24 de mayo de 2012

Este jueves, un relato: Replicantes

La Gran Urna tenía preparados a los mejores Replicantes  de la raza que ella misma había creado. Su misión era muy clara: duplicarse y duplicarse hasta hacerse dueños  y señores de la población y someterlos a sus antojos. Minuciosamente entrenados para emular los sentimientos y emociones humanas se eligió a los más destacados, siendo  proclamados como intocables líderes convirtiéndoles  en  una poderosa fuerza universal. Dotados de una gran habilidad para absorber lo más rápidamente posible cualquier energía que les salga  al  paso en beneficio de su casta, ponen donde sobra y quitan donde no hay, pasando a ser una de las mayores amenazas para los mortales de bien.

Avezados en  sondear perfectamente las mentes de los humanos, llegan a confundirlos de tal forma, que les hacen perder una de sus mejores armas: la ilusión.  Y ya casi los tienen vencidos. Los Replicantes viven en su propia galaxia, gozando de una interconectividad muy alta y revestidos de cierta inmunidad que les protege de la responsabilidad  de sus nefastas acciones, teniendo para si la potestad de  interrumpir el funcionamiento de porciones de su cuerpo, tales como el corazón, que les libera del padecimiento del dolor ajeno que ellos mismos hacen germinar.

Sufridos electores, algo lerdos,  tratan desesperadamente de encontrar un Desintegrador de Replicantes que los desenrede de esa poderosa fuerza de gravedad que los está conduciendo hacía un -cada vez más habitado-agujero negro.

Maat









12 comentarios:

Natàlia Tàrraco dijo...

Estamos desangelados de tanto duplicante, las ilusiones nos cortaron y metieron en su urna sus deseos insaciables.
Tal vez debamos romper las urnas y ponernos tapones ante los parlantes discursos y replicar a los replicantes ¿No sería hora? Se nos corta la mahonesa.
Besitos por tu agudo relato con segundas o primeras intenciones.

Leonor dijo...

Un mensaje entre líneas. La Gran Urna...intocables líderes...perder una de sus mejores armas: la ilusión....viven en su propia galaxia...inmunidad...nefastas acciones...sufridos electores...agujero negro....Quizá las voces de los desilusionados logren desterrar a tan malvada casta.
Un beso.

Juan Carlos dijo...

Glubs, lo peor de este relato es que me lo creo mucho. Es más, me das claves para entender algo que no entendía.
Creo que tanto en tu tierra como en la mia ya hay mayoría de ellos.
Muy bueno, besos amiga.

San dijo...

Leo y leo Maat y me lleno de miedo ¿hasta donde minaran nuestra ilusión?
Hay que estar alerta frente a estas replicas inhumanas, carentes de todo sentimiento.
Magnífica visión.
Un abrazo.

G a b y* dijo...

Un mensaje subliminal, que acierta perfectamente con realidades actuales. Que se induzca a perder la ilusión, ya es vaciarnos por dentro.
Has creado un relato con efecto nada apaciguador, pues, sin dudas esos replicantes, hace rato que están entre nosotros :-(
Un gusto leerte:
Besos, Gaby*

gustavo dijo...

sintético, breve, al grano, sin paja ni polvo...dicho esto, debería de añadir que has creado un mundo de la nada, que has creado un mundo en breves palabras...por que si es importante lo que se dice, también lo es lo que no se dice...en este micro se abren puertas más allá de las palabras...las puertas silenciadas o agarrotadas por las mismas palabras, pero liberadas para la imaginación...y es que el mundo que no cuentas, pero que dejas intuir, ese mundo es el de la imaginación del lector...al cual, evidentemente le has llevado tú...
medio beso, maat-lupe.

rosa_desastre dijo...

Da terror pensar que estamos rodeados, dudar de nuestro vecino de enfrente o del que duerme al lado derecho de la cama. Envidiable quizas, para algunos momentos de la vida ese poder interrumpir el funcionamiento del corazon.
Aiiisssssss
Un beso

Sindel dijo...

Un relato de ciencia ficción que tiene entre líneas una absoluta realidad. Que nos está pasando a los humanos? Espero que lo dilucidemos antes que sea demasiado tarde.
Un beso. :)

Neogeminis dijo...

¿por qué será que estos replicantes de tu relato me resultan tan conocidos?Será casualidad que me han venido a la imagen ciertos banqueros y financistas, nefastos líderes (?) mundiales que nos matan la esperanza!

un abrazo, Maat!

José Vte. dijo...

Maat, un relato el tuyo de lo más desasosegante. La ilusión es verdad que es una de las mejores armas con que contamos los seres humanos. Si hay alguna manera de hacerla desaparecer, entonces si que estamos derrotados.

Un abrazo

Carmen Andújar dijo...

Sin corazón, ¿qué sentimientos van a tener?stá claro que niguno. Esperemos que no nos pase de verdad; aunque de los humanos no me fiaría yo...
Un abrazo

Pepe dijo...

Urnas, electores, replicantes capaces de insensibilizar su corazón ante el dolor ajeno, un panorama que me resulta algo familiar y nada lejano.
Un abrazo, Maat.