6 de junio de 2009

Sábados de Mercedes



La propuesta de esta semana: "Cinco razones para callar", viene desde el blog de Dorotea.

Encontraréis el resto de participaciones en:

http://doroteafuldebenke.blogspot.com/


Cuando leí la propuesta de Dorotea me quedé pensativa, lo reconozco. Y, a lo largo de la semana he ido comprobando la peculiaridad de nuestro silencio, al que considero íntimamente ligado a las sensaciones que vivimos. Es decir, detrás de cada silencio existe un sentimiento; puede ir desde una inmensa alegría, hasta la tristeza más profunda.

Algunos de mis silencios...


Una razón para callar es escuchar a un amigo/a cuando me está vaciando su alma con esa inquietud que le desborda. Mi silencio sirve para ampliar su espacio de comunicación y para que, poco a poco me vaya colocando en su piel.

Una razón para callar es el sueño de un bebé. Una profusión de sentimientos agradables nace tan sólo de observarlo. Y, si encima duerme en mis brazos...indescriptible.

Una razón para callar es, cuando en medio de una discusión me siento herida. Necesito guardar silencio para recomponerme por dentro.

Una razón para callar la encuentro ante la belleza de una noche despejada y abarrotada de estrellas; me hace sentir la pequeñez de mi existencia y, el privilegio de formar parte del Universo.

Una razón para callar está en mis periódicas e imprescindibles visitas al mar. Contemplarlo me da vida. Y, en silencio, disfruto de su aroma, su gama de colores, sus ondeantes ajetreos, su rumor...


El tema de hoy, ha supuesto un enriquecedor "trabajo" para mí. Quedo agradecida.

Maat


22 comentarios:

Dorotea dijo...

Son silencios tenues los tuyos; me identifico con facilidad sobre todo con lo del sueño de un bebé, a lo mejor, siendo de tierra adentro, te cambiaría el mar por un bosque o un parque con árboles ancianos cuyo silencio es audible...
Un abrazo muy calladito.

tag dijo...

Maat,
Tus razones para callar son sentidas y tiernas.
Es verdad que detras de cada silencio hay un sentimiento y tu nos los has mostrado tan bien, como si fueran las estrofas de una poesia, que enseguida sientes que has vivido esas razones y esos silencios.

Me ha encantado.

Besitos

Carmen Andújar dijo...

Estoy de acuerdo con todas las razones. Me ha gustado mucho la del bebé, es precioso mirar al niñito mientras duerme, también el servir de consuelo a una amiga o amigo mientras se desahoga contigo, y le demuestras que estás con ella en esos momentos.
Un abrazo

Balamgo dijo...

Preciosos silencios los tuyos.Para escuchar las cosas que nos engrandecen, hay que respectar el silencio.
Un saludo cariñoso.

Any dijo...

Me encantaron tus razones para callar y las comparto, sobre todo la de observar el sueño del bebé en silencio y la contemplar el mar, una cosa que me encanta hacer.
Es verdad que el silencio no es solo silencio, está expresando algo, igual que las palabras pero de otra forma.
Un abrazo Maat

elosia dijo...

Comparto tus actitudes y tus silencios.Saludos

CASANDRA dijo...

comparto sobre todo tu última frase. lo acabo de decir en otro comentario, este ejercicio literario nos deja un valioso aprendizaje,porque buceamos en nuestro interior encontrando nuestras razones y nos enriquecemos con las búsquedas y resultados de los demás. Muy bello post, como es tu blog. Un besote.

elosia dijo...

Comparto contigo tus silencios

Luna dijo...

Pues me han encantado tus silencios.
Que distintos, pero que profundos...
LLenos de humanidad, de sensibilidad, como eres tu.
Un besito

alfredo dijo...

Tus silencios, me han dejado en silencio, todos ellos los suscribo, los disfruto y me alimento de ellos todo lo que me dejan, que es mucho.

Cristalina reflexión en negro sobre blanco.

Un abrazo

Tèsalo dijo...

Y embargo, aunque extenuante, a mì que soy lector, me resulta todo esto que has escrito muy ligaro, como el sueño de ese niño.
Muy bueno. Me ha gustado mucho.
Un saludo.

gustavo dijo...

MAATTTT...
C0N EST0 ME HAS MATAD0000¡:
para que, poco a poco me vaya colocando en su piel.
CRE0 QUE N0 V0Y A AÑDIR NADA MAS...
P0R 0TRA PARTE C0M0 L0 QUE HAY QUE HACER ES CALLARSE.....
SILENCI0.
GRACIAS MAAT.
GRACIAS P0R INTERESARTE P0R MI SALUD...YA AND0 BIENNN.

Mon dijo...

En el silencio existe el mayor de los sentimientos y es aquel, que lo es todo pero que no es sentido... todavia lo desconocemos.

El mayor sentimiento.

Un beso.

Mon

hatoros dijo...

QUERIDA Y AMADA MAAT AMIGA DESDE AQUÍ ME DAS RAZONES PARA GRITARTE:GRACIAS Y GRITO Y TE BESO Y TE ABRAZO CON CARIÑO POR TUS PALABRAS VERDADERAS CUANDO VENCIDO ME DISTE FUERZAS.
GRACIAS MAAT COJONUDA AMIGA.
DIVINAS TUS RAZONES SILENCIOSAS, QUE NO CALLADAS, PUES TUS PENSAMIENTOS GRITAN AL VIENTO TUS PLACERES DEL MOMENTO.
JA, Y YO LOS TENGO Y DE NUEVO GRACIAS POR DARMELOS.

chonoman dijo...

No existe nada como contemplar el cielo en el silencio de la noche, sentarse en el malecón con los pies descalzos y oír el canto lastimero del mar, abrir la puerta y dejar pasar a quien llamo aunque sepas que solo viene a descargar sus penas y cuando tú lo necesitas su puerta no se abre…
Hermosas palabras, me ha gustado.
Besotes.
Paola.
El desván de la memoria.

Carol dijo...

Preciosos silencios, entrañables.

Callar cuando duerme un niño es poder llegar a sentir algo maravilloso dentro del alma.

Callar cuando nos hieren, renacer en ese tiempo que dura el silencio.

El mar, eterno sueño de los que perdimos su visión gran razón para guardar silencio mientras lo contemplamos.

Me gustó mucho tu escrito, me serena el alma.

Besos Maat.

MAJECARMU dijo...

Mi enhorabuena por tu reflexión..

En silencio aprendemos a sentir el yo interno de los demás y el nuestro..Por tanto Somos en ellos y ellos en nosotros..

El silencio nos da la intuición de esa inmensidad a la que estamos unidos..y que tantas veces sentimos..

El silencio,nos da la humildad necesaria para aprender y extendernos más allá de nuestro ego..

Un abrazo muy fuerte
M.Jesús.

Celia dijo...

Hola Maat.
Unas poderosas razones para callar. Yo me callo ante una sensibilidad como la tuya, amiga.
Un beso

XoseAntón dijo...

Los sentimientos ya estaban ahí cuando aprendimos a hablar, Maat; siempre resultan más auténticos cuando se muestran que cuando se dicen.

Bikiños

Carmina dijo...

me gustan tus razones para callar, pero suscribo en especial dos porque actuo exactamente igual que tu, la de enmedio de una discusion cuando resulto herida, me suelo refugiar en el silencio, y frente al mar... ambos tenemos una especie de dialogo mudo, una especie de mimetismo, todos los dias tengo mi dialogo silencioso con el coloso azul...besos

Lujo dijo...

Hola Maat,
Es precioso este trabajo que has realizado. Te felicito....¡¡Es maravilloso!!
Cuidate!
Abrazotes enormes!
Bona setmana!

Mad el Mago dijo...

Una razón para callar es para leer en voz alta tus escritos...