7 de noviembre de 2009

Sábados Literarios de Mercedes-El lugar desde el que escribo.


En mi casa tengo una pequeña habitación que me sirve de cobijo en mis largas madrugadas. A él acudo muchas noches cuando el silencio impera y busco el preciado descanso para mi cuerpo y mente. Es mi refugio. Una mesa -casi siempre en perfecto desorden- y mi apreciado ordenador, se convierten en mis compañeros de soledad buscada en la que sólo doy cabida a mis melodías preferidas pues me alimentan el espíritu.

Una sufrida estantería va soportando el constante arribar de libros de poemas, antologías, novelas y manuales que guardan miles de consejos para escribir bien. Me queda tanto por aprender...

Y, poco a poco, comienzo a jugar con las letras. No programo lo que voy a escribir ni cómo van a ir componiéndose las frases. Lo realmente importante en esos momentos es dejar la puerta abierta a los sentimientos que porfían por plasmarse en el papel y me dejo sucumbir por ellos.

A veces, queda escrito un sencillo y cálido poema. Otras, vivencias propias o ajenas que hago mías, llegan a emocionarme cuando releo lo que he ido expresando. Y van pasando las horas. La magia de las letras me va envolviendo y poco cuenta el tiempo que transcurre.

Al lado de mi mesa tengo un pequeño balcón con varías de mis plantas preferidas que aguantan mi vigilia. Enfrente, un -todavía- frondoso cinturón verde, me muestra el juego de las hojas de los árboles con la luz de las farolas que, débilmente alumbran el solitario paseo.

Algunos ratos, me dejo seducir por la luna que acude hasta mi pequeño espacio y entonces, salgo a contemplarla. El silencio, la negrura de la noche, la ligera brisa y la sola presencia de vida en los insectos que pululan alrededor de los puntos de luz, convierten el momento en mágico. Las ideas me fluyen, me invaden, y vuelvo ilusionada hacia el papel para darles paso, para darles vida. Y el tiempo pasa silenciosamente, sin apenas darme cuenta.

-¿Has visto la hora que es? - es la frase que muchas madrugadas me hace volver a la realidad.
Mi esposo, me recuerda que soy humana y que necesito X horas para dormir. Me rindo ante la evidencia...

Mañana será otro día.


Maat


Encontraréis más lugares de escritura en:


http://ardilla-roja.blogspot.com/

32 comentarios:

Balamgo dijo...

Precioso relato¡
Una descripción muy bonita del lugar donde escribes.
Un saludo

alfredo dijo...

La luna, el silencio, la brisa y la madrugada, combinación suficiente para el Cocktail mágico que comentas.

Ese, con el que nos emborrachamos mas de uno, aunque cambien los componentes.

Besos

Alatriste dijo...

Nunca fui muy fetichista para estas cosas y lo cierto es que puedo escribir en cualquier lugar. Lo importante pienso que es tener algo que decir. Gracias por tus consejos en mi desván, amiga. Me hablaste con mucha sensatez y llevabas razón. Un abrazo y feliz fin de semana.

TriniReina dijo...

Mañana será otro día y tus libros, papeles, ventana, lugar para buscarte y encontrarte y escribir...seguirán ahí.

Besos

JR dijo...

Tu frase final me recordó un comentario que me dejaste hace un tiempo, hay muchos que viven así pensando mañana sera otro día, y tienes un bonito lugar donde disfrutarlo. Como dice Alatriste, creo todos podemos escribir en cualquier lugar, pero tenemos y necesitamos ese lugar especial.
Disfrute de tu relato y sigamos aprendiendo, a mi me falta montonazo por aprender.

Besos.

rosa_desastre dijo...

Es que derramas paz en cada linea, amiga. Me gusta tu rincon, me gusta tu manera de alimentarte de la noche.
(yo tambien engordo con la luna)
Un beso

milagros dijo...

Las plantas, la luna, la noche, el silencio... se nota que son tus aliadas porque tus palabras no pueden estar mejor expresadas.

Carmen Andújar dijo...

Nuestro rincón siempre es el lugar ideal para ponernos a escribir. Muy bien descrito ese rincón.
Un abrazo

MiLaGroS dijo...

Una buena descripción llena de belleza. Me ha encantado. Un beso

Mar Solana dijo...

Sin duda un lugar sublime el que ampara tus horas de encuentros nocturnos con nuestras amadas letras...

Un saludo desde "Mar adentro"

Rubi Iñigo Garay dijo...

Hola "Maat"
Gracias por compartir con nosotros, tus seguidores, parte de tu vida...
Besos
Que tengas un lindo día.

ROSA dijo...

Precioso relato mi querida Maat del lugar donde escribes
Un besito Rosa

Ardilla Roja dijo...

Maat, da gusto leerte.

No conozco tu voz; pero te he puesto una, por supuesto con acento valenciano y al leerte parece que me hables. Es algo muy curioso que no me pasa con todo el mundo.

Ahora me contabas cómo es tu refugio y al describir la mesa, parecía que describías la mía, con ese perfecto desorden, en el que sólo yo me ubico. Los libros que recibo, los manuales con los consejos para escribir bien...

Tienes una voz que me relaja, querida Maat.

Cuidate, que se que estás enferma y has hecho un esfuerzo grande para estar hoy con nosotros.

Un abrazo fuerte.

MAJECARMU dijo...

Creo que dar libertad a los sentimientos nos permite volar y ver la inmensidad del paisaje con más claridad..

A mi también me encanta la noche..!

Mi felicitación por tu relato limpio y sentido.
Mi abrazo siempre,Maat.
M.Jesús

Susana dijo...

Lo importante es que has hecho tuyo ese rincón en el que te sientes en paz y puedes crear poemas o historias. Si además, lo haces envuelta en el sosiego de la madrugada, la combinación puede resultar perfecta, aunque tu marido te riña un poquito...

Un abrazo Maat. Es un placer visitar tu blog.

Tèsalo dijo...

Esta Luna, que mencionas, esta noche a mì tambien me ha acompañado. La distancia entre los mitos y algunos de nosotros, en verdad,   es inmutable.


Tèsalo

Adolfo Payés dijo...

Esencia de tus letras.. eso es ese cuartito que guarda impaciente tu presencia..

Un gusto leerte..

Un abrazo
Saludos fraternos..

Que disfrutes del fin de semana..

tag dijo...

Hola Maat

He leido el comentario de Ardilla, y he coincidido con ella, solo que yo si que se la voz que tienes.
Y conforme iba leyendo, es como si te fuera oyendo contarme como es tu habitación donde escribes esas poesias y esos relatos que nos dejas siempre sin palabras, de lo bien que lo explicas todo.

He tomado buena nota de tu consejo y te lo agradezco.

Un besito

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

¿Has visto la hora qué es?
Pues sí, ahora te escribo que es cuando tengo tiempo y ganas de leer un poquito,
Maat es una delicia tenerte como acompañante, escribes bien y aparte eres sensible,
un beso grande, ultimamente os tengo abandonado pero hoy espero visitar a algunos, a ver si me da tiempo...jajaa
Gracias por este texto,
Juanma

yonky dijo...

balcon que purifica a traves de la brisa,o los reflejos plateados de la luna parte de tu alma para ir jugando con esas palabras que tu inspiracion provoca,asi salen los versos,asi sale la prosa.

ramitos de cariños

mimbre dijo...

Hola Maat...
Aunque suene remanido y obsecuente, me identifico plenamente contigo, tengo actos tan parecido a la hora de escribir, tonteras las mías que algún día serán poesía¡¡
Gracias por tus palabras, AMIGA¡
Un abrazo enorme y buena semana¡
Osvaldo

maria jose moreno dijo...

Querida Maat que manera más magistral de sentarnos a tu lado en esas horas de la noche que robas a tu sueño. Me ha gustado contemplar esa luna tuya y sobre todo saber que hay por ahí gente tan apasionada de la sletras como yo que le roba al descanso por plasmar lo que siente.
Un besazo

Loli Polo dijo...

Hola,Maat. No hay nada como la noche y su silencio para dar vida a las palabras,si además nos acompaña la luna(soy una enamorada de ella), la magia queda hecha.
Un abrazo :)

Loli

Neogeminis dijo...

Hola Maat!
cada quien encuentra ne su rincón las condiciones para sentirse cómoda y liberada para intentar escribir y visitar a los amigos. Un blog es una puerta de acceso a nuestra intimidad y a la de los demás, compartiendo tiempo y pensamientos. Pero el tiempo es tirano y no se "estira" ajajaj...y los que conviven con nosotros (blogueros)saben que perdemos la noción de las horas cuando estamos frente a la PC! jejeje

Gracias por compartir tus intimidades con tu particular estilo.


abrazos!

sagc dijo...

Ha sido una travesía muy larga... Dios de Argentina el maravilloso bus me mandó hasta aca... Desde ayer estoy viajando de lugar en lugar y he visto preciosidades, me he sumergido en lugares verdes, en risas de niños, ciudades con castillos medievales, lugares espirituales, jardines que hasta me invitaban hacer yoga, pero dije el tiempo es corto y la travesía aún es larga... Ya habrá tiempo.

Un defecto que tengo es que soy muy metódico y desesperado jaja !! Desde ayer había visto tu comentario pero quise llevar un orden así que el recorrido lo hice en el orden que fue publicado los sitios por visitar
------------------------------------------------------
Haré una pequeña pausa ya solo me quedan dos lugares por ver. No tarde ire a comer :)

Regreso lo prometo.

Adelanto. me gustó tu blog, es muy sencillo pero llama mucho la tención por su sencilles !!!

sagc dijo...

Vaya ese lugar sin duda es muy acobijador. No sería raro si no me pregunto ¿que hora es?

Estoy seguro que no existe tiempo :).. Pues para dejar volar la imaginación en el lugar del que más disfruto, el tiempo pasa que ni se siente.

Un cordial saludo.

Felisa Moreno dijo...

Lo has descrito tan bien que me ha parecido estar allí, a tu lado, leyendo por encima de tu hombro las palabras que escribes. Ah, pero no te olvides de dormir.

Un beso

Nuria dijo...

Una delicia acompañaros en este recorrido por los rincones que os inspiran, os hace más cercanos y entrañables...

Un abrazo

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Acabada de llegar de Berlín, me encuentro con tu rincón casi calcado al mío, mismo desorden, libros apilados en equilibrio, lo mismo, y el teclado igual, la pantalla, escribir.
Sólo cambia la ventana, ahora enmarca un paisaje nevado, a veces a la luna llena, huertos...hoy tristeza añadida por el desastre.
He sentido y he compartido tu intimidad de escritora, tu atmósfera, gracias, natalí

mar dijo...

Hola Maat.
Todavía sigo mi viaje por los relatos de sábados, es que cada día somos más y como lo hago por orden para intentar no saltarme ninguno pues llego cuando llego, que le vamos a hacer.
Yo también soy nocturna normalmente, me encanta escribir cuando puedo ponerme solas a esas horas en que todos duermen y al fin dejo volar mi imaginación.
Tu lo has descrito perfectamente y además me has dejado con una maravillosa sensación de paz y tranquilidad.
Un beso de Mar

LUNA dijo...

Maat, carinyet, he estado sábado y domingo fuera de Madrid. Hoy aqui es fiesta y aprovecho para ponerme al dia.
No lo conozco pero a ti si.
Y lo siento como un oásis de paz, de amor, de imaginación, de ternura, de palabras, de sentimientos, de sensaciones...como eres tú. Un remanso de aguas tranquilas, transparentes y curativas.
Eres muy especial Maat.
Te quiero!
Un besito cainyet.

gustavo dijo...

maat..
a mi siempre me ha gustad0 este n0mbre, que l0 sepas...
refugi0 para escribir...curi0s0...si t0m0 c0m0 ciert0 l0 escrit0,pues puede ser ficci0n,n0 se, es c0m0 si necesitases respirar las palabras casi...0leeeee¡
medi0 bes0