17 de octubre de 2011

Soneto


Tu indiferencia aumenta mi deseo
como aumenta la sed junto a una fuente,
y si cierro los ojos ciegamente
con los ojos cerrados aún te veo.

No importa que mi inútil galanteo
siga implorando amor inútilmente,
pues me resigno a tu desdén creciente,
que es lo único tuyo que poseo.

Pero, aunque sé que nunca serás mía,
y que otro amante más feliz, un día
estrechará tu cuerpo en primavera,

aún te sigue este amor que no te alcanza,
pues, si es amor amar con esperanza,
sólo es grande el amor que nada espera.

JOSÉ ÁNGEL BUESA

5 comentarios:

izara dijo...

Hasta que entré en este blog, yo no conocía la poesía de Jose Angel Buesa. Ahora lo que de él he leído, me gusta.
Y sobre todo me gusta que a tí te guste.
Es una manera de intuir el alma.

Un abrazo Maat.

San dijo...

Maravilloso Maat, no hay amor mas grande que aquel que nada espera.
Un abrazo, pronto espero materializado.

Neogeminis dijo...

..."sólo es grande el amor que nada espera"...
es que el otro, más que amor es egoísmo, o amor propio.


Un abrazo.

Balamgo dijo...

Un soneto precioso el de José Ángel Buesa.
Abrazos.

Celia dijo...

Buena magnífico y tú, entreñable persona.
Un abrazo.