9 de diciembre de 2010

Este jueves, un relato: ¿A qué animal te gustaría parecerte?


Cuando leí la propuesta para hoy jueves de Primavera, sobre a qué animal me gustaría parecerme, me vino a la memoria un viaje que hicimos hace un par de años por tierras cántabras. Me maravillaba observar a través de la ventanilla del autobús la vida que llevaban un buen número de vacas de pelaje rojizo. Diseminadas en fértiles pastos verdes, unas reposaban plácidamente al sol, otras caminaban con paso armonioso y lento, y las menos, nos observaban apáticas mientras desfilábamos por delante de sus hocicos irrumpiendo en su apacible existencia.

-Si fuera verdad eso de la reencarnación, no me importaría ser una de estas vacas en otra vida, -comenté ante la mirada perpleja de mi esposo.
Paseos, comer cuando tienes ganas, dormitar, tomar el sol y, de vez en cuando, recibir la visita de un torito apañaete -digo yo- ¡Y... a vivir, que son dos días!

Pero hoy, me lo he pensado bien, y lo que realmente me gustaría ser es una gaviota. No concibo mi vida sin estar cerca del mar. Me despertaría cada día con el sol, disfrutando de las primeras luces que dibuja al despertar sobre el cielo, volaría majestuosamente al ras de los azules del mar intentando capturar mi alimento, descansaría sobre ondulantes y tranquilas olas, mientras la brisa acariciara mi plumaje, y al anochecer, en una cercana roca, me dormiría mirando el titileo de las estrellas bajo la luz plateada de la luna. Me gusta la forma de vida de las gaviotas. Siempre están en compañía, e incluso cuando migran para habitar cerca de otros mares, lo hacen en pequeños grupos. La gaviota risueña, es una de las más comunes, y su nombre se debe a que emite un sonido muy parecido a la risa de los humanos. Pues con ella me quedo.

Jamás se me había ocurrido pensar en este tema. Y hoy, gracias a Primavera y Gus, sin olvidar a Tésalo, se me ha planteado la ocasión. Cuesta tan poco soñar...


Maat

Más animalitos en:

http://callejamoran.blogspot.com/





14 comentarios:

Mar dijo...

Maat,
mejor gaviota sí. Entre otras cosa más libertad y ¿qué hay mejor? Y el mar, la mar, muy cerca.
Un beso Maat

MAJECARMU dijo...

Coincido contigo Maat...!
Las gaviotas surcan los mares,es una gozada verlas sobrevolando y pintando el paisaje en libertad.
También a mi me gustaría ser "gaviota..."
Mi felicitación y mi abrazo.
M.Jesús

Celia dijo...

Hola Maat. Un relato muy completito (tocas la tierra, el cielo y el mar)
Sí, creo que mejor una gaviota, y si además es una gaviota feliz que se ríe, mejor que mejor.
Un besito

maria jose moreno dijo...

Libertad, libertad y más libertad es lo que me sugieren a mí cuando veo a las gaviotas planear sobre el mal. No conocía la existencia de esas gaviotas risueñas, igual son las que yo veo por la playa y que hacen un ruído extraño.
Besos

Natàlia Tàrraco dijo...

Maaat, tu tranqui, según María José eso de reencarnarse está hecho, primero vaquita, luego gaviota, tú pide y pórtate bien.

Albatros, me pido albatros que vuela cual águila, y después...sirena.
Besitoooo cerca de la mar pronto.

CAS dijo...

Bueno, si bien lo de la vaca no está nada mal... sobre todo una vaca lechera no las que van al matadero y después a las carnicería (aquí el asado se come muy seguido, y sería una corta vida la que tendría) lo de ser gaviota es hermoso y en tu caso, no te imagino con otra cara que no sea la de tu avatar, y eso que ya te conozco en fotos, jajaj

Un fuerte abrazo juevero.

Pepe dijo...

Como enamorado del mar, he contemplado muchas veces el vuelo de las gaviotas y he deseado poder volar como ellas. Tu relato, me ha encantado.
Un abrazo.

Jorge V. dijo...

Vaca no, acabas en chuleton. Y para gaviota: Juan Salvador.
Un saludo. Interesante blog, invita a volver.

Medea dijo...

Uf menos mal que cambiaste a gaviota, lo de la vaca…es como se siente una después de un buen atracón, y no precisamente de pasto jajaja. Para colmo si no acabas en chuletón, te tocan las tetas todos los días sin permiso y el resto del día lo pasas en los pastos viendo pasar trenes. Mejor gaviota si, bien volando, bien riendo, disfrutando del viento, el sol y el mar, me congratulo con tu gaviota porque por algo fue el animal que yo quise ser. Un besito Maat

gustavo dijo...

maat...si a mi me ofrecen el sol y la luan, con ambos me quedo...así las cosas,¿acaso no podrías desear ser una vaca del norte y a la vez poder transformarte en gaviota cundo quisieras?
bueno,la verdad es que me he puesto en plan "me quedo con todo". es lo que tiene ese apenas no tener nada..
volar...volar..sabes, en realidad creo que prefiría poder vel el mundo desde el cielo...síii¡¡¡¡
un beso.

YONKY dijo...

Vuelta de timon.De la vaca a la gabiota.Pues imaginemos que asi sea y perdamos la esperanza de seguir mutando,tal vez mañana quieras ser....

cariñitos

alfredo dijo...

Pues si Maat, deja lo de la vaca para el asador, que aún tratándose de animales ambos, la gaviota eres tú.

Risueña, veloz, oteadora, elegante y envidiada.

Besos

Magamerlin dijo...

Maat, muy bueno del toro apañete jajaja.
Yo sería un caballo libre, por supuesto, me parece un animal muy hermoso.
Un beso de la maga curiosa.

Anónimo dijo...

Bonito mensaje fuerte. Nunca pensé que era tan fácil. respetos a usted!