentar?

Es injusto que por nacer en según que sitio tengas unas esperanzas u otras tan distintas.

Abrazos.

HADALUNA dijo...

La verdad es que la impotencia es grande cuando ves este tipo de imágenes.
Sobre todo para los que hemos tenido la "suerte" de nacer en un país desarrollado o en el primer mundo.

No es justo que todavía se vean éstas escenas portagonizadas por ángeles inocentes.

Besitos tristes.

MAJECARMU dijo...

Siempre es un cargo de conciencia ver y sentir estas desigualdades injustas y más cuando se trata de niños inocentes, que no saben nada de nada..
Su mirada se nos clava.. y encuentra ese niñ@ interior, que quiere acariciarla, darle un beso.. al menos..!

No me extraña que te cueste conciliar el sueño, amiga.

Un abrazo.
M.Jesús

L.N.J. dijo...

Tengo íntimos amigos que han estado allí y ni te cuento.

Es sorprendente lo que ocurre,cuando ví fotografías que traían de allí, sientes una impotencia tan grande que te rompes por la mitad.

A los políticos y a la iglesia, en definitiva a quien tienen el poder más absoluto y degradante : a los gobiernos no les interesa que nada de esto deje de existir....; son unos mentirosos, degenerados y despiadados. Lo siento, pero lo creo así.

Saludos.

La verdad es que te quita el sueño.