4 de octubre de 2011

Cuando todo suceda


Digo: comience el sendero a serpear
delante de la casa. Vuelva el día
vivido a transportarme
lejano entre los chopos.

Allí te esperaré.

Me anunciará tu paso el breve salto
de un pájaro en ese instante fresco y huidizo
que determina el vuelo
y la hierba otra vez como una orilla
cederá poco a poco a tu presencia.

Te volveré a mirar a sonreír
desde el borde del agua.
Sé lo que me dirás. Conozco el soplo
de tus labios mojados:
tardabas en llegar. Y luego un beso
repetido en el río.

De nuevo en pie siguiendo tu figura
regresaré a la casa lentamente
cuando todo suceda.

JOSÉ AGUSTÍN GOYTISOLO

4 comentarios:

MAJECARMU dijo...

Gracias por tu presencia,Maat.
El poema de Agustín Goitisolo nos recuerda, que nos queda la memoria para que todo vuelva a repetirse,a sentirse y a ser en el corazón.
Una preciosidad,amiga.
Mi felicitación y mi abrazo siempre.
M.Jesús

Juan Carlos dijo...

Me gusta, de modo muy especial como se percibe de la presencia de quien llega, la segunda estrofa.
Un abrazo, amiga.

TriniReina dijo...

Vas leyendo el poema y esperas, esperas, la herida del final. "Cuando todo suceda" y sólo nos acompañe en el recuerdo...

Besos

Balamgo dijo...

Me gusta mucho el poema que has puesto,
tiene mucho contenido.
abrazos.