15 de marzo de 2012

Este jueves, un relato: El cine, desde adentro y fuera de la pantalla.


Al leer el tema que Neogeminis nos proponía esta semana desde su blog, me he recreado repasando mis distintos gustos cinematográficos a lo largo de mi vida y lo que han supuesto para mí, desde el otro lado de la gran pantalla.

Mis recuerdos más lejanos se remontan a una improvisada terraza de verano, a la que acudíamos en familia y que suponía una de las actividades más placenteras de mi niñez. Y digo improvisada terraza de verano porque, durante el día, era una estación de autobuses y al caer la tarde, se convertía en un sufrido aforo al que invadíamos cargados con nuestros bocatas de tortilla de patata y nuestros refrescos. El único gasto realizado era el de la entrada y en nuestro caso, nos salía un poco más económico porque el novio de una de mis hermanas era el que colocaba las incómodas sillas plegables de madera para el disfrute de la proyección y en su salario, se incluía la gratuidad de alguna entrada. De aquélla época no viene a mi memoria ninguno de los títulos de las películas que pude ver, pero si recuerdo con ternura lo bien que lo pasábamos mi grupo de amigos ya que, en aquellas veladas, nos dejaban campar a nuestras anchas.

En plena adolescencia, me enganché a las películas de Romy Schneider encarnando a Sissi Emperatriz, que tenía como pareja al actor Karlheinz Böhm, dando vida a Francisco José, como su amantisimo esposo y del que -creo- me enamoré perdidamente. Me deslumbraban el vestuario que lucían, los decorados, las estancias, los paisajes...todo. Hasta la interpretación de Vilma Degischer, como la archiduquesa Sofia, suegra malintencionada de la joven emperatriz, me fascinaba.

No soy para nada una buena cinéfila, pero me he rendido ante las interpretaciones de Bette Davis. Inolvidable su buen hacer en ¿Que fue de Baby Jane?, que me impactó. También guardo un buen recuerdo de las pocas películas que protagonizó el malogrado James Dean y de las de Natalie Wood. Sencillamente soberbia.

No me he perdido ninguna de Richard Gere que, como los buenos vinos, mejora con el paso de los años.

De todas las películas que he visto, pondría en primer lugar, sin duda alguna, "La gata sobre el tejado de zinc", interpretada por Elizabeth Taylor y Paul Newman, basada en una obra teatral de Tennessee Williams, cuya trama y diálogos son pura delicia para el espectador.

Destaco especialmente "Vidas borrascosas", por la valentía de los crudos temas que trata y cuyo exquisito reparto encabezaba una inolvidable Lana Turner. Me atrevo a recomendarla.

Y para terminar, Shakespeare in love, con Gwyneth Paltrow y Joseph Fiennes. Me cautivó.

Maat


Más cine en la sala de Neo http://neogeminis.blogspot.com/


20 comentarios:

Any dijo...

Que buen recuerdo ese del cine al aire libre con los amigos. Y gratis! jajajaj.
He visto la Sissi de Romy Schneider, que hermosa mujer! me encantaba ese peinado lleno de rulos y diademas.
También he visto la de Paul Newman y la Taylor, ambos espléndidos, él sobre todo, el tipo mas lindo del cine de todos los tiempos. Además está tan joven alli!
Que buenos recuerdos me trajiste a la memoria.
un beso

Neogeminis dijo...

Maat!me alegra que hayas decidido sumarte y traernos estos entrañables recuerdos para compartir en este jueves de cine y evocación. La descripción que nos haces de aquel improvisado cine de tu infancia nos retrotrae a una época en que el cine, en todo su esplendor, cautivaba a público de todas las edades, y que, sin dudas, ha dejado huella en todos nosotros.

un abrazo

Gastón Avale dijo...

no sos cinéfila pero sin dudas sos una gran aficionada... se nota eh...jeje.. un hermoso relato cargado de emociones y recuerdos...un beso!

Natàlia Tàrraco dijo...

Me siento de nuevo en la silla plegable, corre una brisa, se escuchan voces, risas, besos al final de las filas, y yo comiendo tortilla de patatas acompañada de gaseosa.
En la pantalla algo destartalada, con el sonido opaco que se pierde en la noche: Bette y un periquito muerto, enseguida la tocaya Natalí con James, loca carrera de coches, luego la gata de violetas ojos, y los ojos bellos de Paul, noche tórrida en el tejado. Tomo nota desde mi silla plegable, a ver si cazo esas vidas borrascosas que no cumbres.
Maat,un placer estar en ese cine de verano a tu lado, no nos perdemos ni un plano. Besito cinemascope.

gustavo dijo...

primera palabra mía. no aguanto al richar gere ese¡¡¡ jajaja
y segunda cuestión,lupe... recuerdo que en un momento d emi existencia me dediqué a buscar títulos de libros que debían, en teoría ser buenos. y en esa época me tropecé con el tenesi guilians ese y demás gente...capote, etec..
me llama la atención el hecho de que entre tus pelis estén obras escritas por este tipo de escritores que para mí son...cómo decirlo...una especie d egeneración del 98 americana..y lo digo así por que no tengo ni idea de cómo denominarlo, pues no sé si son una genearción siquiera...añade a estos tipos ese que veníaa menudo por españa...sí, el del puro y el de los toros...maldita sea, se me fue el nombre...
por cierto, yo también quiero un novio de mi hermana que me invite al cine...
medio beso, lupe...

Cristina Piñar dijo...

Buenos recuerdos de aquellas tardes de cine en familia con pinceladas de algunas de las películas que más te ha gustado ver. Un relato ameno y entretenido. Un beso.

Pepe dijo...

Hola Maat, no me resisto a decirle a Gustavo aquí en tu blog, (aunque creo que sí que lo sabe), que el americano del puro aficionado a las fiestas y a los toros era Ernest Hemingway. Hemos coincidido en recordar esos cines de verano como precursores de otros mucho más pequeños e impersonales. Creo haber visto todas las películas que mencionas y sí, también a mí me gustaron.
Un abrazo.

Abuela Ciber dijo...

Preciosos leerte, has compartido parte de tus dias.

Siempre me gusto el cine, las famosas matine de los sábados y domingos.
tres o cuatro peliculas seguidas, compartiendo con amigas.
En los entreactos saliamos raudamene a alguna panaderia cercana a comprar biszcochos y bebidas.

Ahora con mis nitas y nietos entro a esas "salitas de cine" ya munida de mi vasote de bebida y un grandisimo balde de maíz acaramelado!!!!!, con butacas que miman mis huesitos añejos ja ja!!!

Cariños mil y buen fin de semana

MAJECARMU dijo...

Maat,gracias por tu visita,siempre gratificante,amiga.
Me encanta recordar contigo aquellos tiempos,aquellas películas,que también yo he visto en el cine del pueblo con mis amigas...Quedaron grabadas en la mente y en el alma...A mi sí me ha gustado mucho el cine y ahora disfruto con tu post,donde siempre nos dejas tu claridad,tu sencillez y tu corazón...
Mi felicitación y mi abrazo grande siempre,amiga.
FELIZ FIN DE SEMANA MAAT.
M.Jesús

Carmen Andújar dijo...

Películas inolvidables ain duda. Yo disfruté poco de esas terrazas de verano; pero lo poco que recuerdo es entrañable.
Bonitos recuerdos
Un abrazo

Manuel dijo...

Los cines de verano, tan españoles, eran algo mas que un cine, como bien dices, lugar donde casi todo se permitia en una epoca en la que la seguridad estaba casi garantizada.
Buenas dos peliculas que recuerdas, dos iconos del cine americano.
Un beso

San dijo...

Cines de verano más que cines, reunión y diversión todo en uno. Has traido muchas pelis bien distintas pero todas buenas ¿verdad?
Besos y bonitos recuerdos.

Matices dijo...

Recuerdo los cines de verano, ahora quedan pocos, pero gusta ir...
Bette Davis, me encanta es mi actriz preferida, y recuerdo una de sus últimas películas donde hacía de Annie Manzanas... que bonita era su sonrisa, que la tenía, ehhh?
Bueno, la lista es una pasada, yo es que soy una enamorada del cine clásico, pero no le hago de menos a Richard Gere... uff!!

Besos!!!

Juan Carlos dijo...

Citas películas sobebias: La gata sobre el tejado de zinc, p.ej. que deberían ver los cineastas actuales. Dice muchísimo en un escenario sobrio, solo guiones y actorazos (todos, la pareja, el padre, los cuñados). Nada de festival de efectos especiales para no decir nada nuevo.
Rebelde sin causa, Shakespeare in love ... no serás cinéfila, pero tienes buen gusto, amiga.
Besos.

rosa_desastre dijo...

Veo como nos hemos quedado enganchadas al cine del ayer y eso tiene un doble filo. Unos pensaran que somos "viejas", otros que somos privilegiadas por tener tan repleta la mochila de los recuerdos....sea como sea ¡que lindoooooooooo!
Un beso

Sindel dijo...

Disfrutar del cine entre amigos y al aire libre es un recuerdo genial!!!
Todas las películas que nombras las vi y comparto tu gusto por ellas.
Creo que cada una tiene una magia diferente, y cada vez que las repiten trato de volver a verlas.
Un abrazo.

CAS dijo...

Me quedé con Sisi... Qué tiempos aquellos... Gracias por devolvermelos.

Un beso y achuchones!!

Ceci dijo...

Shakespeare in love es de mis preferidas, cada vez que la estan dando en la tele, sim importar el momento de la película en que este, yo me engancho igual. Acuerdo respecto a Richard Gere, me gusta mas ahora que cuando hizo esa que no recuerdo el nombre con Valeri Caprisky o algo así, y las de Sissi (romy Scneider) tambien las he visto y leído.
Hermosos recuerdos Matt nos traes, lamentablemente hay cosas que estan destinadas a perderse me parece.
te dejo un fuerte abrazo

Encarni dijo...

Estoy de acuerdo contigo Richard Gere mejora con los años como el buen vino :) Y los cines de verano los he disfrutado poco pero me han encantado siempre. Hace unos años, se puso de moda el cine de verano en los barrios, a mi me gustaba esa novedad pero ya no lo hacen, una verdadera pena.

Un abrazo.

medianoche dijo...

Es bello recordar aquellas películas de tantos años, y disfrutar haciéndolo, me gusta tu blog.

Saludos