30 de abril de 2008

Mientras callas


Mientras callas, me incitas,
y acudo.
Es eso que me agita, que me altera.
Escribes mi piel sin palabras,
es el sabor de tu sal en mi agua para apagarnos.
Probamos a entregarnos, a fundirnos, a saciarnos.
Confundidos, buscamos un signo para definirnos.
Otro lenguaje para delatarnos.
Mientras me abrazas, podría valer que me mintieras.
Mientras callas, me incitas,
Y acudo
al espectáculo esperpéntico de desamarnos en silencio.

ROSA DESASTRE

29 de abril de 2008

Monólogo de Casanova

Esta noche estoy solo, es primavera, y llueve,
y barajo el recuerdo como un viejo tahúr...
Loco rey de una noche predominante y breve,
sólo he sido la sombra de una nube en la nieve
o el temblor de una espiga bajo el viento del sur.

Amar era mi anhelo, pero amé demasiado,
sin que me engrandeciera jamás un gran amor...
Y ahora están resurgiendo las mujeres que he amado,
melancólicamente, del fondo del pasado,
y yo cierro los ojos, para verlas mejor.

Ellas supieron darme la eternidad de un día,
la gloria de una noche llena de amanecer;

y eran ofendas vanas que yo no agradecía,
evaporados vinos de una copa vacía
que iba de mano en mano, de mujer en mujer.

Todas fueron princesas en la magia de un cuento;
todas fueron mendigas de un agrio despertar...

Y ahora ya nadie escucha mi acento descontento,
porque soy como un buque batido por el viento,
que se quedó sin velas en la orilla del mar.

Queriendo amar a tantas, quizás no amé a ninguna,

o amaba solamente mi propia juventud;
pues eran, al reclamo de una buena fortuna,
propicio todo instante; toda cita, oportuna;
toda puerta, accesible; frágil toda virtud...

Mi corazón cantaba sobre la primavera,
cuando hasta en las espinas quiere abrirse la flor...

Después se fue apagando mi bujía de cera,
pero tan lentamente como si no supiera
si empezaba una sombra o acababa un fulgor.

Ellas, las que me amaron, supieron de mi olvido;
y ellas, las olvidadas, me olvidaron también.

Y hoy, a veces, me miran como a un desconocido,
como si me miraran buscando un parecido
que les recuerda a alguien, sin recordar a quién.

Usurpador furtivo de caricias ajenas,
ejercité mis besos para la ingratitud.
Y hoy, mercader de espumas, agricultor de arenas,
prófugo delirante que añora sus cadenas,
soy un hombre sin sueños entre la multitud.

Pero sí por las gracias de un Dios caritativo
renaciera de pronto la juventud en mí,
yo, esclavo de mi sombra, libertador cautivo,
olvidaría entonces la vida que ahora vivo,
para vivir de nuevo la vida que viví.

JOSÉ ÁNGEL BUESA









28 de abril de 2008

Una afición de 1ª

Ayer, el Valencia C.F. , mi equipo, se jugaba ante el Osasuna, tres de los seis puntos necesarios para no descender a 2ª división. Y la afición del Valencia, una vez más, estuvimos con ellos. Desde primeras horas de la mañana una marea naranja fue tomando pacíficamente los alrededores del Mestalla, creando un ambiente digno de la mejor final futbolística, mientras se guisaban tres enormes paellas que la Agrupación de Peñas, el Club y varias entidades colaboradoras tenían programadas para un día tan importante en la historia del Valencia C.F.
Se formaron unas colas enormes, pero esta vez, no era para conseguir una entrada para presenciar el partido (que se agotaron) , si no para conseguir una ración de nuestro plato por excelencia, ese que no falta en ningún hogar valenciano cuando se trata de celebrar algo...




Poco después de la comida, los aficionados allí presentes se fueron hasta el hotel de concentración de su equipo, para acompañarles en su trayecto del hotel al estadio. No tuvieron que esperar mucho tiempo, durante el cual, cantaron aquello de "a por ellos oe" en repetidas ocasiones, intentando infundir ánimo en los jugadores que tanto lo necesitaban.



Abría la comitiva una gran senyera, que la penya Benetusser trajo para la fiesta.





Detrás, un nutrido grupo de seguidores del Valencia, arropaba el autobús en el que viajaban los jugadores... Mientras, un pasillo humano a lo largo de todo el recorrido, les saludaba enviándoles su fuerza, su energía e incitándoles a conseguir los tres puntos tan necesarios...





Poco a poco el estadio fue llenándose de aficionados, que nerviosos, esperaban resultados... Miles de papelitos de colores, globos y banderas naranjas, con una ovación indescriptible, recibieron al equipo cuando pisó el cesped. Una vez más, la afición, lo estaba dando todo y demostró ser de las mejores, una afición de primera. Ahora, se esperaba que en el terreno de juego no se le defraudara.




Se vivía con especial emoción que los "apartados" por un personaje, de cuyo nombre no quiero acordarme, estuvieran en la alineación... Cañizares, de titular, Albelda y Angulo, suplentes. Después de cuatro meses para olvidar, y por medio de Voro, el entrenador de urgencia, se volvía a contar con ellos....


Y no voy a relatar nada del partido. Eso, para los profesionales. Sólo de algunos detalles que protagonizaron algunos jugadores y que me emocionaron especialmente. Villa, después de marcar el primer gol para su equipo, de penalti, acude al banquillo del Valencia, para celebrar el gol con el también asturiano Angulo. ¿El mensaje? Clarísimo.



A seis minutos de la final, Voro, sustituyendo a Villa, "mete" en el terreno de juego a Angulo, que llegaba así a su partido número 300, siendo recibido con una gran ovación por la hinchada naranja. Y quizá con la buena idea de poner una guinda al pastel, Joaquín le hace un pase para que metiera el cuarto... Pero no pudo ser. Aunque se agradece la intención del gaditano, ¡vaya que si... Un detalle más de los muchos que hemos visto y que certifican que todo el equipo es una "piña" para salir de la situación tan delicada en la que se encuentran.

Valencia C.F. 3 - Osasuna 0. Ya falta menos. Sólo tres puntos más en cuatro partidos y estamos salvados del descenso. Seguro que lo conseguimos. Nos merecemos ese premio, después del año tan duro que hemos sufrido.

Solo un punto negro en la tarde. Y el protagonista fue Cañizares. Cuando terminado el encuentro, y aún en el terreno de juego, un periodista se acercaba a él a entrevistarlo, este le hizo un gesto para hacerle saber que no quería hablar. A mi, que aún permanecía conectada a mi MP3, me hubiera gustado mucho escucharlo, saber que sentía en ese momento, participar, como aficionada de su alegría. Pero no lo consintió... Muy mal Cañete, muy mal. Decepcionante....

La alegría vivida en el estadio fue trasladándose a la calle. Las banderas naranjas seguían ondeando al viento, colocadas en motos, coches y en las manos de muchos críos, que en los hombros de sus papis, vivían una experiencia, que aunque por su corta edad, no la comprendan en profundidad....seguro que les deja huella.

Así transcurrió el día. El milagro "Voro", se había hecho realidad. Hasta en mi casa. Milagroso fue que los dos pases de los que disponemos, los disfrutáramos una amiga mía, (forofa,forofa), y yo. Nuestros respectivos, lo vieron en la TV. Y claro, después del éxito de ayer, tendré que ser yo la que acuda en los próximos partidos en Mestalla..... ¿A que si?


MAAT

27 de abril de 2008

Melancolia



Me siento, a veces, triste
como una tarde del otoño viejo;
de saudades sin nombre,
de penas melancólicas tan lleno...
Mi pensamiento, entonces,
vaga junto a las tumbas de los muertos
y en torno a los cipreses y a los sauces
que, abatidos, se inclinan...Y me acuerdo
de historias muy tristes, sin poesía...Historias
que tienen casi blancos mis cabellos.

MANUEL MACHADO

26 de abril de 2008

La poesía


-¿Es arte del demonio o brujería
esto de escribir versos?- le decía,
no sé si a Campoamor o a Victor Hugo,
un mozo de chirumen muy sin jugo-.
Enséñame, maestro, a hacer siquiera
una oda chapucera.
-Es preciso no estar en sus cabales
para que un hombre aspire a ser poeta;
pero, en fin, es sencilla la receta.
Forme usted líneas de medida iguales,
luego en fila las junta
poniendo consonantes en la punta.
-¿Y en el medio?- ¿En el medio? ¡Ese es el cuento!
Hay que poner talento.

RICARDO PALMA

25 de abril de 2008

THICK AS BRICK

Ya sé que no recuerdas
esta escena de hoy.
Yo escuchaba una música muy triste,
y tú, apenas cuatro años, pintabas monigotes.
Te miraba, alzaste la cabeza
y me ofreciste, sin palabras,
la sonrisa más pura
con que pudieras celebrar la vida,
se velaron entonces de lágrimas mis ojos
pues supe en aquel mismo momento
se cifraba y se desvanecía
eso que buscarás y habrás perdido.

Ya sé que no recuerdas,
pero no olvides que hubo un tiempo
donde tu padre quiso guardarte una sonrisa
para que a ella vuelvas cuando sufras.

JUAN PEÑA





24 de abril de 2008

Jóvenes poetas

Hoy, le he dedicado buena parte del día a "las letras". A primera hora de la tarde, me he sumergido en la Feria del Libro, que se celebra en un espacio precioso de los Viveros de Valencia. Este año concurren 81 expositores y entre muchas de las actividades programadas, destacar el homenaje que se les rendirá a Ana Maria Matutes y al recientemente desaparecido poeta Ángel González.
Lo agradable del entorno, el buen clima, y la comodidad con que está preparada el conjunto de la Feria, amén de los miles de libros expuestos, contribuye a que, a menos que te programes, las horas pasen sin apenas darte cuenta... Y eso me ha ocurrido a mi. Que si no "me programo", aún estoy allí. Y es que a las 20 horas, tenía que acudir al Palau de la Música, en donde en la sala "Martín y Soler" se iba a celebrar una "Aula de poesía" a cargo de dos jóvenes poetas (así nos los han presentado) Agustín Pérez Leal y Juan Antonio González Iglesias. Después de escuchar cerca de una hora a cada uno de ellos, me he formado una ligera idea de su obra. Desde luego, teniendo en cuenta que soy una simple partícula de arena en la inmensidad del mar de la poesía, no voy a juzgarlos.Pero sí que he querido traeros un poema de cada uno de ellos.....

El primero es Agustín Pérez Leal, nacido en Teruel en el año 1965. Actualmente reside en Alicante y es profesor de Instituto.


R E P A R T O

El sol a tierra.
El pan a las palomas.
Las rosas a la llama
viva del sueño;

El viento a lo poblado.
La fruta a su encomienda
de podredumbre;
mi voz a sus canciones.

Yo a las palabras.


El otro poeta es Juan Antonio González Iglesias. Nació en Salamanca en el año 1964. Es profesor de Filología Latina en la Universidad de su ciudad, donde reside.


ESTE ES MI CUERPO

Este es mi cuerpo. Aquí
coinciden el lenguaje y el amor.
La suma de las líneas
que he escrito ha dibujado
no mi rostro, sino algo más humilde:
mi cuerpo. Esto que tocas es mi cuerpo.
Otro lo dijo
mejor. Esto que tocas
no es un libro, no es un hombre.
Yo añado que esto que te toca ahora
es un hombre.
Soy yo, porque no hay
ni una sola sílaba
que no sea un centímetro
cuadrado de mi piel.
En el poema soy acariciable
no menos que en la noche, cuando tiendo
mi sueño paralelo al sueño que amo.
No mosaico, ni número, ni suma.
No sólo eso.
Esto es una entrega. Soy pequeño
y grande entre sus manos.
Esta es mi salvación. Éste soy yo.

Este rumor del mundo es el amor.




Una vez más, ha sido un placer compartiros algunas horas de "mis cosas".


MAAT






23 de abril de 2008

Oración de un desocupado


Padre,
desde los cielos bájate, he olvidado
las oraciones que me enseñó la abuela,
pobrecita, ella reposa ahora,
no tiene que lavar, limpiar, no tiene
que preocuparse andando el día por la ropa,
no tiene que velar la noche, pena y pena,
rezar, pedirte cosas, rezongarte dulcemente.

Desde los cielos, bájate, si estás, bájate entonces,
que me muero de hambre en esta esquina,
que no sé de qué sirve haber nacido,
que me miro las manos rechazadas,
que no hay trabajo, no hay,
bájate un poco, contempla
esto que soy, este zapato roto,
esta angustia, este estómago vacío,
esta ciudad sin pan para mis dientes, la fiebre
cavándome la carne,
este dormir así,
bajo la lluvia, castigado por el frío, perseguido
te digo que no entiendo, Padre, bájate,
tócame el alma, mírame
el corazón!
yo no robé, no asesiné, fui niño
y en cambio me golpean y golpean,
te digo que no entiendo, Padre, bájate,
si estás, que busco
resignación en mí y no tengo y voy
a agarrarme la rabia y a afilarla
para pegar y voy
a gritar a sangre en cuello
porque no puedo más, tengo riñones
y soy un hombre,
bájate, qué han hecho
de tu criatura, Padre?
un animal furioso
que mastica la piedra en la calle?

JUAN GELMAN

Premio Cervantes 2007




21 de abril de 2008

Soneto


Escrito está en mi alma vuestro gesto
y cuanto yo escribir de vos deseo;
vos sola lo escribistes, yo lo leo
tan solo, que aún de vos me guardo en esto.

En esto estoy y estaré siempre puesto;
que aunque no cabe en mí cuanto en vos veo,
de tanto bien lo que no entiendo creo,
tomando ya la fe por presupuesto.

Yo no nací sino para quereros;
mi alma os ha cortado a su medida;
por hábito del alma misma os quiero;

cuánto tengo confieso yo deberos;
por vos nací, por vos tengo la vida,
por vos he de morir y por vos muero.

GARCILASO DE LA VEGA

20 de abril de 2008

Poema del pecado




"Vamos, que se hace tarde..." -me dijiste.
Pero yo me quedé mirando el mar,
con el hastío de un pecado triste,
pues no hay nada más triste que un pecado vulgar...
Tú, la mujer ajena.
Yo, el hombre sin ayer.
Ya el mar borró tus pasos en la arena,
pero hay cosas más hondas en un atardecer...

Yo me pregunto como fue el regreso,
si ya estaba él allí,
si tú, como otras veces, pudiste darle un beso,
y si al besarlo no pensaste en mí...

y me pregunto lo que habrás sentido
si después,
al quitarte el vestido,
rodó un poco de arena hasta tus pies...

Ya sé que fue un pecado
triste y vulgar,
pero el viento soplaba de aquel lado
y se llevó el pecado sobre el mar...

Y al cruzar la acera,
-ladrón de cosas que no tienen fin-
para pagarte un beso a mí manera
fui cortando las rosas de mi jardín...

Tal vez mañana,

como hay sueños que han sido y que no son,
tú abrirás como siempre la ventana
y saldrás a esperarlo en el balcón.


Y, como una sorpresa,
como una burla fina y cruel,
colocarás mis flores en la mesa
sin que tiemble tu mano en el mantel...

Quizás vuelva a la playa,
por andar en la arena, no por ti...
(ya me dijiste que, aunque yo no vaya,
tu irás todas las tardes por allí...)
Y si nos tienta algún pecado
triste y vulgar,
el viento sopla siempre de aquel lado,
y se lo lleva todo sobre el mar...

JOSÉ ÁNGEL BUESA





19 de abril de 2008

Amarte


Incluso, cuando me vaya
seguiré amándote.

No podrás impedirlo.

La paz seguirá habitando
en nuestras montañas,
las que tantas veces cobijaron,
nuestros ratos de amor
y deseos cumplidos,
verdadero tesoro
de un tiempo apasionado,
que sólo fue nuestro.

Cuando mi tiempo termine
seguiré amándote,
como el arco iris ama sus colores,
como la oscura noche ama a sus estrellas.
Porque este amor, ya sin mí,
te seguirá amando,
desde la otra orilla, incluso.

MAAT



18 de abril de 2008

Lovers go home!



Ahora que empecé el día
volviendo a tu mirada,
y me encontraste bien
y te encontré más linda.

Ahora que por fin
está bastante claro
dónde estás y dónde estoy.

Sé por primera vez
que tendré fuerzas
para construir contigo
una amistad tan piola,
que del vecino
territorio del amor,
ese desesperado,
empezarán a mirarnos
con envidia,
y acabarán organizando
excursiones
para venir a preguntarnos
cómo hicimos.

MARIO BENEDETTI

17 de abril de 2008

Mensajes.....en una copa.


La Copa llega a Valencia de la mano de Españeta y Baraja.


En contra de lo que muchos pensaban, la Copa del Rey ya se deja admirar en Valencia. Pronósticos hasta "reales" tenían por favorito al Getafe. "Tiene que ganar el que perdió" contestaba S.A.R., Don Juan Carlos I, rey de todos los españoles, a una periodista, que le pidió su opinión sobre el resultado del partido a la salida del Congreso de los Diputados, después de haber presidido la sesión solemne de apertura de la legislatura. Sería por eso. La densa sesión en el cuadrilátero dialéctico de nuestras señorías le facilitó el desliz. Consultada al respecto, la Casa Real echó un capote a la frase explicando que en la misma se hacia referencia a los dos equipos, ya que ambos, habían perdido en sus últimos partidos disputados. Hay una frase muy hecha y utilizada hasta la saciedad, esa de: "que gane el mejor", que hubiese dejado tan panchas a las dos aficiones. Vamos, digo yo, con mis más reales respetos. Y ahora, hablando de frases, sabe Dios el esfuerzo que hago para no intercalar aquí una muy ocurrente, que nació no hace mucho de labios de nuestro Rey por tierras americanas y que dio la vuelta al mundo.... Pero lo dejo ahí. No es momento para bromas.

Los jugadores del Valencia C.F. ganaron la final, en un partido con un resultado justo. Pero quiero resaltar también que considero injusto el trato que esta temporada, le está dando la suerte al Geta. Así es el fútbol...

Sólo soy una aficionada que siente los colores de su equipo y poco más... Pero a la vista de las circunstancias que esta temporada nos está tocando vivir a la afición valenciana, si que quiero compartiros una serie de mensajes que creo nos han llegado desde los jugadores de mi equipo. Por lo menos a mí. A pie de campo y recién terminado el encuentro, el andaluz Alexis Ruano, autor del golazo segundo del partido, tuvo un recuerdo para Albela, Angulo y Cañete. Todo un detalle y con traducción directa. Por lo que vi a través de la mejorable retransmisión del partido de la cadena tele 5, pocos jugadores acudieron a compartir su alegría con Koeman. Para tomar nota, ¡ya!. Baraja, había anunciado el deseo de la plantilla de que no hubiesen celebraciones en caso de ganar la Copa. Totalmente de acuerdo. Pero aún así, me sorprendió su semblante, en la llegada al aeropuerto de Manises. Y más...el hecho de que fuera Españeta, quien le ayudara a llevar la Copa. Elocuente.

Ahora, el trofeo, ya está expuesto para ser visitado por la afición valencianista. Es un pequeño soplo de aire fresco en la acalorada temporada que estamos sufriendo. Y ya es historia. La mirada, desgraciadamente, la tenemos en la tabla, y el pensamiento, en ese hipotético descenso...

¡Que Dios reparta suerte! Y a nosotros, si es posible, mucha. La vamos a necesitar.

Os dejo unas imágenes para recordar...















Dos aficiones dignas de un sobresaliente.


Mata celebra "por los aires" su gol con la afición. Fue el inicio....


Alexis Ruano, también de cabeza, marcó el segundo. Ya estábamos más cerca...

Morientes, deseoso de marcar y dedicarle el gol a su pequeña Martina, marcó el tercero, también de cabeza. Con este gol...nos desatamos.



Terminado el encuentro, Baraja, uno de los capitanes del Valencia, saluda a la afición agradecido con ella. No es para menos...



Las fotos de rigor en el mantel verde y con Copa de lujo....



Villa, emocionado, empaña la Copa con un sentido besazo.



Mata y Villa pasean el trofeo por el campo mostrándolo a su afición.


Y ahora....a por la permanencia. Nos quedan 6 partidos, de los cuales, necesariamente hay que ganar al menos dos. ¿Seremos capaces?


Maat










16 de abril de 2008

35 años sin Nino Bravo

Hoy, se cumple el 35º aniversario de la muerte de Nino Bravo y desde mi blog, quiero recordarlo con cariño. He montado un video con una de sus canciones que está entre mis favoritas. Lo del tema de sus fotos ha sido más difícil... Hay pocas, y no muy utilizables. Canción y fotos, mezcladas con muchas horas de trabajo y una inmensa dosis de bonitos recuerdos se han traducido en este pequeño video. Aquí os lo dejo. Deseo que os agrade.

¡Hasta siempre Nino!


MAAT


15 de abril de 2008

Yo no sé lo que es "el mar"...

Yo no sé lo que es "el mar"...
"La mar" sí que sé lo que es...
No digáis "el mar", amigos,
porque "la mar" es mujer...
Amante del pescador,
amiga del timonel,
esposa que siempre aguarda,
novia y hermana a la vez...
hembra de espuma que tienta
con sus olas el vaivén...,
sirena de blanco nácar
-mitad niña, mitad pez-
que a los hombres de la orilla

les tiende su verde red...
Quienes la llaman "el mar"

de tierra adentro han de ser,
hombres sin brújula, ciegos
de su gracia, que no ven...

Yo, que he nacido a su vera
y mil veces la crucé,
niño almirante de sueños
en mi barco de papel
y, hombre ya, sobre los buques
gigantes, de ella a través...

Yo, que respiro su brisa
y esclavo soy de su ley,
y he crecido entre sus velas
y morir quiero a sus pies...
Si voy a bordo del verso,
con mi nombre -Rafael-
en el mascarón de proa
de mi mañana y mi ayer...

Si el coral mediterráneo
de sus labios mío fue
y amo sus besos de brea

en el oro de mi piel...

Si he bebido su salitre

bajo el sol de los Roger
-de Lauria y de Flor, marinos
en la estela de la Fe-
Si es castigo a sus espaldas
vivir, para mi, y no ver
los cambiantes con que juega
la esmeralda de su tez...
Si esto que siento por ella
como entraña de mi ser
es amor y yo soy hombre,
¿cómo -¡oh mar!- la nombraré?


Yo no sé lo que es "el mar"...
"La mar" sí que sé lo que es...
No digáis "el mar", amigos,
¡porque "la mar" es mujer...!

RAFAEL DUYOS





14 de abril de 2008

Cuéntamelo otra vez




Cuéntamelo otra vez, es tan hermoso

que no me canso nunca de escucharlo.

Repíteme otra vez que la pareja

del cuento fue feliz hasta la muerte,

que ella no le fue infiel, que a él ni siquiera

se le ocurrió engañarla. Y no te olvides

de que, a pesar de los problemas,

se seguían besando cada noche.

Cuéntamelo mil veces, por favor:

es la historia más bella que conozco.

AMALIA BAUTISTA


13 de abril de 2008

Poema 20 de Pablo Neruda


Puedo escribir los versos más tristes esta noche.

Escribir por ejemplo: "La noche está estrellada",
y tiritan, azules, los astros, a lo lejos.

El viento en la noche gira en el cielo y canta.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Yo la quise, y a veces ella también me quiso.

En las noches como ésta la tuve entre mis brazos.
La besé tantas veces bajo el cielo infinito.

Ella me quiso, a veces yo también la quería.
Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido.

Oír la noche inmensa, más inmensa sin ella.
Y el verso cae al alma como al pasto el rocío.

Qué importa que mi amor no pudiera guardarla.
La noche está estrellada y ella no está conmigo.

Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos.
Mi alma no se contenta con haberla perdido.

Como para acercarla mi mirada la busca.
Mi corazón la busca, y ella no está conmigo.

La misma noche que hace blanquear los mismos árboles.
Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.

Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise.
Mi voz buscaba el viento para tocar su oído.

De otro. Será de otro. Como antes de mis besos.
Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos.

Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero.
Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido.

Porque en noches como ésta la tuve entre mis brazos,
mi alma no se contenta con haberla perdido.

Aunque éste sea el último dolor que ella me causa,
y éstos sean los últimos versos que yo le escribo.

PABLO NERUDA









12 de abril de 2008

Julia

Tengo que reconocer que cada día estoy más admirada de lo que da de si este mundillo virtual. Cierto que he llegado hasta aquí no hace mucho tiempo y no me avergüenza decir que circulo con la "L" puesta. Pero por ahora, voy cubriendo objetivos. Le dedico tiempo, esfuerzo y, además cuento con la ayuda de algunos amigos virtuales que me ayudan en cuánto acudo a ellos. Y de vez en cuando, tengo compensaciones y sorpresas agradables. Hoy ha sido uno de esos días. Os cuento.

Ayer, una de mis amigas, L., partió -como ella dice- a su pueblo, en el es
tado de Michigan, EEUU. Iba al nacimiento de su nieta Julia, que tenía que nacer a partir del día 12, pero se adelantó y nació el día 9 . El jueves por la noche cenamos juntos para despedirnos y estaba emocionada. No había podido estar en el parto, pero como contrapartida estaba satisfecha pues todo había ido bien, y en unas horas, ya podría tener a su nieta en los brazos. Cuando nos despedimos, un enjambre de sentimientos tropezaban por ahí dentro, por un lado, alegría por ella, pues iba a pasar unos días con toda su familia, que residen en Battle Creek y de donde ella se vino hace ya muchos años. Pero por otro lado, pensar en lo lejos que íbamos a estar cerca de un mes, también me hacia sentir tristeza. Esta mañana, esperaba la llamada de su esposo para que me confirmara que ya había llegado L. a su destino, cuando ha sonado el teléfono. Efectivamente era él y, en cuanto le he escuchado, sin esperar a que me dijera nada le he preguntado si L. ya estaba en Batlle Creek

-No se nada de ella aún- me ha respondido, pero ¿no has abierto mi mail?
-pues no, todavía no me he asomado al despacho...

-pues hace rato que te he mandado un mail, anda ves, míralo.

Intrigada, he puesto mi ordenata "a trabajar" y he llegado al mail de mi amigo. Y esto es lo que me he encontrado....


















Esta es Julia, la nieta de mis amigos. Ha pesado 4.500 kilos y las fotos están tomadas nada más nacer. No sé lo que mide, pero su padre, que es norteamericano, abulta como un armario de dos puertas....la niña ha salido a él. (Perdona Math, esto lo digo con todo mi respeto y cariño hacia ti)

Ni que decir tiene que me he emocionado al ver a Julia. Ha sido una buena idea, que Ana Lee enviara las fotos a su padre para que, ya que no ha podido ir él también a EEUU, por lo menos viera a su nieta en estas fotos. Y las que vendrán....


Por eso os hablaba del mundo virtual, de Internet, gracias a él, lo que son las cosas, hemos conocido a Julia "antes" que su abuela. Julia ha llegado hasta nosotros gracias a la red, mientras su abuela volaba hacia ella para -imagino- darle un gran abrazo. Se han cruzado por el cielo y afortunadamente, las dos han llegado bien a sus destinos....

Como imagino que F. se chivará de que Julia está en mi blog y que L. entrará más de un día aquí, pues es una de mis "asiduas" voy a mandarle un besote enorme y otro, a los papás de Julia, junto con mi más sincera enhorabuena. Disfrutar cada minuto que vais a estar juntos. El tiempo, vuela.

Y para terminar, un apunte gracioso. Entre las cosas que los amigos le hemos mandado a Julia, están estos dos pechitos que con todo mi cariño le he bordado. Es otra de mis aficiones, el punto de cruz. Pero...no le van a servir. Esas cintas no rodean ni de coña ese cuellecito. ¿O si?



MAAT

11 de abril de 2008

La eterna poesía


Pobre escritura inesperada.

Oscuro lado del pensamiento.

Esperanza crecida con el infinito.

Sueño maldecido por la razón.

Intima amiga, llena de sequía.

Así es la eterna poesía.


ALFREDO CUERVO BARRERO

10 de abril de 2008

Firmando autógrafos....

Alguna vez os he comentado que los jueves por la tarde me reúno a merendar con varias amigas . Como la tarde se nos quedaba corta para todo lo que tenemos que contarnos, hemos optado por adelantar la cita y, en lugar de merendar, reunirnos para comer. Vamos, por aprovechar más el tiempo... Hemos descubierto un Restaurante en el centro de Valencia, que regenta una de mis amigas de la infancia con la que había perdido contacto, que además de tener un cocinero extraordinario, la atención que nos dispensan es de ángeles, y por si faltara algo, tienen un variado menú por 7 euros. ¿Se puede pedir más?

Pues bien, este jueves, me tomé "todo el día libre". Por la mañana marché a la Biblioteca Pública pues tenía que devolver un libro que no he podido terminar de disfrutar. Es una antología poética de León Felipe, de 1400 páginas y que me costó más de tres meses conseguir en préstamo. Pero no me han bastado los días que lo he tenido en casa para terminarlo. Seguramente, volveré a por él más adelante...

La reunión-comida con mis amigas ha sido tan placentera como todas las semanas. Los temas son siempre los mismos, pero actualizados al momento. Hijos, precios, política, hijos, maridos, salud, años pasados, hijos, ex-maridos, (que haberlos ahylos), y...más hijos. Y lo más importante. No sé como lo hacemos, pero conseguimos compartir el "como" nos sentimos, que ya es de agradecer y que de vez en cuando, viene muy bien hacerlo.

Terminada la reunión, he entrado en El Corte Inglés para efectuar esas "imprescindibles" compras diarias... Iba en una de las escaleras metálicas hacia la zona de alimentación, cuando por megafonia una dulce voz nos invitaba a visitar la cuarta planta, donde dos jugadores del Valencia C.F. estaban firmando autógrafos. Casi tropiezo al final de la escalera inmersa en atender uno de los nombres...¿será posible? ¿ha dicho Cañizares? ¿uno de los apartados por Koeman firmando autógrafos? ¿cómo que? ¿como jugador del Valencia? aún lo es, claro. Su renovación para dos años del pasado 2007 está en vigor...pero no juega. Ni que decir tiene que la curiosidad me ha vencido y por un momento me he olvidado de la carne picada de los macarrones de mañana y me he dirigido a la cuarta planta. Me faltaba comprobar que era cierto. Y lo era. Alli estaba Cañizares, al lado de Marchena, atendiendo a la gente que en rigurosa cola organizada por personal de seguridad, iban llegando hasta ellos para llevarse su autógrafo y muchos, hasta fotos a su lado...

-mira, esta foto me la hice con Cañizares, el portero del Valencia pero qu
e ya no juega, el apartado- imagino que contará más de uno de los jóvenes que conseguían esta tarde su autógrafo.

Y allí he permanecido un rato, delante de ellos, observándolos. Hasta me he permitido tomar imágenes. ¿Por qué? Sencillamente porque Cañizares me ha impresionado. ¿Os acordáis del poema XV de Neruda?

Me gusta cuando callas porque estás como ausente,
y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.

Parece que los ojos se te hubieran volado....



Pues así he visto a Cañizares. Pero al contrario del verso, no me gusta nada verlo así. Por eso me ha impresionado. Estaba allí, pero no estaba. Hablaba nada con la gente que se le aproximaba, los miraba lo justo para oír el nombre que debía poner en el autógrafo. Su mirada se perdía constantemente. Sólo cuando alguien le reclamaba atención para posar en alguna foto, una débil y forzada sonrisa acudía a sus labios. Lo he visto triste, distante y también...un poco dejado. El aspecto que le da la barba que deja crecer en su rostro no le ayuda mucho en su imagen. Es como si el pasado 18 de Diciembre, en lugar de cumplir un año más, hubiese cumplido de golpe 4 o 5 ...




Santiago Cañizares, durante su permanencia en el Valencia C.F. ha sido ganador de: la Copa del Rey y la Supercopa en 1999, Campeón de Liga en la temporada 2001-2002 y 2003-2004, Copa de la Uefa 2003-2004, Supercopa de Europa 2004, poseedor del Premio de la Diputación de Valencia al mejor jugador del Valencia C.F. en la temporada 2005-2006. Si, si, el mismo, estaba esta tarde firmando adidamente, autógrafos en El Corte Inglés. Pero ya no juega partidos. No le dejan. Lo han apartado del equipo. Y seguimos sin saber por qué....


Santiago Cañizares, Cañete, es poseedor de 4 trofeos Zamora, y considerado, el segundo mejor jugador de la liga española, sólo equiparable a Juan Acuña, del Deportivo de la Coruña, que también llegó a merecer 4 trofeos Zamora, el último en el año 1951. Hasta la fecha, nadie los ha igualado en número. Pero el entrenador de su equipo, avalado por los máximos responsables del Club, lo tiene apartado del equipo. Solo entrena. Pero no juega partidos. Y como consecuencia, tampoco puede jugar partidos con la Selección.

Santiago Cañizares, ha sido convocado a la Selección Española en 46 ocasiones. Debutó en la misma el 17 de Noviembre de 1993, en partido contra la selección de Dinamarca. Lesionado Zubizarreta, Cañete salió al terreno de juego a sustituirlo y paró un penalti. Sin ese penalti parado, España no se hubiese clasificado para los mundiales de Estados Unidos de 1994. En dicho Mundial, Cañizares también jugó, otra vez sustituyendo a Zubizarreta, que estaba sancionado.

Todo eso, y muchas, muchas horas vividas por y para el Valencia C.F. parece que ahora ya no cuentan... Unas mentes lúcidas, culpables de todo lo que está sufriendo esta temporada la gran familia valencianista, esa que si que siente los colores, no le dejan jugar en su equipo, no lo quieren. Lo han apartado. No cuentan con él...

Hoy, los aficionados del Valencia C.F. podíamos ver a Cañete "trabajando" para una conocida marca de deportes. Es muy dueño de disponer de su imagen como crea conveniente. Su otro trabajo, el evitar goles del equipo contrario, que tan bien sabe hacer, de momento, no le dejan hacerlo. Sigue apartado de su equipo. No cuentan con él.....¡De locos!


¿Algún día podremos saber realmente que ha pasado de puertas adentro del Valencia C.F.?

MAAT



9 de abril de 2008

Imágenes de mi escapada a Madrid

En mi última visita a Madrid estuve en una zona que por allí llaman barrio de "las letras". En una sencilla calle se encuentra la casa donde vivió y murió Miguel de Cervantes. Y también se encuentra en la zona la casa donde también vivió y murió Lope de Vega. Me alegré de visitarlas.
Una especie de pellizco se te pone en el alma cuando, mirando sus fachadas, te los imaginas allí sentados, tras cualquiera de aquellas ventanas escribiendo las obras que hemos tenido la suerte de "heredar". Sencillamente....un lujo.




















Y poniendo un toque "humano" y tierno en mi relato, os contaré algo que, a mi, que me gusta mucho observar a la gente, viví en pleno Paseo del Prado, una de las zonas más concurridas de Madrid. Volvía de mi visita al Museo cuando en una esquina vi un remolino de personas que observaban algo. Me acerqué. Se trataba de una "figura humana", de esas que nos visitan en nuestras ciudades cuando celebramos alguna fiesta. Este año, aquí en Valencia, en fallas, disfrutamos de algunas de ellas... La que aquí se encontraba me llamó poderosamente la atención, pues las características del "maquillaje" superaban cualquier otra de las figuras por mi conocidas. Se trataba de "Los petrificados". Juzgar vosotros....


Tuve que observar un rato la figura para comprobar cuantas personas "reales" la componían.
Pasados unos minutos, un gracioso y ocurrente detalle me lo demostró. Al son del ruido que hacían las monedas al caer en esa especie de baúl... una de las figuras, abría con sorpresa los ojos, delatándose. Entonces, todos los presentes, se unían en una exclamación acompañada de una risa. Y ahí radicaba todo el secreto de la recaudación... En el abrir y cerrar los ojos.

Había adultos que se colocaban delante de la figura, y al depositar la moneda, se quedaban desafiantes y expectantes para observar el parpadeo singular del petrificado, que agradecían con un gesto de satisfacción por haberlo conseguido... En décimas de segundo, los ojos volvían a cerrarse, esperando el siguiente "cloc" de la siguiente moneda. Los críos eran los que mejor lo pasaban. Y los mejores clientes. No se conformaban con una moneda solo. A mi, desde luego, lo que más me llamaba la atención era observar con detalle el maquillaje. Menudo trabajo...

En esas estaba, cuando una joven mamá, con un crío pequeño en su cochecito, se acercó a la figura y ante el asombro de los presentes, el petrificado parpadeante se bajó del pequeño pedestal que lo sostenía hasta ese momento, para cumplir con otra misión ...dar cuenta de un interminable bocadillo que la joven le entregó. Y que afición puso en ello...


























Fue entonces cuando sucedió lo más curioso. El espectáculo había cesado. Ya no habían parpadeos. La figura quedó incompleta, pero los presentes, casi en cola, comenzamos
a depositar monedas en el baúl. ¿El niño? ¿La joven mamá? ¿El estilo de vida de esa familia que en un momento nos planteamos? ¿Cuántos parpadeos para pagar un alquiler, el super, la luz, el agua, pañales, potitos....?

Me alejé del lugar sintiéndome una privilegiada, y deseándole al petrificado, mentalmente, que se hiciese pronto la hora de marcharse a casa, darse una buena ducha y jugar un poco con su hijo...




MAAT