25 de octubre de 2012

Este jueves, un relato: Colores.



Muchas veces, nos ocurre como a este sol que capté con mi cámara no hace muchas mañanas que, querindo lucir con toda la intensidad posible los brillantes  colores anaranjados de su amanecer,  un denso nubarrón negruzco , se lo impedía. Hasta el azul del pedazo de cielo que era testigo de esa lucha, quedó deslucido.




La fuerza e intensidad de los amarillos rojizos ganaron la batalla, y por fin, un cegador y triunfante sol, iluminó esa fresca  mañana de un recién estrenado otoño. 




El desánimo, la desilusión, la incomprensión, el desamor...¡Cuántos nubarrones grisáceos nos eclipsan a lo largo de nuestra vida...! Incluso hay veces que nos quedamos encallados, como estos buques que también capté con mi cámara el pasado mes de Septiembre tras una intensa tormenta en nuestra costa valenciana.







En estos casos, una caricia, un beso, una señal de afecto, un te quiero, un me importas...puede remolcarnos de nuevo a flote para continuar con la travesia de la vida, que no siempre encuentra el mar en calma...










Más colores en casa de Lois y Clark


Lupe 






20 comentarios:

Natàlia Tàrraco dijo...

Buque varado en las playas azules y el horizonte entre nubes y sol triunfante, eso me despiertan tus imágenes y un mensaje indirecto, contempación interna y externa.
Besito de colores.

Juan Carlos dijo...

El cielo es el mejor artista que nunca existió. Nos dibuja ese increible espectáculo que no nois cansamos de mirar. Como esos que reflejan tus fotos.
Un abrazo, amiga

Fabián Madrid dijo...

Creo que no importan los grises ni los nubarrones, lo importante es vivir plenamente los momentos de sol.
Un beso

Rochies dijo...

encallados pero con la certeza de que se trata de un tránsito no es el inconveniente. Incordio es el que algún color muy oscuro nos haya quitado la capacidad de volver a creer, que aún queda tiempo; que todavía es posible. Me gustó muchísimo.

Neogéminis dijo...

Quizás sea el cielo -y el mar también- los lienzos naturales donde demuestra mayor despliegue de colores la creación!
Un abrazo

juliano el apostata dijo...

cojonesssss y más bemoles¡¡..
¡¡te has metido a reportera!!!
me gusta la combinación que has logrado de fotos TUYAS y de texto...al menos hay originalidad...
medio beso.

Beatriz dijo...

a veces depende de nuestra voluntad el que al abrir los ojos lleguemos a descubrir todos los colores que nos acompañan cada día. Y de imaginarlos si acaso el día es gris.

Saludos

Gastón Avale dijo...

Y... El mar, el sol... Son los que más abren la mente para divagar y escribir sobre la vida.. Un relato justo! Y cierto! Un beso y buen fin de semana

Carmen Andújar dijo...

Te han salido muy bien las fotos. Es verdad, a veces las nubes no nos dejan ver el esplendor del sol, nos cegamos y no vemos más allá, siempre hemos de ver más lejos de lo que ven nuestros ojos y buescar aquel color de esperanza que nos ayude a seguir adelante.
Un abrazo

San dijo...

Lupe nada importan esas nubes grises que quieren ocultar la luz del sol, si como dices al final, un caricia, un beso, esa señal de afecto o un te quiero nos pinta los dias de mil colores radiantes.
Un abrazo

Pepe dijo...

Hay una canción de Lole y Manuel que dice:

El sol, joven y fuerte,
a vencido a la luna
que se aleja impotente
del campo de batalla.

Es el triunfo de la luz frente a la oscuridad. Esa batalla la libramos muchas veces, Lupe. Afortunadamente, casi siempre acaba la luz mostrándonos un mundo de colores.
Un abrazo.

maria jose Moreno dijo...

Magnifica relexion utilizando los colores que tan graficos son. Me alegro de leerte. Un beso

José Vte. dijo...

Interesante reflexión Lupe, siempre tras las nubes negras y el encallamiento en quea veces nos sumergimos, surge una nueva salida hacia delante.

Vi los buques encallados de El Saler, también hice algunas fotos y las colgué en mi blog. Era impresionante el espectáculo y donde uno se da cuenta de la fuerza de la naturaleza.

Un abrazo

rosa_desastre dijo...

Los colores del dia a dia enlazados con hermosas palabras desde las imagenes. Me quedo con la lucha del sol de ese amanecer.
Un beso

Maria Liberona dijo...

a veces la vida se muestra de grises en nuestro camino pero con el empeño y la fuerza que debemos tener cada día siguen los colores apareciendo

Sindel dijo...

Las fotografías son magníficas. Con respecto al texto es cierto que hay muchos nubarrones en la vida, pero después de la tormenta siempre sale el sol, y si no sale hay que buscarlo.
Un beso enorme.

Teresa Oteo dijo...

Grises hay muchos, demasiados, todos los días y cada vez más e inevitables; aprovechar al máximo los rayos de sol, de eso se trata.
Un beso.

Alfredo Cot dijo...

Los colores que nos ofrece el día a día, no siempre son los que necesitamos. A veces hay que reinventarse colores y ponérselos por corbata y salir a la calle, como si vivieramos en una eterna primavera, la nuestra, la que nos inventamos cada día.

Besos

Encarni dijo...


Me ha encantado las fotos, sobre todo la del sol que quiere salir de entre las nubes,porque esta debe ser la actitud de las personas cuando tienen un problema, intentar salir de él como sea.

Un abrazo.

casss dijo...

A navegar, rumbo al sol.
A vivir rumbo al color que cada día le ponemos de la mejor manera, y con la mejor intención.

Muchos achuchones.