22 de diciembre de 2011

Este jueves un relato: Cuento de Navidad


Las calles eran verdaderos hormigueros de personas que iban y venían cargados con sus bolsas de regalos. Bonitas guirnaldas de colores se enlazaban a los presumidos edificios señalando que las fiestas navideñas habían llegado. Los árboles, medio desnudos de hojas, lucían abrazados por miles de bombillas plateadas que serpenteaban hasta las ramas más altas. En una de las concurridas esquinas, una castañera ofrecía a viva voz "castañas calentitas y sabrosas", mientras que una suave brisa fría confirmaba que la nieve estaba cerca...

Una pareja, con las manos entrelazadas, caminaba despacio por una de las calles más concurridas sin perderse nada de lo que sucedía a su alrededor. Los escaparates de las tiendas, ataviados con llamativos adornos navideños copaban su atención. A cual de todos era más elegante...

El griterío de un grupo de niños les hizo llegar hasta ellos, expectantes. Atónitos, contemplaron como parloteaban con una figura del importado Papá Noel que, a través de un escaparate y desde algo parecido a un televisor les preguntaba si habían sido buenos durante el año y qué juguetes le habían pedido en sus cartas. A los críos se les veía entusiasmados y nerviosos, los había incluso que, temerosos, no se acercaban al manoseado cristal como lo hacían los que más desparpajo exhibían.

Llegaron a la puerta de un gran supermercado y comprobaron como la gente salía con sus carros atiborrados de compras camino de sus coches. Sin duda, una gran fiesta se iba a celebrar.

-¿Te das cuenta, José? Nadie nombra a nuestro Hijo...

-María, cada cual tiene sus creencias. Son libres de vivir estos días con arreglo a ellas.

-Pero...si no creen en el nacimiento de Jesús, ¿qué celebran?

José se paró delante de ella y ajustándole la bufanda le miró a los ojos diciéndole:

-Lo importante es que vivan felices, y esa apariencia es la que tienen ¿no te parece?

Ella le sonrió asintiendo y él, abrazando sus hombros la atrajo hacia sí y siguieron caminando.

Unas estrellas luminosas colocadas en la puerta de un comercio les invitó a visitarlo. Tuvieron que aguardar turno para acceder al local, pues se encontraba repleto de personas -un buen número de ellas eran niños-que, entusiasmadas, recorrían los diferentes pasillos con una cesta en las manos eligiendo diversos artículos -en la mayoría de las veces, por indicación de la gente menuda- de las enormes estanterías que contenían todo lo inimaginable para montar belenes ,en conmemoración del nacimiento de Jesús.

María sonrió delante de los centenares de figuras que los imitaban. Casas hechas de corcho de todos los tamaños y formas, molinos, granjas, pozos, puentes, árboles, pesebres, aguardaban ordenadas en grandes estanterías, esperando ser elegidas. Pastores con sus rebaños, lavanderas, granjeros, majestuosos reyes magos y toda clase de personajes dispuestos a poblar los belenes que, en gran número de hogares iban a instalarse, esperaban pacientemente en sus lugares el nuevo destino. Podían marchar acompañados de gallinas, cerdos, cabras, vacas, polluelos, patos, peces...y los famosos bueyes y mulas que propiciaron una noche menos fría aquel 24 de Diciembre al Niño Dios...

María y José se miraron complacidos. El ver los ojos de esos niños eligiendo las figuras de sus belenes les había
reconfortado. Transmitían gozo y alegría y eso les bastaba. Había llegado el momento de volver a casa. Cuando la enorme estrella fugaz les dejó a la puerta del cielo, las voces melodiosas de un grupo de ángeles les hizo sonreír. Ya estaban preparando el cumpleaños de Jesús, quien, nada más percatarse de la llegada de sus padres, salió a su encuentro.

-¿Valió la pena esa visita a la tierra?

-Verás hijo, hay un poco de todo...

-Tranquila, Madre. Ya sabes que cuando realmente me necesitan y me llaman, yo les escucho a todos. A TODOS.

Y depositando un beso en su frente la invitó a pasar. Para entonces, la potente voz de José ya se había unido a la del coro que ensayaba bellos y alegres villancicos, mientras millones de estrellas centelleaban en el cielo uniéndose a la fiesta.

Maat


Más cuentos de Navidad en:
http://callejamoran.blogspot.com/

21 comentarios:

izara dijo...

Amiga Maat, me has emocionado.
Precioso relato, que bonita manera de ver distinta pero igual a la Navidad.

Un abrazo. ¡¡feliz Navidad!!

Carmen Andújar dijo...

Bonito relato. Aunque hay mucho consumismo, aun queda un poco del espíritu de navidad que es la esencia de esta fiesta, y eso es lo más importante
Un abrazo

MAJECARMU dijo...

Maat,gracias por tu visita y tus palabras...Tu cuento es un auténtico regalo de navidad,te lo agradezco en el alma.Ahí vemos la realidad de la vida y el amor y misericordia de la providencia,que nos mantiene e impulsa siempre.
Que la luz del belén ilumine tu corazón todo el año y el 2012 te traiga mucha salud e inspiración para seguir escribiendo tan bonito y profundo como sabes hacerlo.
SÉ FELIZ AMIGA,TE LO MERECES.
Mi abrazo grande y mi ánimo.
M.Jesús

Natàlia Tàrraco dijo...

Muy buena idea esa de hacer aparecer a los protas de la historia, delicioso cuento Maat,
les sonaría a despilfarro tanto gasto a ellos que las pasaron canutas según la leyenda.

Y luego al cielo con la estrella, y el hijo crecido, mayorcito con sus aprox. 2012 añitos.

A disfrutar de estos días en buenas compañías, merece la pena, te deseo lo mejor para 2012 amiga, besitos.

Pepe dijo...

Maat, dices en un párrafo de tu preciosa entrada: Los importante es que sean felices, ¿no te parece?. Estoy de acuerdo contigo, pero al lado de los brillos, de las luces, de la abundante comida, convive la necesidad, el hambre, el paro, y a veces pudiera parecer que ni existe. Eso es lo que motivó el haiku de mi segunda entrada.

Que la felicidad sea tu fiel compañera siempre.
Un abrazo.

Maat dijo...

Mi buen amigo Izara. Tus letras han sido un verdadero regalo en estas fechas en que preparamos la Navidad. Mis mejores deseos para ti y para tus seres queridos en estos días y en los próximos 365.

¡Ojalá! podamos seguir leyéndonos muchos años...

Un abrazo inmenso.

Maat

Maat dijo...

Tienes mucha razón, Carmen. El espíritu de la Navidad es lo más importante. Si será importante que nos hace a todos un poco más buenos. Si fuésemos capaces de alargarlo...

Un fuerte abrazo y mis mejores deseos para estos días y para los 365 que ya están llamando a la puerta.

Maat

Maat dijo...

Majecarmu, espero y deseo que se cumpla tu deseo hacia mis letras. Últimamente no estoy como me gustaría, pero todo irá volviendo a su sitio. Por lo menos, así lo espero. Una vez más, agradezco tu visita, tus palabras y el afecto que me demuestras.

Gracias por estar ahí SIEMPRE.

Un abrazo fuerte.

Maat

Maat dijo...

Natalí, te envío por Seurvirtual un gran paquete que contiene mis mejores deseos para estos días y para los próximos 365. Te advierto que he pagado un extra por exceso de peso. (En el paquete, se entiende)

Un abrazo muy fuerte que agradecería compartieras con Ferrán.

Maat

Maat dijo...

Hola, Pepe.

Ya sé que todo "eso" también está presente. Tengo cerca personas que lo están pasando como tú cuentas. Y también sé que, en lo posible, intentamos aliviar a los que sufren esa circunstancia en nuestro entorno. La vida, al fin y al cabo, no para de dar de vueltas y como ellos, podemos vernos cualquiera.

Gracias por tus letras. Te dejo un fuerte abrazo y espero lo compartas con ese solete que llena tu vida, Toñi.

Maat

San dijo...

La Navidad de hoy, en la que hay de todo Alegria, Fiestas, Consumo y tanta necesidad. Este mundo no deja de circular llegue la fiesta que llegue. Bonito sería llevar en el corazón todo el año el sentdo de la navidad.
Un gran abrazo Maat y que el próximo año nos una más fuerte

Tésalo dijo...

¡Cuanta inceridumbre en estos días
Maat!



Felices fiestas

Luis

rosa_desastre dijo...

Vivir la Navidad de forma diferente, mirando alrededor y quien sabe si seremos tocados por la magia... "lo importante es ser felices" cada uno a su medida.
Un abrazo, te deseo toda la felicidad del mundo.

Abuela Ciber dijo...

Estas palabras mensajeras a traves de las distancias, deseo lleguen a ti y seres queridos , portadoras de cariño y energias de BienEstar:
Que tú corazón esté ligero y tus bolsillos pesados.
Que la Buena suerte te persiga.
Que cada día y cada noche tengas muros contra el viento, y un techo para la lluvia.
Que tengas alimento junto a la fogata y, risas para consolarte.
Que aquellos a quienes amas estén cerca de ti,

Y........todo lo que tú corazón desee!
.
FELIZ NOCHEBUENA...FELIZ NAVIDAD!!
.
Abuela Cyber

CAS dijo...

Quien podrá poner las cosas en su lugar? Quien será dueño de la verdad y el criterio? Quien, quien quien?
Me quedo acompañada de tu relato, y apronto muchos achuchones para enviartelos via interstelar, que es lo que mejor funciona por estos días.
BESOS Y QUE LAS BUENAS INTENCIONES LOGREN ALGUNA CONCRECIÓN.

Juan Carlos dijo...

Me gusta tu relato, con tu estilo característico, tu estilo y, si vale, tu positivismo.
Una idea al hilo de este relato, que María y José a la vista del Belén dijeran qué había y que no en el Belén del año 0.
Un abrazo fuerte, muy felices Navidades y que sigamos leyéndonos (y viéndonos en persona).

MiLaGroS dijo...

Muy bonito.

Feliz Navidad.

Sindel dijo...

Me encantó este relato es diferente y muy emotivo.
Un abrazo y muy feliz navidad.

mimbre dijo...

Hola Maat...

Luces de colores, casas adornadas, arbolitos llenos de regalos
En el aire flota la navidad, tiempo de festejos y reuniones
La familia en torno de la mesa, abrazos entre los presente
Extrañamos los ausentes, las imágenes se repiten año tras año
Y las renovadas esperanzas de un mundo mejor, más justo ¡
Les deseo Felices Fiestas mis Queridos Amigos ¡
Un abrazo Navideño enorme ¡
Osvaldo

Ceci dijo...

Divertidos estarían María y José mirando las copias de los pesebres. ¡Que encanto de cuento Maat!, nos pone en evidencia de que sin dudas la alegría en estas fiestas es nuestro mayor capital
Te dejo un gran beso y muy Feliz Navidad

gustavo dijo...

acabas de reinventar un mito...
sabes, lupe, considero que con frecuencia los nuevos cuentos que elavoramos basándonos en los de siempre, bueno, en los de siempre que a su vez ha ido modificándose,suelen tener un color especial, es decir, los amoldamos a nuestros tiempos. pero sucede que en los tiempos de ahora nos apercibimos de cosas tales como que da lo mismo de qué color o raza somos o de si seguimos a papa noel a jesus en esto de las celebraciones navideñas...y así, tu cristo-niño viene a decir al final que todos ellos en su momento acudirán a él para...y él, no podía ser de otra amnera, a todos atenderá..
un beso fuerte y feliz anvidad o QUE TE VAYA BONITO..