15 de julio de 2010

Se deja de querer


Se deja de querer...
y no se sabe por qué se deja de querer;
es como abrir la mano y encontrarla vacía
y no saber de pronto que cosa se nos fue.

Se deja de querer...
y es como un río cuya corriente fresca ya no calma la sed,
como andar en otoño sobre las hojas secas
y pisar la hoja verde que no debió caer.

Se deja de querer...
Y es como el ciego que aún dice adiós llorando
después que pasó el tren,
o como quien despierta recordando un camino
pero ya sólo sabe que regresó por él.

Se deja de querer...
como quien deja de andar una calle sin razón, sin saber,
y es hallar un diamante brillando en el rocío
y que ya al cogerlo se evapore también.

Se deja de querer...
y es como un viaje detenido en las sombras
sin seguir ni volver,
y es cortar una rosa para adornar la mesa
y que el viento deshoje la rosa en el mantel.

Se deja de querer...
y es como un niño que ve como naufragan sus barcos de papel,
o escribir en la arena la fecha de mañana
y que el mar se la lleve con el nombre de ayer.

Se deja de querer...
y es como un libro que aún abierto hoja a hoja quedó a medio leer,
y es como la sortija que se quitó del dedo
y sólo así supimos...que se marcó en la piel.

Se deja de querer...
y no se sabe por qué se deja de querer.



JOSÉ ÁNGEL BUESA

9 comentarios:

Celia dijo...

Maat. Precioso poema que nos regalas hoy. Eres siempre muy generosa aportando autores.
Te tengo un gran cariño, amiga.

MiLaGroS dijo...

No se si se deja de querer. Yo creo que quieres siempre. Bello poema

Mercedes Ridocci dijo...

Es cierto lo que dice Celia. La aportación que nos haces con los poemas de estos autores es una excelente labor, refresca la memoria o nos descubre nuevas palabras.
Un abrazo

XoseAntón dijo...

A veces no es bueno leer a semejantes autores, quitan las ganas de escribir; ¿qué hago intentándolo si nunca escribiré cosas así? Pensándolo bien, ¿qué más da?, si ya los han creado ellos, con disfrutarlo basta.

Gracias, Maat.

Bikiños

LUNA dijo...

Se deja de querer....
Es muy complicado querida Maat, pensar que puedes dejar de querer a alquien que un dia has amado...

Porque, cuando las nieves coronan el volcán de nuestra vida y la lava empieza a apagarse y quedan los rescoldos...

Solo un amor verdadero puede perdurar y vencer a la costumbre, a la monotonía, a las manías, a la rutina... Al tiempo en definitiva.

El amor, que tiene distintos matices, , distintas rimas, distintos ritmos y tempos, pero siempre de la misma melodía.....
Preciosa poesia.
Un besito cariñet.

CAS dijo...

Es así de triste.... solo nos consuela haber andado el suficiente camino para saber que tamibién se VUELVE a querer...
(Buesa un poeta estupendo que siempre asocio y asociaré contigo)
un abrazo

Annick dijo...

Precioso poema escrito por alguien que habra amado , dejado de querer y lo lamenta .

Besos desde Málaga.

Verónica Marsá dijo...

Mira que soy poco poética, pero siete imágenes me han cautivado, siete imágenes de cosas que me han emocionado, una por cada fragmento: la mano vacía de la añoranza, un río de corriente fresca que no sacia, no reconocer que el tren se fue, un brillante rocío que se esfuma con el calor, una rosa que perderá su frescura o la ola que borrará lo que todavía no sucedió y las marcas duraderas en nuestra piel que no permiten que un recuerdo se borre.

Gracias, he disfrutado mucho.

Besitos y buenfinde.

Ardilla Roja dijo...

Madre mía, Maat. No sé si me has echado de menos; pero entre pitos y flautas no he visto esta entrada hasta ahora!!!

Qué grande es Buesa y qué forma tan hermosa describe cualquier sentimiento. En este caso el desamor.

Respecto a por qué se deja de querer, no lo sé; sin embargo es obvio que el amor no tendría el valor que le damos si no existiera su contrario, lo mismo que no habría amanecer sin noche, ni luz sin oscuridad, ni vida sin muerte.

Un abrazo