2 de mayo de 2009

Sábados de Mercedes

Este sábado, y según nos ha dicho Ardilla-Roja, el tema es libre. Podéis encontrar todas las participaciones en: ardilla-roja.blogspot.com

La mía, es una leyenda que desde hace muchos años envuelve a la Sonata para piano nº 14 en do sostenido menor y que Ludwig van Beethoven compuso en el año 1801, conocida mundialmente como "Claro de luna".





Cuentan que una noche, Beethoven y un amigo estaban paseando por uno de los barrios más pobres de Bonn y, al pasar por delante de una humilde casa, escucharon sorprendidos la interpretación de una agradable melodía. Beethoven no se lo pensó e irrumpió en ese hogar, encontrándose con una sencilla habitación en la que un joven trabajaba sobre un banco de zapatero mientras una mujer, casi niña aún, ciega, tocaba un viejo piano cuadrado. Los dos amigos quedaron impresionados y tuvieron que disculparse por su intromisión, alegando su afán por conocer de dónde provenía la maravillosa música que habían escuchado desde la calle.

Ludwig se dirigió amablemente a la joven interesándose por saber dónde había aprendido a ejecutar de esa forma, a lo cual ella contestó que había vivido una temporada cerca de una mujer que estudiaba música y que practicaba muchas horas al día las obras del gran maestro Beethoven. Gracias a escucharla, ella también había aprendido.

En ese momento, el compositor le pidió que le dejara su piano y, sentándose ante él, invitó a la muchacha a que le escuchara. Nada más sonar los primeros acordes de una de sus obras, la joven se estremeció y comenzó a llorar de emoción al reconocer a la persona que estaba en su casa. En esos momentos, la vela que alumbraba el aposento comenzó a parpadear y, finalmente, se apagó.
Beethoven se dirigió a la ventana, la abrió y un torrente de luz procedente de la luna se desbordó sobre toda la estancia.

-Tocaré para ti -le dijo a la joven- Improvisaré una sonata a la luz de la luna...

Así cuenta la leyenda que nació esta fascinante composición en tres tiempos, con un primer movimiento lento, majestuoso y sombrío que, después de una pausa, continúa con el segundo, lleno de espíritus danzantes, el cual, tras un corte repentino y un silencio de suspenso, da paso a un tercer movimiento en el que una pasión agitada se inunda con melodías dulces y suaves.


Maat

27 comentarios:

Any dijo...

Que hermosa es esta leyenda, no la conocía. Me encanta "Claro de Luna" es una de mis sonatas preferidas.
Hace poco vi una película sobre la vida de este hombre genial y atormentado, me emociona su música. Ahora que conozco el origen de esta sonata, creo que me gusta un poco mas.
un abrazo

Dorotea dijo...

¡Qué precioso el ambiente que creas! Son las 8 de la mañana, la luz mediterráneo inunda mi salón, y sin embargo he sentido la noche y el sonido de un piano.
Muchas gracias, Maat,
un abrazo.

Luz dijo...

Es preciosa la leyenda, no la conocía.
Oye, me encanta el nuevo diseño, que sé que lo has hecho tú solita. Enhorabuena.

Celia dijo...

Maat. Nos estás aportando cultura, un día y otro.
Gracias amiga.
Un abrazo

Mimí dijo...

Uauua!
Qué bonita y bien contada.
Yo siempre escucho el de Debussy, pero ahora alternaré.


Abrazote

Ardilla Roja dijo...

¡Hija que bonito lo has contado!

Aquí no entra la luz de la luna, ni siquiera la del sol, pero leyendo tu texto acompañado de esa maravilla de música, casi se me olvidan los dolores.

Muchas gracias, Maat

Besos

Balamgo dijo...

Preciosa historia llena de ternura. Como siempre Matt, llegas con cosas de muy buen gusto, relajantes y agradables.
Un saludo.

Balamgo dijo...

Por cierto, el diseño de tú pg. es precioso.Muy original y de buen gusto.
:)

alfredo dijo...

...Con la película sobre Beethoven todavía reciente en mis retinas, me es más fácil imaginarme la escena, genialidad de un Genio que nos emociona en cada nota y en ésta especialmente, entrañable la leyenda, que también se pudo crear inspirada por la sonata.

Un abrazo

Susana dijo...

Vaaya Maat... qué bonito. Hermosa y mágica leyenda. Lo has narrado muy bien. ¡Me encantó!

MAJECARMU dijo...

Enhorabuena por la historia y la ambientación musical,nos emociona y nos transporta a otros tiempos,que se unen a este presente haciéndolo más cálido y espiritual..!

La música clásica siempre es bálsamo que nos aporta paz e inmensidad..

Gracias y un abrazo.

Carmina dijo...

bonita leyenda que desconocia, bonita forma de narrarla, he podido sentir el estremecimiento de la joven, la luna ha bañado mi estancia a pesar de sol abrasador, y he escuchado esta sonata, como si tuviera un piano a mi lado... por cierto llega e verano y hay que cambiar de look le favorece mucho al blog

chonoman dijo...

Me encanta , no la olvidare.
Has recreado el lugar.
Besotes.
Paola.

norma dijo...

Leyendo la entrada a tu blog, me he identificado con muchos de tus gustos.
La historia es muy bella y emociona escuchar el fondo musical, te mando un beso.gracias.

tag dijo...

Yo si que la conocía, por un pps muy chulo que me enviaron,y con la musica de fondo.
Pero da igual, son historias que siempre te gusta recordar, y la sonata "Claro de Luna", un lujazo.

Un beso

Mercedes dijo...

La música si la conocía, pero lo que cuentas no. Me he recostado en el sillón para escucharte y he visto la noche acompañada de ese piano; como no podía ser de otra forma.
Un abrazo embrujado.

Annick dijo...

Lo cuenta tan bien que entra ganas de escuchar la sonato de nuevo.

Un abrazo desde Malaga.

salvadorpliego dijo...

Desconocía la historia. Gracias por la información. Fue muy grato leerte.

Neogeminis dijo...

Muy emotiva esta historia, que sin que sea necesariamente cierta, justifica que se la siga repitiendo!


Un saludo, desde el bus de los sábados literarios!

Carmen Andújar dijo...

Preciosa leyenda sobre la gran obra "Claro de Luna".
Un abrazo

Paloma dijo...

Díos mío, qué belleza! Esta pieza en particular la tengo guardada en un rinconcito permanentemente. De vez en cuando la dejo salir y reverbera en mí y cambia el mundo.

Deliciosa y emotiva parada del bus. Gracias.

Juan Manuel Rodríguez de Sousa dijo...

Maat, gracias por compartir esta leyenda, yo la conocía de otra forma, más o menos los personajes son los mismos. Ya contaré la versión que escuché...

Un beso,
Juanma

gustavo dijo...

diece una c0mentarista...maat n0s estas ap0rtand0 cultura...y0 dig0:...n0 se, este sabad0 literari0 esta siend0 mi mej0r sabad0...llev0 p0c0s. per0 las em0ci0nes se encuentran y se instalan en mi...una de las causas eres tu, maat.
punt0 y c0ma¡¡¡¡¡
gracias.

XoseAntón dijo...

Hasta las grandes obras se crecen con hermosas historias. Gracias, Maat, un hermoso regalo de para este viaje en bus.

Bikiños

Teresa Cameselle. dijo...

Una historia tan bonita como la melodía de la que habla.

Ave Mundi Luminar dijo...

He escuchado cientos de veces esta pieza, casi siempre me estremece, pero pocas como la que me ha hecho vivir de la mano de la historia que la acompaña... he cerrado los ojos y junto al maestro he irrumpido en la estancia...

Gracias.

Un bsín.

maese_raposo dijo...

excelente, nos has echo retroceder en el tiempo, para deleitarnos con la majestuosa belleza de unas letras cargadas de musica.
Un saludo