13 de marzo de 2014

Este jueves, relato: Nos vamos de cañas...


Llevo un tiempo-demasiado, según mi incondicional amigo Fernando-sin entrar en el mundo bloguero. Imperativos familiares me han mantenido ocupada en otros menesteres más convulsos, pero hoy, y aprovechando que los jueveros  nos vamos de cañas, me he decidido a emplear unos minutillos para acompañaros en tan agradable proyecto, en el que nos ha embarcado emejota desde su espacio.

Dicen los entendidos en la materia que, ir de cañas, es una de las costumbres más arraigadas en la sociedad mediterránea, hecho que la verdad, me ha sorprendido, pero me alegra saberlo. Hay que ir dándose premios de vez en cuando, para mitigar un poco las adversidades que nos va tocando vivir.

Buceando sobre el tema en San Google he encontrado hasta recomendaciones para "ir de cañas". !Asombroso! y claro, me hago participe del hallazgo. Se recomienda elegir bien a nuestros acompañantes, que no seamos más de cinco,pues lo contrario dificulta la buena comunicación. Los temas de conversación deben ser lo más triviales posible, nada de de religión y mucho menos de política, esta última puede amargarnos el pincho de tortilla más suculento. Buenos chistes, anécdotas graciosas, recuerdos...cualquier tema que no cree controversia y posibles discusiones. Las cañas, acompañadas de sus respectivas "tapas", deben consumirse de pie, y no más de dos en el mismo sitio, lo que favorece una amplitud de "conocimientos" culinarios. Si cada uno paga una ronda, las otras te salen gratis y hasta parece que caen mejor que si cada vez, echas manos a la cartera.

Ropa cómoda, calzado andador, complementos los justos y, a ser posible, móvil desconectado.

La bebida reina en eso del tapeo es la cerveza. La rubia es la preferida por la mayoría de los que conservan esta vieja costumbre de  ir de  "cañas".  Está elaborada con productos naturales: agua, cebada y lúpulo.Aporta vitaminas y minerales, pero se recomienda, consumir con moderación.

Como guinda de mis investigaciones sobre el tema, maravillada me ha dejado el conocer que periodicamente, una asociación de cerveceros realiza una encuesta sobre: ¿con quien te irías de tapas...? Uno de los favoritos resultó  Iker Casillas, que me apunto. Pero en otras ediciones salió elegido José Luis Rodriguez Zapatero y más recientemente, Mariano Rajoy. Sin palabras.

Y es que ya lo he dicho un poco más arriba: hay que consumir la cerveza con moderación.

Lupe



10 comentarios:

Neogéminis dijo...

Lupe, tanto festejo tu retorno bloguero como la manera de sumarte a la propuesta de emejota!...me has ilustrado con lujo de detalles sobre el tema, al punto que me han dado ganas de "salir de cañas" también a mí, que no tengo costumbre!...(no con Rajoy, por supuesto jeje)
Besito.

Valaf dijo...

Post divertido, a lo "crónica de la birra y el tapeo", jajajaja...

Personalmente, prefiero la Guinness. Y más "colorá", la Murphis.

Un beso

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

a mi también me gusta la cerveza. Con moderación.
Que bueno que volviste.

Juan Carlos dijo...

¡Me alegra mucho que hayas vuelto! Además con una explicación de esa noble actividad. Yo también lo he querido hacer y tú das algunos detalles importantes que yo no indiqué.
Un abrazo, espero que concretemos por fin para tomar unas cañas, o un heladito, lo importante es charlar.

Tracy dijo...

Curioso los consejos que hay para ir de tapas, la verdad es que son muy inteligentes, sobre todo ese de no hablar de política yo añadiría : "ni de deportes"

Carmen Andújar dijo...

Me alegra mucho volverte a ver por aquí
Es curioso todo lo que se puede encontrar en Google, y es verdad lo de irse de cañas no lo puedes hacer cn cualquiera, es mejor elegir bien los acompañantes, para pasar un bune rato.
Muy bien explicado
Un beso amiga

G a b y* dijo...

Se te extrañaba! Así que este retorno viene de "perilla" para alzar la jarra e invitar al brindis.
Has hecho una gran exposición sobre el tema, que admito, en principio no le cazaba el sentido, ya que "ir de cañas" no es una expresión usual en mis tierras. Buenísimas las recomendaciones que das, más vale evitar esas discusiones que surgen a través de las diferencias y el burbujeante impulso que deriva de ciertas bebidas!
Un beso al vuelo y salú!
Gaby*

Pepe dijo...

Lupe en primer lugar, me alegra mucho volver a leerte de nuevo. Después apoyo esa costumbre tan extendida, al menos en España, de ir de cañas. Favorece la comunicación, el encuentro y la amistad. Pero ni que decir tiene que nunca jamás elegiría como compañero de cañitas al Sr. Rajoy ya que mi vena masoquista está atrofiada y no funciona.
Un abrazo.

rosa_desastre dijo...

Buenas recomendaciones para que la borrachera no sea una pesadilla, aunque verás, casi tan importante como las cañas, es la compañía para tomarlas y siendo así, hasta el agua sabe a gloria.
Un abrazo, amiga.

San dijo...

Se te echa de menos Lupe,así que esta ronda, es doblemente agradable, tu compañía y estas buenas recomendaciones.
Mis mejores deseos Lupe, espero que todo esté en orden.
Un abrazo.