7 de abril de 2011

...y nos fuimos pá Madrí.


Han transcurrido ochenta y seis días desde mi última entrada en el blog. Durante todo este tiempo, me he dedicado en cuerpo y alma a estar lo más cerca posible de algunos de mis familiares que, por circunstancias personales, han necesitado mi cariño y apoyo en grado superlativo. Y ahí me han tenido. El camino todavía es dificultoso, pero sigo confiando que, poco a poco, y con los esfuerzos precisos, se torne de nuevo transitable. Y ahí estamos.


Hoy, llego hasta vosotros para contaros una bonita experiencia vivida el pasado fin de semana: el encuentro de "blogueros jueveros" en Madrid. Para mí, ha sido como un premio, un alto en el camino para recargar las pilas, un tomar aire, y -cómo no- una buena excusa para inaugurar el ansiado Ave Valencia-Madrid.


La noche anterior a mi viaje la pasé inquieta y con un sueño intermitente. Una mezcla de sentimientos, nerviosismo y expectación jalonaron todo el preludio de nuestro encuentro. A medida que el tren iba llegando a su destino, las nubes que emborronaban el paisaje me hicieron temer lo peor. Pero fue tan solo una falsa alarma. El sol, también había acudido a nuestro encuentro.


La primera sorpresa del día me esperaba en el mismo vestíbulo de la estación de Atocha. Pendiente de los carteles informadores que clarificaran mi ruta, no me percaté de que una rubia se me acercaba llamándome por mi nombre bloguero...En pocos minutos me sentí rodeada por unos brazos que me estrechaban con fuerza. Desconcertada, sólo pude articular unas palabras:

-"Cuando termines de estrujarme, ¿me explicarás quién eres?"

-Una vibrante carcajada precedió a su respuesta... ¿No me has conocido? Soy Cas.


Casi me caigo redonda. ¿Cas, la del otro lado del charco? No me lo podía creer. Entonces, fui yo la que necesitó darle un fuerte abrazo para demostrarle mi alegría de verla "en persona". El día, prometía...


Quedamos para la hora de la cena y ambas nos dirigimos a nuestros respectivos hoteles. El mío estaba a tan sólo dos paradas de metro, muy cerca de la Puerta del Sol. A esa hora, la plaza era un auténtico hervidero de personas. Un curioso grupo de gente joven, ataviados todos de "ellas", desfilaron ante la mirada cotilla de cuántos allí nos encontrábamos. Mi cámara comenzó a captar imágenes...
Después de acomodarme en el hotel y tras un breve descanso, entablé contacto con los blogueros que ya estaban en Madrid. Celia, Mar y Gus fueron los primeros en llegar y junto con Medea y Manu, me esperaban en un "ingenioso" restaurante de la calle Leganitos. La elección de nuestros anfitriones fue un total acierto. La pitanza fue extraordinaria, la atención con que nos trataron fue exquisita y el precio por debajo de la calidad...¡Que ya es decir!




Tras la comida, Medea nos invitó a mover las piernas para rebajar las calorías adquiridas de más y nos propuso ir a visitar un templo egipcio. La idea nos pareció interesante y comenzamos el paseo. La tarde era muy agradable y paseando, paseando, paseando llegamos a una empinada escalera que había que atravesar para llegar al Templo de Debod. Los comentarios jocosos al respecto los sufrió Medea. A esas alturas del periplo, la suculenta tarta de queso que comí en el postre, quedó en nada...Alcanzada la cima, todo el grupo decidió tomar un merecido descanso.


Con Medea y Manu como guias, llegamos a la Plaza Mayor. Para entonces, el índice de mi colesterol "malo" seguro que había alcanzado el nivel más óptimo de su historia. El resto de los blogueros fue acudiendo a la cita. Llegaron San, José Ignacio, Cas, Alfredo, Juan Carlos, Natalí, Ferrán, María José Moreno...Las emociones estaban a flor de piel. El encontrarte con personas a las que sólo conoces por sus escritos tiene un encanto especial. Es una experiencia muy grata que merece ser vivída.


Ya caída la noche nos dirigimos al restaurante donde íbamos a cenar. Allí nos esperaba otra agradable sorpresa. Tésalo se unió al grupo. El día estaba resultando intenso de emociones. Hasta nos dió la oportunidad de celebrar por adelantado el cumple de Celia. Compinchados los camareros y Juan Carlos, las luces del local se apagaron y entonamos a coro el "cumpleaños feliz", ante la mirada fascinada de la destinataria.



Casi fuimos nosotros los que cerramos el local. La única nota discordante de la noche nos la causaron un par de carteristas que, en un pis pas y mientras abandonábamos el restaurante, intentaron birlar la cartera de Juan Carlos. Afortunadamente no lo consiguieron.


Ya nos quedaba poco tiempo para estar juntos. Por indicación de Cris, esposa de Juan Carlos, nos fuimos a contemplar el jardín vertical que hay en el Paseo del Prado formado por 18.000 plantas de 250 especies distintas, llegadas del Japón, China, Estados Unidos y Europa Central y que alcanza una altura de 24 metros. No pudimos contemplarlo en toda su grandeza por lo intempestivo de la hora. Pero en un próximo viaje será, sin duda, uno de los puntos de visita.


Y fue precisamente a los pies de este singular jardín donde me despedí del animado grupo que aún iba buscando un local abierto a esas horas para tomar una copa.


Aprovecho estas letras para agradecer a cada uno de vosotros el empeño que pusisteis para que el día resultara inolvidable. Muy especialmente a los anfitriones Cris, Medea, Manu y Juan Carlos. Ha sido un verdadero regalo el conoceros y poder vivir un día con vosotros.


¡Ojala! que lo que las letras ha unido, no lo separe el tiempo...


Y como recuerdo...un video. Espero que os agrade.



video



Un montón de abrazotes. (Como esos que regala Cas)

18 comentarios:

maria jose moreno dijo...

Te ha quedado genial Maat, la entrada y el video. Fue una noche inolvidable para mi. Poco tiempo pero tan intenso en emociones que aun las guardo en mi corazón. Ahora ando un poco pachuca por un terrible resfriado pero en cuanto esté mejor me sentaré a expresar en una carta individual lo que sentí por cada uno de vosotros.
Un besazo

Mar dijo...

¡Olé! ¡Olé! ¡Qué buenísima entrada! Pero qué artista con la cámara y, en particular, el montaje para que te quede tan precioso. Con tu permiso lo llevo al Facebook y a lo mejor a mi blog, si me pongo las pilas y encuentro un ratín, que voy de...
Un beso Maat. Casi no me despedí de ti, me sabe mal. La verdad es que me da la sensación de que me pasasteis rozando, o de que yo no me acerqué lo suficiente. Una serie de asuntos me ocupaban demasiado espacio en la cabeza y ¡éramos tantos!
En fin, un abrazo y hasta la próxima y muchos ánimos para seguir.

Maat dijo...

María José.
Llevo unas cuántas sonrisas a tu costa esta mañana. Me encanta como te hace escribir el trancazo que llevas. Cuídate mucho o, de lo contrario, en nuestro próximo encuentro,no te dejaremos salir de noche...

Un abrazo.

Maat

Maat dijo...

Tranqui, Mar.

Tenemos todo el tiempo del mundo para posibles encuentros como el del sábado. No se noto nada eso de que tenías otros asuntos en tu cabeza. Creo que como todos los demás, disfruté de tu compañía. Sobre todo de tus risas. Contagian.

Un abrazo.

Maat

P.D. Espero que todo vaya resolviéndose.

Natàlia Tàrraco dijo...

MAATTTT, te has superado, tanto que te robo el enlace para ponerlo en mi blog, !olé tú! de cabo a rabo es lo que sentí, siiiiiiiiiii, y viva Madrisss que nos unió, con o sin chotís.
Oléééé, tú, repito, SUBLIME RESUMEN, NO PUEDO AÑADIR NI UNA COMA, NI SOÑARLO AMIGA DEL ALMA.
Ya esperaba yo tu OBRA MAESTRA, Y AQUÍ LA TENGO, AQUIIIIIIIII, EN EL CORAZÓN PARA SIEMPRE...HASTA LA PRÓXIMA.

Nos vemos, nomás faltaría o me faltaría un aliento, un ¿no sé qué?...una gente maravillosa.

Besitos muy cariñosos amiga.

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

Me alegro mucho por todos vosotros! No me puedo creer que CAS estuviera aquí en España!! Qué noticia!

Se os muy contentos a todos, vaya jornada que os pegasteis, jajja.

Qué gran reunión en Madrid!! Un beso para todos

Juan Carlos dijo...

Estupendoi trabajo Maat; el relato de lo ocurrido y ese vídeo que recoge tantos de los momentos tan especiales.
Y no digo nada, pero en Semana Santa vamos para Valencia ... que una paellita o un café no estaría mal.
Besos y muchas gracias por ese bonito recuerdo de ese día increíble.

alfredo dijo...

Genial Maat, ese chotis me devuelve a la plaza Mayor con todo el grupo.
Ha estado bien después de tanto tiempo, un reencuentro como este.
Magia y emociones a flor de piel.

Besos

Manuel dijo...

Bueno, Maat, y que te digo...... FANTÁSTICA ENTRADA, una crónica del día juevero completa y representativa de todo el encuentro. Tus comentarios siempre acertados y precisos, como no podría ser de otra manera, aflora el sentimiento que tuvimos todos. Y que decir del vídeo.... FENOMENAL, con tu permiso lo subiré al albún común de Picassa por si alguien tuviera problemas para verlo.
Repito, enhorabuena
Un beso grande

Medea dijo...

¡¡Maaattt!!¡¡Qué bien lo pasamos!!¡¡cómo y cuanto me reí contigo!!..de los guardias, de las escaleras, del colesterol jajaja fue fascinante conocerte. ¿¿Cómo puede uno sentir tanto cariño hacia personas a las cuales no ha visto nunca?? Espero de verdad que solo haya sido un primer paso y nos queden muchos por dar.
¡¡Eres una genia!!¡¡pedaso video que has hecho!! algo en lo que aquí la que suscribe es una inútil jajaja pera eso está mi Manu así...no me esfuerzo, no sea que me bajen también los triglicéridos demasiado jajaja. Gracias amiga por esta magistral entrada, la...estaba esperando pero reconozco que superas lo esperado(cuando una es incapaz se cree que eso es lo normal)Espero que te veas más relajada de esos asuntos que te han tnido alejada del blog y podamos leerte en adelante. Un achuchón y besote fuerte amiga.

Ardilla Roja dijo...

Ha sido casi, casi como estar con vosotros. No te lo creas, yo sé lo que se vive en ese tipo de encuentros y verlo en video no es lo mismo; pero tus palabras transmiten tanto que lo imagino a la perfección.

A ver si mi agenda, mi economía y mis circunstancias se ponen de acuerdo alguna vez y pudiera acercarme a uno de esos encuentros jueveros aunque participe tan poco.

Un abrazo fuerte, perla de la albufera.

San dijo...

Querida Maat, !que gusto conocerte y poder haber compartido un buen momento contigo! me gustó escucharte y abrazarte. Precioso montaje que tambien tomaré prestado para mostrarlo. !que día tan bueno! y que poco tiempo para disfrutarlo con cada uno vosotros, unas horas más, un día más es lo que hubiese pedido. Pero se dará, seguro.
Un abrazo graaaannnnnde.

Neogeminis dijo...

Pero qué lindo debió ser ese encuentro!...poco a poco voy recomponiendolo de la mano y las palabras de cada uno de los asitentes!...cómo me hubiese encantado poder sumarme!...pero bueno, quién dice que alguna vez pueda agrandarse el grupo y ser más los que nos conocemos las caras!...A la querida Cass,sí tengo el gusto de conocerla personalmente y puedo convalidar que es un encanto de persona,vivaz y súper expresiva que logra romper enseguida las barreras de cualquier timidez que uno pueda sentir en un primer momento.
Me alegro que lo hayas disfrutado y que hayas podido compartirlo.
espero que tus asuntos personales ya se hallen en camino de solucionarse.

Un abrazo.

Celia dijo...

Querida Maat. Perdona el retraso, pero he tenido unos días "liadísimos".
Gracias por el vídeo precioso -eres una artista-, gracias por la entrada, gracias por ser así... llena de bondad y de dulzura.
Estero que este encuantro sea el preámbulo de muchos más.
Hemos estado tan felices.
Muchos besos y abrazos y siempre presente este encuentro de Madrid, en mi corazón.

Ricardo Miñana dijo...

Siempre es un placer pasar por tu casa, disculpa la ausencia,
deseo pases unas felices fiestas
de semana santa.
un abrazo.

TriniReina dijo...

Maat, qué suerte participar de este hermoso encuentro. Se os ve felices, espléndidos diría yo:)
Me alegro de que tuvieses la oportunidad de este encuentro y de compartir unas horas vuestra amistad.

Besossss

Abuela Ciber dijo...

Te deseo a ti y seres queridos Felices Pascuas!!!!

Con las energias positivas de lo que festejamos, cada uno de acuerdo a sus sentires, espirituales o religiosos.
.
Un abrazo
.
Abu
.
Todos los hombres que conozco son superiores a mí en algún sentido.
En ese sentido aprendo de ellos.
Ralph Waldo Emerson
.

maruja dijo...

No soy juevera, pero si que leo muchos de los "jueves".
No puedo serlo porque carezco de a) inspiración y b) constancia. pero
!!!OS ADMIRO!!!