30 de julio de 2009

Las hienas etarras vuelven a matar

La manada de hienas etarras vuelve a la cacería. Si de nuevo buscaban dolor, indignación, impotencia, rabia, asco, desprecio, tristeza, repulsa a su causa...¡lo han conseguido! En Burgos no acabó de salirles bien, pues no hubo muertos. Esta vez, han elegido la isla de la calma, Mallorca. Gracias a su acción, hoy, ha dejado de serlo. Dos guardias civiles se han encontrado con la muerte que las mentes criminales de estos sin nombre han planeado para ellos.


Descansen en paz.




Maat

26 de julio de 2009

Fuego en nuestros montes...

La semana que hoy termina ha sido muy dura en mi Comunidad Valenciana. El fuego-unas veces intencionado, otras fruto de la desgracia-ha destruido muchas hectáreas de monte. Una de las zonas más afectadas ha sido la del Alto Palancia, dónde poco antes de las 24 horas del pasado día 23 se declaró un incendio que obligó a las autoridades responsables a desalojar cerca de un millar de personas en la población de Soneja, por la proximidad del fuego y para evitar que, la densa humareda que se adueñaba del ambiente a merced de un intenso viento de poniente, ocasionara daños a los vecinos.

En las tareas de extinción participaron 400 efectivos, 16 medios aéreos (11 aviones y 5 helicópteros) 20 brigadas de emergencia, 30 autobombas, 17 dotaciones de bomberos, 2 pelotones de la UME (Unidad Militar de Emergencia) y Cruz Roja.

Soneja quedó aislada por el fuego, la A-23 y la linea férrea que atraviesa la comarca fueron cortadas. Afortunadamente y dentro de la tragedia vivida, se consiguió que los parques naturales de la Sierra de Espadán y La Calderona no se vieran afectados. No se han tenido que lamentar daños personales.


Estas han sido las consecuencia del fuego...











Una de las cosas que más me ha impresionado de esta visita a la zona afectada ha sido el silencio reinante. La falta evidente de vida. Ni un insecto, ni un pájaro, ni el más leve silbido de las hojas...nada. El olor que desprendían la tierra, los árboles y matorrales quemados, se ha traducido en un amasijo de sentimientos: impotencia, tristeza, indignación que se han quedado alojados en lo más hondo de mi ser.

Este grueso tronco me parecía totalmente calcinado.



En su interior, un insistente fuego seguía vivo. (Puede verse al centro de la foto)


Han tenido que rociarlo con un producto químico para conseguir que dejara de ser un posible peligro.



Según los expertos, se necesitarán al menos 25 años para que todo este terreno pueda repoblarse...
¡Ojalá! sea el último incendio de este verano.
Maat

23 de julio de 2009

El querer

Organizando archivos he vuelto a encontrarme con esta pequeña joya que tengo guardada a buen recaudo. Espero que la disfrutéis como hago yo cada vez que la escucho...


Maat

19 de julio de 2009

A orillas del Duero


Mediaba el mes de julio. Era un hermoso día.
Yo, solo, por las quiebras del pedregal subía,
buscando los recodos de sombra, lentamente.
A trechos me paraba para enjugar mi frente
y dar algún respiro al pecho jadeante;
o bien, ahincando el paso, el cuerpo hacia adelante
y hacia la mano diestra vencido y apoyado
en un bastón, a guisa de pastoril cayado,
trepaba por los cerros que habitan las rapaces
aves de ltura, hollando las hierbas montaraces
de fuerte olor-romero,tomillo,salvia,espliego-
Sobre los agrios campos caía un sol de fuego.

Un buitre de anchas alas con majestuoso vuelo
cruzaba solitario el puro azul del cielo.
Yo divisaba, lejos, un monte alto y agudo,
y una redonda loma cual recamado escudo,
y cárdenos alcores sobre la parda tierra.
-harapos esparcidos de un viejo arnés de guerra-
las serrezuelas calvas por donde tuerce el Duero
para formar la corva ballesta de un arquero
en torno a Soria.-Soria es una barbacana,
hacia Aragón, que tiene la torre castellana-
Veía el horizonte cerrado por colinas
obscuras, coronadas de robles y de encinas;
desnudos peñascales, algún humilde prado
donde el merino pace y el toro, arrodillado
sobre la hierba, rumia; las márgenes del río
lucir sus verdes álamos al claro sol de estío,
y, silenciosamente, lejanos pasajeros,
¡tan diminutos! -carros, jinetes y arrieros-
cruzar el largo puente, y bajo las arcadas
de piedra ensombrecerse las aguas plateadas
del Duero.

El Duero cruza el corazón de roble
de Iberia y de Castilla.

¡Oh, tierra triste y noble,
la de los altos llanos y yermos y roquedas,
de campos sin arados, regatos ni arboledas;
decrépitas ciudades, caminos sin mesones,
y atónitos palurdos sin danzas ni canciones
que aún van, abandonando el mortecino hogar,
como tus largos ríos, Castilla, hacia la mar!

Castilla miserable, ayer dominadora,
envuelta en sus andrajos desprecia cuanto ignora.
¿Espera, duerme o sueña? ¿La sangre derramada
recueerda, cuando tuvo la fiebre de la espada?
Todo se mueve, fluye, discurre, corre o gira;
cambian la mar y el monte y el ojo que los mira.
¿Pasó? Sobre sus campos aún el fantasma yerra
de un pueblo que ponía a Dios sobre la guerra.

La madre en otro tiempo fecunda en capitanes
madastra es hoy apenas de humiles ganapanes.
Castilla no es aquella tan generosa un día,
cuando Myo Cid Rodrigo el de Vívar volvía,
ufano de su nueva fortuna y su opulencia,
a regalar a Alfonso los huertos de Valencia;
o que, tras la aventura que acreditó sus bríos,
pedía la conquista de los inmenos ríos
indianos de la corte, la madre de soldados,
guerreros y adalides que han de tornar, cargados
de plata y oro, a España, en regios galeones,
para la presa de cuervos, para la lid de leones.
Filósofos nutridos de sopa de convento
contemplan impasibles el amplio firmamento;
y si les llega en sueños, como un rumor distante,
clamor de mercaderes de muelles de Levante,
no acudirán siquiera a preguntar ¿qué pasa?
Y ya la guerra ha abierto las puertas de su casa.

Castilla miserable, ayer dominadora
envuelta en sus harapos desprecia cuanto ignora.

El sol va declinando. De la ciudad lejana
me llega un armonioso tañido de campana
-ya irán a su rosario las enlutadas viejas-
De entre las peñas salen dos lindas comadrejas;
me miran y se alejan, huyendo, y aparecen
de nuevo ¡tan curiosas!...Los campos obscurecen.
Hacia el camino blanco está el mesón abierto
al campo ensombrecido y al pedregal desierto.


ANTONIO MACHADO

Os invito a leer la siguiente noticia...


Maat

17 de julio de 2009

Tal vez no sepas nunca


Tal vez no sepas nunca cuándo y cómo
quise salvar mi amor, tu amor. El nuestro.
Una vez será tarde.
Yo presiento
esa herida que avanza,
ese cierto dolor de no querernos.
Cómo decirte ahora:
mírame aún, así, trata de verme
como soy, duramente.
Con mi ternura. Claro, y mis tormentas.
Cómo decirte: sálvalo, si quieres
y cuídalo. Se te ha ido de las manos,
se me va de la sangre y no regresa.
Cómo decirte que te quiero menos
y que quiero quererte como entonces.
Y que entiendas
y no te cierres más.
Y me dejes creer en ti, de nuevo.
Cómo decirte nada.
Un día será tarde. Tarde y lejos.
JULIA PRILUTZKY

15 de julio de 2009

El azafrán

Hace unos días recibí en mi correo estas bellas imágenes. Al contemplarlas sentí curiosidad por su contenido y me zambullí de pleno por Internet intentando "recolectar" información sobre esta planta que alguien denominó, por razones obvias, "oro rojo".


Con todo ello os dejo. Espero que os resulte interesante.


Información:

http://www.saffron-spain.com/espa/azafran.html

El nuestro:


http://www.madridejos.net/azafran/index.htm


Maat

14 de julio de 2009

Atmósferas, 100 relatos para el mundo






































Estamos en época de vacaciones y las posibilidades de dedicar más tiempo a nuestras lecturas, aumentan. Por eso traigo hasta vosotros el recuerdo del libro que entre todos hicimos posible: "Atmósferas, 100 relatos para el mundo".

En un mail de principios de mes, Javier Ribas notificaba la entrega del importe de 4 Becas a la Fundación Vicente Ferrer (2.600 euros) Ha sido el dinero que ha ido recaudándose gracias a la venta de las distintas ediciones del libro.

Creo que entre todos, de nuevo, podemos dar otro empujón a la venta de más ejemplares. A ver si es posible que, antes de que comience el próximo curso escolar, lleguen algunas "Becas" más hasta Anantapur. Sólo depende de nosotros.

Os dejo la dirección desde dónde se puede adquirir el libro y si le dedicáis un poco de tiempo a esa web, encontraréis datos interesantes.

http://www.erabradomin.org/dif.html

Tengo amigos que lo han comprado directamente en su librería habitual.

Título: "Atmósferas, 100 relatos para el mundo", Editorial Visión Libros

Para los que no tengáis información del tema os invito a leer lo que publiqué en su día en mi blog.
En diferentes entradas hallaréis la explicación de todo el proyecto.


http://blogdemaat.blogspot.com/2009/03/nuestros-relatos-solidarios.html

http://blogdemaat.blogspot.com/2009/04/nuestros-relatos-solidarios-2.html

http://blogdemaat.blogspot.com/2009/04/nuestros-relatos-solidarios-3.html

http://blogdemaat.blogspot.com/2009/04/ambito-geografico-objetivos-resultados.html

Os dejo el vídeo-promoción que también publiqué con anterioridad.

Ya lo sabéis.....¡Entre todos, podemos!





video



Maat

13 de julio de 2009

Terribles coincidencias

Dos miembros de mi familia-mi hermana la mayor y un cuñado- han sufrido en los últimos días y ante unas dolencias que han irrumpido en sus cuerpos, el mismo diagnóstico galeno: "no tengo ni idea lo que puede ser esto". Esa es la respuesta que, más o menos, han recibido los dos en sendas consultas efectuadas a sus médicos respectivos. Mi hermana vive en la provincia de Cáceres. Mi cuñado en Valencia. A él, todavía se lo han puesto un poco más difícil al confirmarle el doctor que le visitó que: "es la primera vez que veo algo asi". Ni una frase de esperanza y consuelo añadida. Tiene tela el asunto. Con la cantidad de palabras que pueden utilizarse para dar una impresión, para transmitir unos ánimos, para paliar en lo posible un temor.

Dentro del mal, mi hermana ha tenido más suerte. Mientras esto escribo, posiblemente, ya estén efectuándole alguna de las pruebas a las que debe someterse para llegar a un diagnóstico.

A mi cuñado lo han condenado a permanecer -el tiempo que "ellos" quieran- pendiente del teléfono, a través del cual le citarán para realizarle el estudio pertinente. Esperamos que no sean meses...

Por encima de todos los temores lógicos que me acompañan sólo centro mi deseo en que ambos familiares tengan la suerte de dar con un médico que "sepa" ver con lo que hay que enfrentarse y, sobre todo, que en la medida de lo posible, les tranquilice el espíritu.

Maat

12 de julio de 2009

La infinita

Pablo Neruda nació el 12 de Julio de 1904.

En su memoria...



Ves estas manos? Han medido
la tierra, han separado
los minerales y los cereales,
han hecho la paz y la guerra,
han derribado las distancias
de todos los mares y ríos,
y sin embargo
cuando te recorren
a tí, pequeña,
grano de trigo, alondra,
no alcanzan a abarcarte,
se cansan alcanzando
las palomas gemelas
que reposan o vuelan en tu pecho,
recorren las distancias de tus piernas,
se enrollan en la luz de tu cintura.
Para mí eres tesoro más cargado
de inmensidad que el mar y sus racimos
y eres blanca y azul y extensa como
pasa la tierra en la vendimia.
En este territorio,
de tus pies a tu frente,
andando, andando, andando,
me pasaré la vida.

PABLO NERUDA



10 de julio de 2009

Poema de la despedida


Te digo adiós y acaso te quiero todavía.
Quizás no he de olvidarte, pero te digo adiós.
No sé si me quisiste...No sé si te quería...
O tal vez nos quisimos demasiado los dos.

Este cariño triste, apasionado y loco,
me lo sembré en el alma para quererte a ti.
No sé si te amé mucho...no sé si te amé poco,
pero si sé que nunca volveré a amar así.

Me queda tu sonrisa dormida en el recuerdo,
y el corazón me dice que no te olvidaré;
pero, al quedarme solo, sabiendo que te pierdo,
tal vez empiece a amarte como jamás te amé.

Te digo adiós, y acaso, con esta despedida
mi más hermoso sueño muere dentro de mí...
Pero te digo adiós, para toda la vida,
aunque toda la vida siga pensando en ti.

JOSÉ ÁNGEL BUESA

9 de julio de 2009

Dispersa

La noche está deliciosa. Por mi balcón se cuela una brisa fresca más propia de otra época del año. Y se agradece. Llevo un rato contemplando la luna que hoy luce henchida en un cielo sin estrellas. Oscuras nubes, de las formas más variadas, están jugando con ella. Todo está en silencio. Es a estas horas-pasadas las 2 de la mañana- cuándo más a gusto estoy. En mi mesa, los folios de la lección 10 del taller literario que estoy realizando y varias fichas en las que tomo apuntes. Pero no consigo concentrarme. Este mediodía, a la hora de comer, han dado una noticia en el telediario de mi Comunidad que me ha dejado perpleja: algunos bancos de alimentos se están quedando sin existencias. Mientras se explicaba este hecho, una cámara de televisión hacia un barrido en una sala de espera abarrotada de mujeres con niños esperando turno para recoger lo que "les tocara en el reparto". Y esa imagen me persigue todo el día.

Los bancos de alimentos funcionan por donativos de empresas y particulares. Pero ya no dan a basto. Uno de los responsables confesaba hoy a un periodista que van a proceder a pedir ayuda "estatal"...

¡Y estamos en el siglo XXI!

Siglo en el que hemos alcanzado un record histórico: el fichaje de un jugador de fútbol por 93 millones de euros y, al que se le ha fijado un sueldo mensual de "algo" más de un millón de la misma moneda.

Sigo sin concentrarme. Y además estoy desvelada. Voy a escuchar música.

Mañana será otro día.

Maat

Premios



Mi amiga Luna me envía sus regalos de tres en tres. Voy a tener que realizar obras en el blog para poder guardarlos.

http://luna-laiaia.blogspot.com/

Muchas gracias carinyet.












Dejo puesta la llave en la vitrina. Cualquiera de estos regalos es vuestro. Tomad el que gustéis.


Maat

8 de julio de 2009

Recital poético

Por si alguien puede asistir y colaborar. Ninguna ayuda resulta pequeña...






Maat

7 de julio de 2009

De visita...

Hace unos días aprovechando que estaba cerca de la Basílica de la Virgen los Desamparados, entré a "saludarla". Era a primera hora de la tarde y la Imagen de la Virgen estaba vuelta hacia su Camarín. Y hasta allí dirigí mis pasos. Tan sólo cinco personas se encontraban en el lugar. Un sacerdote, que dirigía el rezo del rosario y cuatro jóvenes que no sobrepasarían la treintena. Me apeteció unirme a ellos. Intenté recordar la última vez que había rezado un rosario y no conseguí hacerlo. Reconozco que soy una creyente un tanto peculiar. No suelo rezar. Pero sí que en algunas ocasiones me gusta hablar con "mi" Dios. Con la Virgen también charlo de vez en cuando, sobre todo, cuando necesito agradecer algo bueno que me haya ocurrido. Pero no me gusta "pedir". Demasiado trabajo tienen ya...

Y me uní a los rezos. Observando a los jóvenes que me rodeaban, no pude evitar el tratar de adivinar qué motivo les habría llevado hasta allí. ¿Estarían pidiendo un trabajo? ¿Rezarían por algún familiar enfermo? Quizá simplemente habían acudido como yo, para realizar "una visita".
Terminado el rezo del rosario, el sacerdote abandonó el lugar. Al poco tiempo, lo hicieron también las demás personas. Yo me encontraba muy a gusto allí. Se respiraba una tranquilidad especial. Me quedé unos minutos a solas con la imagen de "La Cheperudeta". No pude evitarlo. Comencé a hablarle de mi esposo. Como lo hubiese hecho con una íntima amiga. Laboralmente, las cosas se le han puesto cuesta arriba. Cómo a miles de autónomos de este país. Duerme poco. No consigue descansar. Sufre observando el goteo de empresarios que bajan la persiana agotados. Para siempre. Teme al futuro, cosa que nunca le había ocurrido en los 23 años que lleva trabajando en su empresa. Y me preocupa su salud. Con esa incertidumbre no se puede vivir. El túnel es demasiado largo y la luz del final no se sabe cuando se va a ver. Poco a poco, fui dando rienda suelta a mi alma...

La charla tocaba a su fin. Las luces del Camarín fueron apagándose. El encargado de darle la vuelta a la Imagen estaba cumpliendo con su misión. Al otro lado, varias decenas de fieles esperaban atentos contemplar de nuevo el precioso rostro de la Virgen de los Desamparados. Ya estaba con ellos. Abandoné el lugar emocionada. Con los mismos problemas que cuando llegué. Pero la carga me parecía un poco más ligera.

Iba camino de la parada del autobús cuando, en la Plaza de San Lorenzo, comencé a cruzarme con varios hombres de edad mediana, perfectamente uniformados que, "hacían guardia" en las inmediaciones del Palacio de Benicarló, sede de Las Cortes Valencianas. -Sus señorías están trabajando, pensé. Al final de la calle había más señores uniformados. Vigilaban una hilera de coches de lujo, ¿tantos como señorías en el hemiciclo?. Por un momento, mi oficio de contable afloró y comencé a calcular en pesetas (para grandes cantidades aún recurro a ellas) lo que todo aquello suponía. El vértigo que acompañó a los números que iban resultándome me hizo desistir en el empeño. No valía la pena.
Era un molino de viento contra el que no podía luchar. Pero si pensar. Y vaya que pensé...

El pasado domingo, leyendo a Pérez Reverte en el dominical, recordé todo este episodio. Quiero que tengáis una sonrisa en los labios cuando terminéis de leer mi entrada. Nada mejor que leyendo el artículo que os dejo. No tiene desperdicio. Así sentimos muchos.



Maat

6 de julio de 2009

Así viví mi primer Certamen Literario

Llegamos a Murcia acariciados por una lengua de calor difícilmente soportable. Tag, mi esposo y yo nos tomamos un descanso en el hotel antes de acudir al salón Brenca-Carmoli dónde iba a celebrarse la entrega de premios de Canal Literatura. Tumbada en la cama de mi habitación intenté imaginar cómo sería el resto de la tarde-noche. Traté de serenarme pues las situaciones nuevas y que no controlo me producen cierto nerviosismo. En este caso creo que estaba totalmente justificado. De la tranquilidad y soledad del despacho dónde nació mi relato pasé, casi por arte de magia, a verme finalista de un Certamen en el que no tenía puesta ninguna esperanza. Sólo el participar-por sugerencia de Ramón, mi profesor del taller literario que estoy realizando on line-me hizo sentir premiada. Una privilegiada.


Fuimos los primeros en llegar al salón. Salvatore, esposo de Maria Luisa responsable de la organización del acto, nos dispensó una cariñosa bienvenida. Al poco rato llegó Ramón, con su sonrisa contagiosa y serena. Estaba emocionado. Y no era para menos. Nueve de sus "discípulos" se contaban entre los finalistas.

La cena-exquisita y demasiado copiosa- comenzó puntualmente. Compartimos mesa con dos finalistas: Francisco Molina acompañado por su esposa y José Manuel Aparicio que acudía al acto con su hermano. Desde estas líneas quiero agradecerles nuevamente las expresiones de apoyo y reconocimiento que dispensaron a mi relato. Sus palabras me sirvieron de acicate en esta placentera tarea de escribir. Agradecimiento que hago extensivo a personas anónimas que llegaron hasta mi mesa para dedicarme cariñosos cumplidos. Ellos fueron el verdadero premio que me traje de Murcia en el corazón. Los recordaré siempre.


Los finalistas de Narrativa Breve fuimos nombrados de uno en uno y subimos al escenario montado al efecto para recoger nuestro diploma.


De izquierda a derecha:
Luís Alberto de Cuenca, presidente del jurado.
Carlos Garrido
Maat
Mª José Gancedo
Josep Alias
Lola Sanabria
Pablo de Aguilar
José Manuel Aparicio
Ana (en representación de José Luís Enciso)
Jesús Muñiz
Presentadora del acto

Una vez repartidos los diplomas, se procedió a la lectura de los ganadores.

Primer premio: "El mejor cielo", de José Luís Enciso (Ecatepec-México)

Segundo premio: "Sólo quería besarte", de Carlos Garrido (Tres Cantos-Madrid)

Tercer premio: "Marcelina", de Pablo de Aguilar(Molina de Segura-Murcia)


Premio Especial del Público: "La luna emperlada", de María José Gancedo (Benalmádena-Málaga)

Mi más sincera enhorabuena para todos ellos.

Un divertido sorteo de regalos dio paso al tiempo de baile, preparado como broche final de la jornada.

Personalmente, hubiera permutado la música estridente y bailonga por una buena charla con el resto de finalistas, con los cuales no tuve la oportunidad de cambiar impresiones. Ni siquiera un simple saludo se cruzó entre algunos de nosotros. Era una de las ilusiones que llevé esa noche y que se evaporó. Tampoco tuve la suerte de cambiar ni una palabra con las personas del jurado. Y me hubiera encantado hacerlo. Seguro que algo nuevo y provechoso habría aprendido. Creo que perdimos una buena oportunidad. Todos. Por lo menos, así es como yo lo sentí.

Para terminar, agradecer al jurado que pre-seleccionó los relatos, el que decidiera que "El abuelo" estuviera entre los finalistas. Ha sido una bonita experiencia que he vivido merced a ello.

Mi reconocimiento a los responsables de Canal Literatura por su arduo trabajo en la organización de todo el evento. Mis mejores deseos en ediciones futuras.

Maat









1 de julio de 2009

Soledades

Ellos tienen razón
esa felicidad
al menos con mayúscula
no existe
ah pero si existiera con minúscula
sería semejante a nuestra breve
presoledad

después de la alegría viene la soledad
depués de la plenitud viene la soledad
después del amor viene la soledad

ya sé que es una pobre deformación
pero lo cierto es que en ese durable minuto
uno se siente
solo en el mundo

sin asideros
sin pretextos
sin abrazos
sin rencores
sin las cosas que unen o separan

y en esa sola manera de estar solo
ni siquiera uno se apiada de uno mismo

los datos objetivos son como sigue
hay diez centímetros de silencio
entre tus manos y mis manos
una frontera de palabras no dichas
entre tus labios y mis labios
y algo que brilla así de triste
entre tus ojos y mis ojos

claro que la soledad no viene sola

si se mira por sobre el hombro mustio
de nuestras soledades
se verá un largo y compacto imposible
un sencillo respeto por terceros o cuartos
ese percance de ser buena gente

después de la alegría
después de la plenitud
después del amor
viene la soledad

conforme
pero
qué vendrá después
de la soledad

a veces no me siento
tan solo

si imagino
mejor dicho si sé
que más allá de mi soledad
y de la tuya
otra vez estás vos
aunque sea preguntándote a solas
qué vendrá después
de la soledad.

MARIO BENEDETTI