29 de agosto de 2010

La gente que me gusta



Estimados amigos blogueros.

Hoy se cumplen 36 días de mi última entrada en el blog. Podría citar un montón de excusas que me justificaran pero voy a resumirlas todas en una sola palabra: desgana.

Una serie de contratiempos personales en mi vida me han hecho zambullirme de lleno en una especie de letargo del que a duras penas sales para realizar lo indispensable. Espero y deseo que poco a poco adquiera un ritmo normal, tanto en mi blog como visitando los vuestros; entre otras cosas, porque en el fondo, los echo mucho de menos...

Os dejo un poema que tuve la suerte de poner ante mis ojos hace muy pocos días.

Espero que os agrade tanto como a mí.





LA GENTE QUE ME GUSTA


Me gusta la gente que vibra, que no hay que empujarla,
que no hay que decirle que haga las cosas,
sino que sabe lo que hay que hacer,
y que lo hace en menos tiempo de lo esperado.


Me gusta la gente con capacidad para medir las consecuencias de sus acciones,
la gente que no deja las soluciones al azar.
Me gusta la gente estricta con su gente y consigo misma,
pero que no pierda de vista que somos humanos y que nos podemos equivocar.

Me gusta la gente que piensa que el trabajo en equipo
produce más que los caóticos esfuerzos individuales.

Me gusta la gente que sabe la importancia de la alegría.

Me gusta la gente sincera y franca
capaz de oponerse con argumentos serenos y razonables.

Me gusta la gente de criterio, la que no se avergüenza de reconocer
que no sabe algo o que se equivocó.

Me gusta la gente que al aceptar sus errores,
se esfuerza genuinamente por no volver a cometerlos.

Me gusta la gente capaz de criticarme constructivamente y de frente,
a estos les llamo mis amigos.

Me gusta la gente fiel y persistente,
que no fallece cuando de alcanzar objetivos e ideas se trata.

Me gusta la gente que trabaja por resultados.
Con gente como esa, me comprometo a lo que sea,
ya que con haber tenido a esa gente a mi lado
me doy por bien retribuido.

MARIO BENEDETTI












16 comentarios:

Balamgo dijo...

Bienvenida nuevamente.
El poema es una preciosidad, como todo lo que hace Benedetti. Y cuanta razón tiene con todo lo que dice en él.

Neogeminis dijo...

Todos pasamos alguna vez por una de esas etapas de apatía y desgano. Por suerte, como todo lo que comienza también tiene final, así que ya lograrás reencontrarte con tu voluntad de seguir blogueando. Aquí te esperamos, sabiendo comprender.
Un abrazo.

Ardilla Roja dijo...

Hola Maat:

No te preocupes, yo te entiendo perfectamente. El ahotamiento provoca inapetencia. No tengas prisa mujer, asómate cuando puedas o quieras y por las visitas a nuestros blogs no pases cuidado. Conmigo ya sabes que "estás cumplida"

Benedetti sabe muy bien a quien tener cerca. A mi también me gusta la gente así.

Hasta pronto, guapa. Un abrazo muy fuerte y mucho ánimo.

Annick dijo...

Todavía estoy de vacaciones , pero no puedo menos que decirte un hola y que te echabamos de menos .
Me encanta este poema y a mi tambien me gusta la gente como nos lo cuenta .

Besos desde ...algun lugar .

LUNA dijo...

Y a mi me gustas tu, querida amiga.
Con ganas o con desganas, que todo forma parte de la vida...

Espero que te sientas mejor.
De cuando en cuando, siempre que hace falta hay que dejar de vacaciones el cuerpo y lamente... a su aire...para que se renueve, para volver a comenzar con fuerza y alegria.

Un besito, querida amiga.

Verónica Marsá dijo...

Entonces nos gusta la misma gente, amiga. Coge fuerzas, toma impulso poco a poco, que no te domine nada. Malos y extraños tiempos corrieron para mí no hace mucho y corren todavía...

Un abrazo, un achuchón y cualquier cosa que necesites.

HADALUNA dijo...

Te deseo todo lo mejor y ojalá que esa desgana de paso a una energía que te haga sonreír.

Besitos de domingo.

Adolfo Payés dijo...

Sabes que tus escritos tienen esa frescura necesaria por quedarse en tu espacio..

Un gusto leerte.

Un abrazo
Saludos fraternos..

Que la semana sea de las mejores, son mis mejores deseos..

mimbre dijo...

Hola Maat...
No te hagas problemas,AMIGA, sabes cuantas veces senti la necesidad de decir:Adíos¡
Y fueron los comentarios de nuestros cumunes amigos los que dieron fuerzas nuevas para seguir...
Siempre es necesario bajar un cambio a la rutina y volver con más fuerzas. Siempre te estaremos esperando¡¡
Un abrazo enorme
Osvaldo

CAS dijo...

querida Maat: me alegra verte asomar por aquí. Ya te pondrás a tiro... pasito a paso. Con alegría te acompañamos. Qué decirte de Benedetti: NO HAY NADA EN QUE UNO NO ESTE DE ACUERDO!!
bESITOS.

Maat dijo...

¡Con razón os echo de menos!

Gracias por estar ahí...

Abrazos fuertotes.

Maat

TriniReina dijo...

No sabes cómo te entiendo Maat. Yo culpo a los calores de este verano todopoderoso.

Espero que septiembre nos traiga fresco y energía.

Gente como esta ha de gustar a todos.

Besos

alfredo dijo...

...desgana, inapetencia, desidia, son licencias que a veces nos tomamos para respirar un poquito y volver de nuevo con aires renovados.

Mientras tanto un poco de Benedetti, no está mal.

Ánimo, te esperamos.

mar dijo...

Hola Maat
A veces la desgana aparece y nos invade, pero poco a poco volvemos a ser las personas que somos y además con más fuerza, yo culpo al final del verano, pero supongo que es una escusa como otra cualquiera.
Aprovecha y disfruta del descanso.
El poema me parece sublime.
Un beso de Mar

Mistral dijo...

Me alegro de tu vuelta.
Gracias por compartir al Maestro.

Saludos cordiales

Primavera en Otoño dijo...

Hay momentos que es bueno tomarse un tiempo para una misma, hacer algo distinto, cambiar el ambiente, despues de ese tiempo se toma todo mucho mejor y vuelven las ganas de emprender de nuevo este mundillo.
Te esperamos, se te aprecia.
Primavera