31 de mayo de 2012

Este jueves, un relato: En la quietud de la noche...


Cuando leí en la propuesta de Neo para este jueves las palabras "noche" y "poema" decidí, casi de inmediato, cual iba a ser mi participación. Es precisamente en la quietud de la noche, cuando disfruto generosamente de mis lecturas. En esas horas de sombras y silencios, me convierto en una perfecta nocherniega y, con un libro entre mis manos, me sobra el mundo.

Si el día lo he vivido un poco acelerada, si algún nuevo problema ha venido a  quitarme la poca paz que las circunstancias actuales nos van dejando, si he estado pendiente de las noticias y he consentido que vuelvan a inquietarme con las escalofriantes subidas de la  ya famosa prima de riesgo... intento reconquistar el sosiego con los versos de buena poesía. Y ahí voy. Me ha seducido la idea de traeros este jueves uno de mis poemas preferidos. Es de Pablo Neruda:   Poema 20.

Los que ya lo conocéis, seguro que os complace leerlo de nuevo.  Los que no, os va a fascinar. Así lo espero.

POEMA 20

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.

Escribir por ejemplo: "La noche está estrellada,
y tiritan, azules, los astros a lo lejos".

El viento de la noche gira en el cielo y canta.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Yo la quise, y a veces ella también me quiso.

En las noches como ésta la tuve entre mis brazos.
La besé tantas veces bajo el cielo infinito.

Ella me quiso, a veces yo también la quería.
Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido.

Oír la noche inmensa, más inmensa sin ella.
Y el verso cae al alma como al pasto el rocío.

Qué importa que mi amor no pudiera guardarla.
La noche está estrellada y ella no está conmigo.

Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos.
Mi alma no se contenta con haberla perdido.

Como para acercarla mi mirada la busca.
Mi corazón la busca, y ella no está conmigo.

La misma noche que hace blanquear los mismos árboles.
Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.

Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise.
Mi voz buscaba el viento para tocar su oído.

De otro. Será de otro. Como antes de mis besos.
Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos.

Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero.
Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido.

Porque en noches como ésta la tuve entre mis brazos,
mi alma no se contenta con haberla perdido.

Aunque éste sea el último dolor que ella me causa,
y éstos sean los últimos versos que yo le escribo.

PABLO NERUDA 

(De Veinte poemas de amor y una canción desesperada)





Maat

26 comentarios:

Neogeminis dijo...

Me alegra saber que la propuesta provocó tus ganas de participar. es claro que la noche y su quietud resulta ser ideal para quien goza de la lectura y la poesía.

un abrazo

Mar dijo...

Wuerida Maat, siempre he querido ser una de esas lectoras que por la noche son capaces de devorar libros. Pero no puedo; me duermo a las pocas páginas.
Además, y eso a cualquier hora del día, cada vez me concentro menos... A los dos párrafos si no me interesa mucho lo que leo mi cabecita ya va por libre.
El poema de Neruda es único e irrepetible. Me gusta que te guste tanto como a mí.
Aquí te dejo algo:
http://www.youtube.com/watch?v=jF79a4K9wGg
Un abrazo

TriniReina dijo...

Es cierto, Maat, que poemas tan grandes como este, en ciertos momentos e inquietos, nos pueden regenerar los adentros.
Siempre digo que la poesía me salva y veo que también a ti.

Besos y poesía

Natàlia Tàrraco dijo...

No puedo pedir más, amiga Matt que este poema de Neruda en la noche calma...los versos más tristes y a la vez más dulces, la pérdida.
Como tú en la noche tomo el libro y me arropo en sus páginas y se me duermen los dolores y las penas, cada noche.
Besitos.

censurasigloXXI dijo...

Algunas entradas me he perdido por falta de tiempo, pero siempre estoy aquí, presente.

No funciona la noche conmigo, funciona el sol, aunque sea media hora ese es mi tiempo. No funciona la noche conmigo, sólo en la lectura, en mi soledad, ese es mi tiempo nocturno, el papel me acompaña.

Un beso y un cafelito.

Lupa dijo...

Yo tampoco me puedo resistir a las palabras noche y poesía unidas... le añadiría frío... sería ideal...
Besos
Lupa

G a b y* dijo...

Comparto enteramente contigo esa inquietud por tomar la quietud de la noche para la lectura (también para escribir), así que, entregarnos este poema bellísimo de Neruda que tanto te gusta, es un modo de hacernos cómplices del silencio que se llena de poesía. Como un libro que se abre a los amigos jueveros!
Un gusto estar aquí.
Besos al vuelo:
Gaby*

Teresa Oteo dijo...

A mí también me encanta dormirme entre las ilusiones, los amores, las aventuras y la magia de un libro.
El poema precioso...
Un beso

José Vte. dijo...

La noche siempre tiene ese algo mágico y misterioso que nos empuja a vivir de otra manera, quizás degustando más los momentos.
Éste poema de Neruda no sólo es de los más conocidos, también de los mas bellos. Buena idea el traerlo.

Un abrazo

Carmen Andújar dijo...

Yo leo poca poesía; pero este poema es mi favorita de todas todas, te llega tan adentro, que la emoción te embarga sólo con su lectura.
Preciosa elección Maat.
Un abrazo

gustavo dijo...

te diré mi actual método de alejarme de la maldita realidad: dar pedales..mano de santo, maat..
te diré algo respecto a este poema...forma parte como bien sabes de ese poemario llamado 20m poemas de amor y...etc..
bien, este poemario me lo copié a mano en mis tempos, pues quería tenerlo para mí. eso sí, te digo que un buen día me dio por leer sonetos del neruda y...no, no pienso leer más poesía de él que no sea esta de este librillo...no sé, fue tal la decepción que me quedo con su obra maestra...
un medio beso, maat.

mariajesusparadela dijo...

Maravilloso Neruda.

San dijo...

Las horas de la noche son mágicas Maat, yo soy de noche, me encanta.
Un gusto releer Neruda.
Un abrazo.

Leonor dijo...

Es bonito traer a nuestro jueves a un consagrado poeta. Es una magnífica idea que todos deberíamos hacer de vez en cuando. Estamos tan ocupados con lo último que va saliendo al mercado que nos olvidamos de los grandes de hace algún tiempo.
Un beso.

Pepe dijo...

Maat, si te apetece, búscalo en youtube recitado por el propio Neruda. Si leido emociona, en su voz emociona más aún.
Es un libro que he leido muchas veces, aunque nunca me parecen suficientes.
Un fuerte abrazo.

Any dijo...

Don Pablo, Maestro!

Un libro es una buena compañía en la noche y ayuda a olvidar las noticias terribles con las que nos bombardean durante el día, y las penas propias claro.
salute nocheriega Maat!

Encarni dijo...

Entre otras cosas la noche invita a la lectura, a meterse dentro de un libro y ser un personaje, o una historia entera. Neruda siempre es un placer leerlo.

Un abrazo.

Alfredo Cot dijo...

"La nit, la nit és llarga. La nit, que llarga que és la nostra nit"
Y que bueno poder llenarla de estímulos y belleza, como este poema de Neruda.

Besos

Sindel dijo...

Elegiste un poema maravilloso de unos de los poetas y escritores que más admiro. Creo que en su poesía deja plasmado mucho más de lo que uno siente, particularmente en este, la melancolía de la noche.
Un abrazo.

Manuel dijo...

Y despues de tu propuesta para las noches.... ¿que quieres que añada? Mejor solamente disfrutar de las sensaciones que provoca.
un beso

Juan Carlos dijo...

Magnífica elección, siempre es momento de leer este poema.
Un abrazo, amiga.

Maria Liberona dijo...

Siii me encanta neruda... sobre todo este poemario veinte poemas de amor y una canción desesperada... lo he leído muchas veces... pero cada una de ellas más me fascina y encanta...

CAS dijo...

Nos sumerges en tu noche y nos gusta que sea así: calma, sanadora.
Neruda? Enorme, Grande, y este poema, belleza pura!

besos y achuchones

maria jose moreno dijo...

No lo conocía y es cierto, es una maravilla. Gracias por compartirlo. Besos

Matices dijo...

Me encanta Neruda, así que tu aportación me ha hecho releer algo que hacía tiempo no hacía... sus poemas y su noche.

Besos

mar... dijo...

Hola Maat
Siempre me haces disfrutar con la elección de tus poemas, este en particular es maravilloso.
Un beso
Mar