13 de octubre de 2009

Rincones valencianos

Este largo fin de semana en mi Comunidad, un grupo de amigos lo hemos dedicado a pasearnos por una encantadora zona del interior de Valencia, "Los Serranos", situada al Noroeste de la provincia y que limita con Cuenca y Teruel.

Nuestro destino primordial era un pueblecito llamado La Yesa, donde íbamos a degustar uno de sus platos típicos: arroz con jabalí y verduras...

Antes, hicimos una parada en otro bonito pueblo, Alpuente, lugar en el que nació mi abuela paterna.Dicho municipio está situado a 87 kms. de Valencia, a 974 metros sobre el nivel del mar y con una extensión de 138 kilómetros cuadrados. Se encuentra rodeado de viñedos, huertas y extensas plantaciones de cereales.



El origen de Alpuente nos lleva hasta la dominación romana, aunque su mayor esplendor lo alcanzó en su época musulmana. En el siglo VIII pasa a formar parte de Al-Andalus y en el año 1031 con la desmembración del califato de Córdoba se declara Reino de Taifas independiente.

En el año 1236 es conquistada por Jaime I, pero sigue siendo una plaza de excepcional importancia, como lo demuestra que en los años 1319 y 1383 se reunieran allí las Cortes del Reino de Valencia.

En la villa de Alpuente, declarada conjunto histórico-artístico, pueden admirarse casas solariegas con portadas y escudos nobiliarios; murallas, hornos antiguos, balconadas con influjo aragonés y todo ello envuelto en un ambiente claramente medieval. Sus empedradas calles, plazas y espectaculares rincones, son fieles testigos de su historia.








La torre de la Aljama fue la puerta principal de entrada al recinto amurallado de la ciudad. En ella se reunía la Lonja de la Contratación y la Gobernación árabe. En los bajos del edificio está el salón dónde se celebraron las Cortes del Reino de Valencia.

De toda la visita a esta población, lo que más me impresionó fue el gran peñasco sobre el que estaba construido el castillo-hoy en completa ruina- y del que quedan restos de procedencia romana y árabe: aljibes, almacenes de comida, cisternas, pozas y cámaras como auténticas mazmorras, cocina y pilas donde se picaba la pólvora.

A pesar de que visitarlo ofrece peligros por desprendimientos, no pudimos evitar el hacerlo. Las vistas que rodean el lugar son gratamente impresionantes.





Mi amiga Mari Carmen observa impresionada...


El peñasco es de una grandiosidad sobrecogedora...



En medio del silencio imperturbable del lugar, una araña había conseguido una presa en su tela...


Nos repusimos un poco de las emociones vividas en esta agradable pinada a los pies del castillo en ruinas..








Imagen para el recuerdo de un Ministerio que ya es historia...

El broche de oro de la visita lo pusimos admirando la Iglesia Arciprestal de Nuestra Señora de la Piedad, que se encuentra junto a los restos del castillo. Fue construida en el siglo XIV y es el edificio más importante de la villa. Consta de una sola nave y tiene adosado un campanario de planta octogonal y estilo gótico, edificado en el siglo XVI y que fue destruido en parte, durante la primera guerra carlista. Se restauró en 1850.





Justo a la hora de la comida llegamos a La Yesa. Tiene una superficie de 84,70 metros cuadrados, y una población de 251 habitantes que, se ve incrementada los fines de semana, gracias al turismo rural y a los servicios que ofrece al visitante. Se encuentra situada en la falda meridional de la sierra de Javalambre y a 1.040 metros sobre el nivel del mar.Es rica en pinos y carrasca. Su actividad industrial queda reducida a la actividad minera, siendo un centro exportador de áridos para la construcción. Tiene extracciones de caolin, arcilla refractaria, sílices y cuarzos.

La oferta gastronómica ha ido cosechando merecido prestigio y, los fines de semana, es difícil encontrar mesa disponible si previamente no se ha reservado.

El plato estrella es el arroz con jabalí y verduras. Indescriptible. Hay que probarlo...



Y por si a alguien le parece poco, puede acompañarlo de unas insuperables albóndigas de bacalao y del clásico "esgarraet"...


Suculenta manduca y la compañía de excelentes amigos. No se puede pedir más...

En el camino de regreso hicimos una visita al Santuario de la Virgen del Remedio, en Chelva. En él se alberga la imagen de la Patrona del Municipio. El edificio, reformado en el siglo XIX, está situado en un lugar privilegiado, bajo el pico del Remedio (1.054 metros) Desde allí, pudimos disfrutar de una vista panorámica bellísima de gran parte de la comarca.





Una amena charla entre amigos, la deliciosa temperatura, la inmensidad del cielo salpicado de juguetonas nubes que intentaban, sin éxito, esconder un haz de luz que acariciaba el valle, la riqueza de colores de cuanto nos rodeaba... hicieron que nos sintiéramos unos verdaderos afortunados. Hubo momentos que, a pesar de ser varias personas, guardábamos silencio para impregnarnos de la suave brisa, de la luz, de la paz que se respiraba en aquel lugar. Personalmente, me sentí agradecida. En estas ocasiones, es cuando más firmemente creo que hay un Ser superior que nos quiere y, sobre todo, que no nos juzga... Si realmente lo hiciera, no pondría a nuestro alcance tanta maravilla.

Sin duda, regresamos de nuestra excursión con las energías renovadas. Para los días que corren...¡Falta nos hace!

Maat


Fuentes: Diputación de Valencia y Ayuntamiento de Alpuente



18 comentarios:

Neogeminis dijo...

qué lindos lugares!...hasta las telarañas son artísticas! ajjajajaaj


Gracias por el recorrido.
saludos!

TriniReina dijo...

Me ha encantado esta visita turistica por estos maravillosos rincones valencianos por los que me has llevado.

Las vistas son impresionantes. En momentos así es cuando nos damos cuenta de nuestra pequeñez y de la grandeza de lo que nos rodea.

Besos

Ardilla Roja dijo...

Fantástico recorrido Maat. Aderezado incluso por esos platos que, hummmm. Acabo de desayunar; pero me despiertan los juguillos estomacales.

Gracias por compartirlo.

Un abrazo

tag dijo...

Maat,
!Que excursión tan chula!
Con las ganas que tengo yo de ir por esa ruta, y no voy nunca.
Aras de Alpuente tambien me han dicho que es muy bonito, y debe estar al ladito ¿no?.
Bueno, y el arrocito con jabalí, mmmm, tiene una pinta.....
Y ademas con el tiempo tan bueno que ha hecho estos dias, y en buena compañia no me extraña que le des las gracias al cielo.

Un bsito

HADALUNA dijo...

Me han encantado las fotos, todas en general, pero esa de la telaraña, me ha parecido preciosa, y eso que esos bichitos no son santo de mi devoción, pero bueno....

Besitos dulces.

RMC dijo...

Hola Maat, bonitas emociones habeis disfrutado este puente,
hace años pase por Alpuente y me gusto, pero no conozco las otras poblaciones de la zona de los Serranos, aunque si la parte de Teruel, ha sido un placer leer tu publicacion, nosotros estuvimos en Vilafames, de origen arabe, nos gustaron las tipicas calles con sus plantas, el castillo, las iglesias, todo muy bonito.

Un beso
RMC

Manolo Jiménez dijo...

Rincón encantador que sin duda merece la pena visitar.

Gracias por el descubrimiento Maat.

El retrato de la araña es el punto preciso para recordarnos que lo pequeño siempre es tan grande como lo magnífico.

Abrazos.

milagros dijo...

Que suerte poder pasar unos días de descanso en compañía de buenos amigos, de un paisaje tan bonito y de una buena gastronomía. Se me ha hecho la boca agua.
Un abrazo

LUNA dijo...

Precioso. Las fotos, la disertación, los parajes, la comida.... todo!!!!
No hace falta ir al otro lado del mundo para ver cosas maravillosas, ¿verdad? las tenemos al ladito de casa.
Y, como en tu caso, hasta tienes ahí tus raíces.
Gracias por el paseo.
Me ha encantado.
Un besito carinyet.

Adolfo Payés dijo...

Que maravilloso pueblo nos presentas, tus imágenes son preciosas..
Se ve que disfrutaron, eso es lo mas importante de todo.. disfrutar el viaje.. pero sobre todo la vida..

Gracias por compartirlas..

Un abrazo
Saludos fraternos...

rosa_desastre dijo...

Da gusto viajar desde tus letras, habra que plantearse disfrutarlos en vivo. ¿Sabes? Yo suelo ir a Utiel, desde que era jovencita, una delicia de pueblo.
Un beso

Annick dijo...

Que buena excursion y con amigos que es lo mejor , aunque el arroz caldoso con jabali tiene una buena pinta.

Abrazos desde Málaga.

Ana dijo...

Tu tierra es preciosa...

Muchos besitos.

Balamgo dijo...

Ha sido un post maravilloso, no le ha faltado de nada.
Historia, geografía,gastronomía, paisajes realmente bellos y unas fotografías muy bonitas.
Nos has puesto los diendes largos...
He disfrutado mucho viendo lo que nos has regalado.
Un abrazo.

MAJECARMU dijo...

Las fotos y las palabras.. Una maravilla,amiga..

Como si se tratara de un libro ordenado de recuerdos.. has logrado acercanos tu visita a los bellos parajes de tu tierra valenciana..

La historia,la naturaleza,la gastronomía y tu sentimiento se unen en perfecto equilibrio.. y nos dejan satisfacción y paz..

Mi agradecimiento y mi abrazo,Maat.
M.Jesús

Celia dijo...

Fotos y palabras en sintonía.
Un buen trabajo has hecho, para deleite de todos los que te leemos.
Un abrazo bien grande, y muchas gracias.

Odiseo dijo...

Siiii, me gusta la araña. ¿Por qué no subes las fotos un pelín más grandes, para disfrutarlas mejor?.

Besos.

ROSA G.C. dijo...

Matt, excelente descripción de ese lugar tan atractivo... has hecho que sienta ganas de pasarme por allí
saludos
Rosa.-