13 de septiembre de 2011

El super de las gaviotas

Apenas comienza el día, surcan el cielo en pequeños grupos tierra adentro. Desde el balcón de mi despacho las observo muchas mañanas y, aunque estaba segura que iban en busca de sustento, jamás imaginé donde dirigían su vuelo para conseguirlo. Por miles, se les puede encontrar en un vertedero de basuras próximo a la ciudad, esperando los camiones que, cada mañana, desembuchan su carga por toneladas en esa zona. Es en medio de esas basuras, las que originamos entre todos, donde ellas seleccionan sus alimentos.






Allí transcurre su día, hasta que al atardecer, emprenden el vuelo de regreso a sus lugares de origen para cobijarse de las inclemencias de la noche. Eso sí, con el estómago repleto...



Estas imágenes las captamos mi esposo y yo en ese su gran super. La última de todas nos causó sorpresa cuando las volcamos al ordenador. Al tomarla, creí que se trataba de una hermosa grulla. La distancia no me dejó comprobar que, en realidad, se trataba de una solitaria cigüeña. ¿Qué haría allí esa criatura...?


La imagen no es buena. Pero hay que tener en cuenta la distancia a la que nos encontrábamos-la cigüeña y servidora- y que el objetivo de mi cámara y yo no damos para más...

Maat

9 comentarios:

Ardilla Roja dijo...

Hola Maat:

No sé si alguien lo dijo, o leí en alguna parte que las gaviotas son los buitres del mar. Aunque tampoco le hacen ascos a la tierra firme.

La cigüeña, pues como tú; sorprendida. Desde luego no es el mejor lugar para anidar, las gaviotas son muy bonitas; pero también muy ruidosas. Es probable que el bebé cigüeño naciera con estrés.

Me ha alegrado leerte :)

Un abrazo.

Manuel dijo...

Desde hace mucho tiempo las gaviotas se han convertido en carroñeras de los desperdicios, más comodo que ir volando tras los pesqueros esperando el despiece del pescado. lo de la cigueña si que llama la atención, que yo sepa todavia no han dado ese paso a la comodidad auque evidentemente se han acomodado en la vida de ciudad.
Buen detalle el de tu camara
Un beso

TriniReina dijo...

Pues imagino que lo mismo que las gaviotas; buscar sustento. O, acaso, se habría despistado entre tanta ala.

Besos

Natàlia Tàrraco dijo...

Maat, las gaviotas ofrecen una bella imagen, sean del tipo que sean, vuelan y planean, una maravilla, pero luego...una contradicción con lo bucólico, son basureras, ruidosas, defecan hasta cubrirlo todo de un corrosivo manto blanco. Da qué pensar, sin embargo son elucubraciones meramente humanas, bajo nuestra moral un tanto fuera de la verdadera naturaleza, y creo que nos equivocamos porque ellas se limitan a sobrevivir según los genes que llevan dentro. Por lo menos nos libran de algunas basuras, pocas, dado las cantidades monstruosas que generamos.
Supongo que esa cigüeña despistada también ansiaba comer algo, no sé, vete a saber.
La cámara que capta imágenes da pie a muchas meditaciones, siempre.

Besitos, hasta pronto ¿no?

gustavo dijo...

maat, una cosa...desde hace tiempo me preguntaba yo por qué algunas cigüeñas permanecían acá, en mi tierra, todo el año...en principio lo achaqué a que ya las temperaturas no son tan frías como en mi premera juventud...luego..luego supe que era debido también a que en los vertederos podían comer...
maat, otra cosa...imagina que en vez de pajarracos fueran humanos..tan sólo imagínalo...
medio ebso...

CAS dijo...

Enviaré a tu super, a la gaviota que luce en este momento en la portada de mi blog...jaja

Muy buen reportaje, cigüeña incluída, que ahora también ella debe estar en paro desde que no son las encargadas de traer a los bebés..

BESOTES Y ABRAZOTES MUY MIOS, MAAT (y andá aprontadote para un bien, bien fuerte)

Celia dijo...

Hola, querida Maat.
No sabes la alegría que tengo, al poder estar otra vez conectada con todos vosotros. Y es que la informática no llega a todas partes con tanta fuidez...
Muy bonitas las fotos y los comentarios.
Besos llenos de recuerdos de nuestra reunión en Madrid.

San dijo...

Maat me gustan estas imágenes y como vas contandonos, curisosas gaviotas tan bonito su vuelo y luego las ves ahí en el super y la cosa cambia, pierden su glamur,! pobres!, la grulla si que estaba sorprendida-
Buen ojo el de esa cámara tuya.
Un abrazo.

Pepe dijo...

Maat, hace ya mucho tiempo que las gaviotas han optado por los desperdicios humanos en vertederos. Y no sólo las gaviotas. Vivo en el interior, alejado del mar y en los vertederos de mi ciudad, numerosas aves aguardan a igual que tus gaviotas, la llegada de los camiones para aprovisionarse, cigüeñas incluidas.
Un abrazo.